El Bloqueo que Necesita Maduro para pasar a ser “Victima” como castro en #Cuba #Venezuela

Origen: Así podría salvar Trump a Maduro | Opinión | EL PAÍS

 

El presidente Donald Trump y su equipo están considerando la posibilidad de prohibir la importación de petróleo venezolano a Estados Unidos. El cálculo de la Casa Blanca y otros en el Congreso es que esta sanción asfixiaría la economía venezolana y conduciría a la caída del régimen de Nicolás Maduro. Yo no estoy tan seguro. Veo la posibilidad de que esta medida más bien termine fortaleciendo al Gobierno de Caracas, debilitando a la oposición y agravando la crisis humanitaria que está devastando a los venezolanos.

Trump ha anunciado que impondría severas sanciones económicas a Venezuela si Maduro lleva adelante su intención de convocar comicios para una Asamblea Constituyente. Los más de 500 diputados que saldrían elegidos, en un proceso tutelado y trampeado por el régimen, tendrían la misión de reescribir la Constitución. La fundada preocupación es que la intención de Maduro y sus socios cubanos es la de usar esta nueva Constitución —cuya redacción y aprobación controlarían— para imponer instituciones y políticas económicas como las que imperan en Cuba.

Por otro lado, más de siete millones de venezolanos que participaron en una consulta organizada por la oposición manifestaron su repudio a esta Constituyente. Diversos presidentes y expresidentes de América Latina y Europa, el secretario general de la Organización de Estados Americanos y múltiples organizaciones internacionales han exhortado al Gobierno de Caracas a que suspenda esta iniciativa. Pero Maduro y los suyos reiteran que el proceso es imparable.

De resultar esto cierto, Trump ha prometido sanciones más severas de las que ya hay. El enfoque adoptado por Barack Obama y continuado por Trump ha sido el de identificar con nombre y apellido a corruptos, narcotraficantes, violadores de derechos humanos y otros criminales que ocupan altos cargos en el Gobierno de Venezuela y en sus fuerzas armadas e imponerles fuertes sanciones personales. Pero en ciertos círculos de Washington y de la oposición venezolana estas sanciones son percibidas como insuficientes, y de ahí la propuesta de prohibir la importación de petróleo venezolano a Estados Unidos.

Ni los más fanáticos pueden defender ya la revolución bolivariana sin hacer el ridículo

Hay tres razones por las cuales esta es una mala idea. La primera es que la experiencia histórica en materia de sanciones demuestra que los bloqueos o embargos económicos generales casi nunca logran su objetivo. Hacen sufrir más a la población pero no afectan a los gobiernos y a las élites que lo apoyan.

El caso de Cuba es el mejor ejemplo. En 1962, Estados Unidos le impuso un embargo comercial en respuesta a las confiscaciones de bienes de ciudadanos y empresas norteamericanos. Lejos de desgastar al régimen, su único efecto ha sido el darle una excusa para justificar la crónica catástrofe económica que sufre la isla.

Y hay más ejemplos. Lo que llevó al Gobierno de Irán a la mesa de negociación que culminó en el acuerdo que frenó su programa nuclear no fueron las sanciones económicas que pesan sobre el país desde hace décadas, sino nuevas y muy sofisticadas medidas de castigo dirigidas a altos funcionarios, a sus socios y a su sistema financiero. Vladímir Putin se queja de las sanciones generales que hay contra Rusia, pero mucho más de las que afectan específicamente a las finanzas de sus más cercanos colaboradores y oligarcas amigos.

La segunda razón es que el bloqueo petrolero es innecesario. Sus terribles efectos ya los ha creado Nicolás Maduro. La economía venezolana ha colapsado y desgraciadamente sigue en caída libre. Las reservas en el Banco Central están por debajo de 10.000 millones de dólares, una fracción de lo que deberían ser. La mayor parte de los alimentos, los insumos para producirlos o las medicinas hay que importarlos pagándolos al contado en moneda dura, ya que nadie le da crédito al Gobierno. La trágica realidad es que ya no hay suficientes dólares para importar lo que hace falta para nutrir y medicar adecuadamente a todos los venezolanos. Y esta tragedia la crearon Chávez, Maduro y sus aliados cubanos… solitos. Sin ayuda de Washington.

Y esta es la tercera razón. La tragedia venezolana tiene responsables muy claros. El mundo ya ha entendido que los venezolanos sufren por culpa de la oligarquía chavista que ha gobernado al país durante 18 años bajo la tutela de La Habana. Ahora ni siquiera los simpatizantes más fanáticos pueden defender los resultados de esa revolución bolivariana sin hacer el ridículo. Un bloqueo petrolero impuesto por Donald Trump sería una maravillosa y oportuna tabla de salvación política para Maduro. Trump sería presentado como el responsable del hambre de los venezolanos. Maduro ha venido denunciando la “guerra económica declarada por el imperio del norte contra Venezuela” como la causa de los males del país. El bloqueo petrolero le daría la coartada perfecta.

No lo haga, presidente Trump.

@MoisesNaim

El Gran Error de Juan Manuel Santos con Castro en Cuba respecto a Venezuela

Origen: La última partida de póker de Juan Manuel Santos | Diario de Cuba

Leo en La Patilla, una vibrante web venezolana, que Nicolás Maduro llamó “traidor” a Juan Manuel Santos por haber ido a Cuba a reclutar a Raúl Castro para ponerle fin a la Constituyente que se propone convocar el 30 de julio.

Me parece excesivo. Si lo hubiera calificado de “tonto” o de “ingenuo” hubiese resultado más razonable. Nicolás Maduro es hechura de Raúl Castro. Él y Fidel lo eligieron como virrey para la riquísima colonia sudamericana, se lo “vendieron” a un moribundo Hugo Chávez con la ayuda de Lula da Silva,  y lo sostendrán hasta el último venezolano. La gestión de Santos era ridícula.

Santos (y con él muchos mandatarios hispanoamericanos) no acaba de entender que Raúl Castro, como lo era Fidel, es un tirano comunista, serio y comprometido, que posee un claro sentido de sus lealtades. Raúl no sirvió de puente para salvar de la violencia a los colombianos, algo que probablemente lo complace, sino para rescatar a las FARC en su peor momento, tras las muertes sucesivas de Raúl Reyes, “Mono Jojoy” y Alfonso Cano. En la etapa de los bombardeos aéreos quirúrgicos y los mortíferos drones era una cuestión de tiempo que toda la dirigencia fuera exterminada.

Raúl puede ser una persona amable y risueña con sus interlocutores, pero eso no significa nada. Con esa misma actitud, de la mano de Fidel, su hermano y padre emocional,  mandó fusilar a sus amigos el general Arnaldo Ochoa y el coronel Tony de la Guardia. Su prioridad es “la revolución”, lo que le exige mantenerse en el poder a cualquier costo y tratar de sostener a los proveedores más obsequiosos, como Maduro, el primero de todos.

Recuerdo, con cierto estupor, una reunión que tuve con el presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari en su oficina de Los Pinos. Me acompañaba Juan Suárez-Rivas, entonces vicepresidente de la Unión Liberal Cubana. Junto al gobernante se sentaba su asesor José de Córdoba Montoya. Salinas nos contó que hacía pocas fechas había juntado en el Caribe mexicano a Fidel Castro con los presidentes César Gaviria (Colombia), y Carlos Andrés Pérez (Venezuela), para tratar de ayudar al dictador cubano en su peor momento económico y social, tras la desaparición de la URSS, de los subsidios que recibía y del enterramiento simbólico del marxismo-leninismo.

Fidel Castro, para sorpresa de Salinas, que es un economista educado y racional, los acusó de prestarse al juego desalentador de la CIA, cuando lo que realmente estaba a punto de ocurrir era el colapso del mundo capitalista occidental. El cubano, en su fiera militancia comunista, resultaba indiferente a la realidad. Como lo es Raúl, aunque sepa, desde hace mucho tiempo, que el sistema es un completo desastre. Las anteojeras ideológicas son eso: una exoneración del sentido común y de la necesidad de actuar coherentemente.

Pero lo más interesante es que ninguno de ellos —ni Salinas, ni Gaviria, ni Carlos Andrés Pérez— percibía al comandante como lo que era objetivamente: un aventurero comunista decidido a implantar a tiros el régimen en el que creía. Un enemigo de las ideas republicanas con que se habían forjado las naciones latinoamericanas, que no había vacilado en alentar la creación de movimientos guerrilleros en medio planeta, pero especialmente en Colombia y Venezuela, sin olvidar las guerras africanas de Angola y Etiopía, conflictos bélicos por los que pasaron medio millón de soldados cubanos a lo largo de los 15 años que duraron las batallas y la ocupación.

Juan Manuel Santos es solo el último de los presidentes latinoamericanos que han caído en la trampa de creer que los mandatarios cubanos  —incluido el comandante muerto en noviembre pasado—  eran sus amigos. Raúl Castro lo escuchó e inmediatamente le ordenó a su discípulo Maduro que resistiera rodilla en tierra.

El gran error de cualquier estadista es no saber identificar a sus verdaderos enemigos. Santos lo ha cometido. (No lo cometieron, por cierto, Rómulo Betancourt, Luis Alberto Lacalle, Washington Beltrán y otros pocos gobernantes bien preparados.) Dicen que Santos es un gran jugador de póker. No lo parece. Raúl y Maduro le han ganado la partida. Al menos por ahora.

Bajo Maduro, Venezuela puede llegar a ser como Cuba o Siria (escenarios posibles)

Origen: Bajo Maduro, Venezuela puede llegar a ser como Cuba o Siria | Miami Herald

Nuevo Director de Comunicaciones de Trump visitó Cuba en búsqueda de “oportunidades de negocios” en el 2012

Origen: Nuevo Director de Comunicaciones de Trump visitó Cuba en búsqueda de “oportunidades de negocios” – CiberCuba

Nuevo Director de Comunicaciones de Trump visitó Cuba en búsqueda de "oportunidades de negocios"

El nuevo director de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, ha visitado Cuba anteriormente en más de una ocasión para explorar la posibilidad de comenzar negocios en la isla, según han destacado hoy algunas agencias y medios estadounidenses.

Scaramucci, fundador de la firma global de inversiones SkyBridge Capital, viajó por primera vez a la Isla en 2012, y desde aquel entonces declaró: “Vi que la política estadounidense de acercamiento se dirigía hacia la reconciliación. Entonces, empecé a ponerme en contacto con la gente para tener una idea de si realmente era posible implementar mis proyectos aquí (en Cuba)”.

Entonces, empecé a ponerme en contacto con la gente para tener una idea de si realmente era posible implementar mis proyectos aquí

Cuatro años después, como parte de la Conferencia anual de Alternativas de SkyBridge, Scaramucci compartió mesa sobre el tema insular con el reconocido empresario Hugo Cancio, propietario de la revista OnCuba Magazine y quien vive a caballo entre Miami y La Habana.

“Estamos ansiosos por intercambiar ideas sobre las mejores maneras en que podemos contribuir al desarrollo del país, los servicios y la calidad de vida de los ciudadanos,” dijo en ese entonces Scaramucci.

The Economist: El decepcionante crecimiento económico de América Latina

Origen: The Economist: El decepcionante crecimiento económico de América Latina | Economía | Gestion.pe

 

Al revisar los periódicos latinoamericanos es difícil encontrar signos de una recuperación económica convincente. Es cierto que la producción industrial de Brasil se está recuperando después de una caída de dos años.

La reforma energética de México está comenzando a dar sus frutos, por fin, con un nuevo descubrimiento petrolero por parte de un consorcio internacional. Y los restaurantes peruanos celebraron el “Día Nacional del Pollo a la Brasa” el 16 de julio, con la esperanza de vender un millón de aves, más que los 720,000 del año pasado.

Después de cinco años de desaceleración y una de recesión, América Latina debería registrar un modesto crecimiento económico de 1-1.5% este año, según los pronosticadores. La imagen varía de un país a otro. El retorno al crecimiento en conjunto se debe principalmente a Brasil y Argentina, que están saliendo de recesiones.

La economía de Venezuela está colapsando. México, Chile, Colombia y Perú se expanden a un ritmo lento de 2-3%. Solamente en Centroamérica, República Dominicana y Bolivia están creciendo en un respetable 4% aproximadamente.

Lo que lo hace particularmente preocupante es que las condiciones externas son en general favorables. La economía mundial está cobrando velocidad. Estados Unidos y China, los mayores socios comerciales de la región, están creciendo de buena forma.

Los financieros miran de manera favorable a los gobiernos y empresas latinoamericanas, como ilustra el reciente lanzamiento argentino de un bono a 100 años.

Entonces, ¿por qué la región sigue tan ‘descolorida’? Una respuesta es que el ajuste al final del boom de las materias primas, que benefició a Sudamérica en particular, ha tomado más tiempo de lo esperado. Entre el 2003 y 2010, la industrialización de China impulsó la demanda de minerales, petróleo y alimentos.

Los precios de las materias primas cayeron de forma constante entre el 2010 y 2015. A medida que los ingresos de exportación se contrajeron, las monedas de la región se debilitaron, frenando las importaciones e impulsando la inflación.

La buena noticia es que en muchos países este ajuste externo transcurrió sin problemas y ha terminado en gran medida. El déficit por cuenta corriente de la región se redujo en 1.4 puntos porcentuales del PBI el año pasado (a 2.1%). La inflación está cayendo rápidamente, lo que permite a los bancos centrales recortar las tasas de interés. Eso ofrece la esperanza de una recuperación del crecimiento en el 2018.

Pero América Latina también se enfrenta a un apretón fiscal. El boom de las materias primas aumentó temporalmente los ingresos fiscales. Muchos gobiernos gastaron esta ganancia inesperada, en lugar de invertir o ahorrar.

El déficit fiscal primario (es decir, antes de los pagos de intereses) en la región en su conjunto aumentó de 0.2% del PBI en el 2013 a 2.6% el año pasado. En otras palabras, la deuda pública está aumentando. Muchos gobiernos han comenzado a retractarse. Pocos están en condiciones de preparar la inyección de recuperación.

Hay un segundo factor que frena el repunte: la incertidumbre política. Eso comienza con Donald Trump. Si bien ha acordado renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con México y Canadá, en vez de desecharlo, Trump continúa amenazando con imponer medidas proteccionistas, desalentar la inversión al sur del Río Grande y deportar a millones de mexicanos y centroamericanos.

Hasta ahora, la economía de México se ha mantenido mejor de lo que se temía: el peso es más fuerte ahora de lo que fue antes de la elección de Trump en noviembre pasado. La tasa de crecimiento interanual fue de 2.7% en el primer trimestre de este año. Pero México vive de mes en mes.

La segunda duda se refiere a la política interna. América Latina no volverá a registrar un crecimiento más rápido a menos que haga más para resolver los problemas estructurales que lo impiden.

Estos incluyen una infraestructura inadecuada, educación de mala calidad, impuestos mal diseñados y regulaciones que dificultan los negocios. Solucionar estos problemas requiere liderazgo persuasivo. Pero entre los países más grandes, el único presidente que es aun moderadamente popular es Mauricio Macri de Argentina. En Brasil, Michel Temer tiene una calificación de aprobación del 7% y puede ser retirado de su cargo debido a denuncias de corrupción.

Entre noviembre de este año y octubre del 2018, Chile, Colombia, México y Brasil tendrán elecciones presidenciales (mientras que Argentina tiene importantes elecciones parlamentarias a mediano plazo en octubre). Estos eventos tendrán lugar en medio de una desilusión popular hacia los políticos, causada en parte por la corrupción. En cada uno, existe el riesgo de que un populista triunfe.

No es de extrañar que la inversión siga deprimida. El crecimiento de este año viene principalmente de una pequeña recuperación de las exportaciones y de la sustitución de importaciones.

La primera tarea de los gobiernos es proporcionar a los inversionistas, tanto locales como extranjeros, un grado razonable de certeza política. Más de lo que suele ser el caso, para la comprensión de sus perspectivas económicas, los latinoamericanos deben recurrir a los científicos políticos en lugar de a los economistas.

La experta de la ONU Virginia Dandan hechizada en La Habana y mirando al Malecón #DDHH #ONU #UN #UE

Origen: La experta de la ONU Virginia Dandan ‘alienta’ al Gobierno a firmar los pactos sobre derechos humanos | Diario de Cuba

Una nota de prensa publicada por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos explica que el propósito principal de la visita de Dandan era “ver cómo los derechos humanos se integran en las actividades de solidaridad internacional de Cuba”.

En tal sentido, la experta considera que tales “esfuerzos (…) son tanto más destacables a la luz de los desafíos internacionales a los que se enfrenta para la realización de los derechos humanos en el país”.

Elogia que La Habana tenga “sólidas alianzas con más de 30 países, que se caracterizan por las buenas prácticas que comparte con el resto del mundo” y sobre derechos humamos se circunscribe a hablar de acceso pleno y gratuito a la educación y la salud.

Alaba las “becas disponibles para estudiantes extranjeros” y programas como “Yo sí puedo”, que “se ha reproducido en numerosos países en los que un total de más de 30 millones de personas han sido alfabetizadas”.

La especialista filipina también elogia “la respuesta significativa de Cuba a las crisis de salud y los desastres en el extranjero, como la crisis del Ébola” y destaca “un proyecto de cooperación que envía equipos de emergencia de médicos, enfermeras y otros trabajadores de salud a áreas afectadas por eventos climáticos extremos y epidemias”, en referencia a la brigada Henry Reeve.

Si es cierto que los especialistas médicos participan en estas misiones humanitarias en el extranjero, la mayoría es enviada a trabajar en países a través de contratos de venta de servicios. Gracias a estos convenios el Gobierno cubano se embolsa hasta el 75% de los salarios de los especialistas.

Aunque trabajan en condiciones de semiesclavitud, los profesionales cubanos prefieren participar en estos programas. Resultan un alivio para sus bolsillos en un país donde el salario medio no supera los 30 dólares.

Acerca de la cuestión de los derechos humanos, y ya fuera de sus valoraciones sobre solidaridad internacional, Dandan se limita a “alentar” al Gobierno cubano “a considerar favorablemente la posibilidad de ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, así como sus protocolos facultativos”.

La Habana firmó tales compromisos en Nueva York en 2008, pero después no los ha ratificado, ni tampoco se ha sumado de forma voluntaria, como ha demandado la oposición en la Isla.

Según la nota de prensa, “los hallazgos y las conclusiones completas de la Sra. Dandan serán incluidos en un informe oficial que se presentará al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2018”.

Virginia Dandan fue nombrada experta independiente sobre los derechos humanos y la solidaridad internacional en junio de 2011 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Actualmente se enfoca en la aplicación del contenido normativo de los derechos económicos, sociales y culturales.

Sin embargo, su labor durante la visita a la Isla ha sido ampliamente criticada por varias organizaciones opositoras, a quienes la experta negó incluso su existencia. Algunas le habían hecho llegar informes sobre la situación de los trabajadores cubanos y el sistema de contratación, así como sobre exclusión social y de represión a la disidencia.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) incluso pidió al Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Ra’ad Al Hussein, que reconsiderara el envío de expertos a la Isla.

“El intento de homologación o ‘blanqueo’ de la imagen del Gobierno cubano, pasando por alto la verdadera realidad de Cuba, se ha visto intensificado en los últimos meses por medio de las visitas de Jean Ziegler, Maria Grazia Giammarinaro, y, recientemente, la de la experta Virginia Dandan”, condenó el OCDH.

Afirmó, además, que estas visitas son “controladas por el Gobierno cubano ante la desconcertante aquiescencia de dichos altos funcionarios de la ONU, que lejos de juzgar con imparcialidad y compromiso con las víctimas de las violaciones han querido ‘validar’ la versión del Gobierno sobre la situación de los derechos humanos en Cuba”.

¿Qué poder va a tener el nuevo Presidente de Cuba?

Origen: ¿Qué poder va a tener el nuevo presidente? | Diario de Cuba

Traducido por google

¿Qué poder va a tener el nuevo presidente?

Miguel Díaz-Canel and Raúl Castro. (ENRIQUE DE LA OSA)

Con sólo nueve meses antes general Raúl Castro pasos hacia abajo como presidente de Cuba y las manos el poder a un nuevo líder, casi todo el mundo en la isla, y en todo el mundo, es bastante seguro de que va a ser: el actual vicepresidente primero del el Consejo de Estado y del Consejo de MinistrosMiguel Díaz-Canel .

Por supuesto, en la política lo que se predijo no necesariamente vienen a pasar. Muy diferentes escenarios, no previstos por cualquier persona, podrían surgir. Por ejemplo, si el chavista dictadura cae en Venezuela , la crisis económica y política que esto desencadenaría en Cuba podría hacer que sea muy difícil para un civil para convertirse en presidente. Más bien, es probable que sea uno de los 15 patricios que componen la Junta Militar que realmente es el que manda en el país.

Aunque Mariela Castro , la hija del dictador, dio a entender en España que no puede haber una “sorpresa” en febrero de 2018, hasta ahora todo parece indicar que Díaz-Canel, de hecho, ser el nuevo jefe de Estado, a pesar de que hace no forman parte de la élite militar del castrismo. ¿Qué poder real tendrá él?

Los medios de comunicación y gobernantes de todo el mundo creen que en febrero de 2018 Raúl Castro dejará el cargo. Suponen que, al igual que con los dictadores “normales” que han sido presidentes de sus países, en Cuba cuando Castro deja al gobierno a su sucesor será otro dictador, o tienen poderes para iniciar algo así como la perestroika u otros cambios profundos en la isla.

Gran error. En primer lugar, la dictadura de Castro no es “normal” o tradicional, pero Comunista, que es algo muy diferente. La Constitución cubana (que era el reflejo de los soviéticos) establece que la máxima autoridad de la República no es el Consejo de Estado, el presidente o el jefe del Gobierno, sino más bien el Partido Comunista de Cuba (PCC) . Por lo tanto, constitucionalmente, al menos, la más alta autoridad en la isla es el Primer Secretario del PCC.

Los militares, al mando

En segundo lugar, Fidel Castro nunca aceptó -como en la URSS y otros países-comunista Partido realmente estar por encima de los militares. Su megalomanía se enfrentaron con este principio marxista-leninista y lo convirtió, como comandante en jefe, en una versión caribeña de Luis XIV: ” L’Etat, c’est moi ”  Fue el Estado.

Es decir, el comandante en jefe es el dictador, asistido por una junta militar integrada por 15 generales, coroneles y comandantes, del castrismo crème de la crème . Si alguien duda de si el ejército está a cargo actualmente en Cuba, pueden estar seguros de que es, como toda dictadura se basa en la fuerza, y es militarista por su propia naturaleza. Siempre se rige por un hombre fuerte, que es, obviamente, un militar, rodeado por generales que adular a halagarlo y para promover sus propios intereses. Y si ponen a un civil al frente, él es sólo un peón del jefe militar.

Raúl Castro ha tomado la fijación militar del régimen aún más, incluso la colocación de los militares en el control directo de la economía. Este es un defecto que afectará el civil Díaz-Canel, si la Constitución no se modifica.

No puede ser el dictador constitucionalmente, pero va a ser el comandante en jefe de la FAR (Fuerzas Armadas), una posición que se corresponde con el jefe de Estado, de acuerdo con la actual constitución. Es decir, un civil sería el comandante supremo de los tres ejércitos, la Fuerza Aérea, la Armada, contrainteligencia e inteligencia.

Los hermanos Castro no pensaron en esto cuando en febrero de 1976 se promulgó la actual Constitución, en su propia imagen y semejanza. En ese momento Fidel y Raúl fue del 49 fue de 45, y ambos vieron a sí mismos a la cabeza del poder público por secula seculorum . Pero el hermano mayor murió, y el más joven acaba de cumplir 86, y va a renunciar como jefe de Estado.

Un civil como comandante en jefe?

No importa lo que dice la Constitución, en cada autocracia militar la figura más poderosa es el comandante en jefe. Pero, a partir de febrero Cuba contará con un escenario sin precedentes si un civil es el nuevo comandante supremo de las FAR. Hasta la fecha, los cargos de presidente, jefe del partido y comandante en jefe siempre se han concentrado en una sola persona: Fidel, y luego Raúl.

Ante una falla institucional de ese tipo, tres cosas diferentes podrían ocurrir: 1) Una reunión de la Asamblea Nacional del Poder Popular de repente podría ser llamado para reformar la Constitución 2) general Castro podría llevar al país a la época en que Osvaldo Dorticós era una la cabeza en señal de estado, sin poder real (3) Uno de los miembros más jóvenes de la junta militar podría ser elegido presidente, y reemplazar el primer secretario del PCC en 2021, o cuando Castro II así lo decide, o muere.

La modificación de la Constitución podría consistir en cambiar el liderazgo de las FAR por parte del presidente de una comisión militar omnipotente, al estilo chino, respondiendo a la Oficina de Política y el primer secretario. En referencia a la segunda opción, recordemos que Dorticós era una figura con fines de protocolo, una farsa, encargados de recibir las credenciales de embajadores, asistir a eventos públicos para darles un cierto nivel de política y estatal, la firma de leyes impuestas por Fidel, y que representa Cuba a nivel internacional.

Pero hay una diferencia importante: en el tiempo de Dorticós la Ley Fundamental, escrito por Castro que en febrero de 1959, sustituyó a la Constitución de 1940 y se coloca el primer ministro como jefe de gobierno, el presidente.

Ahora otra Constitución está en vigor, y se asigna la dirección suprema de las FAR para el jefe de Estado. Fidel y Raúl pensaban que eran inmortales. Es decir, si no hay una enmienda constitucional Díaz-Canel sería, formalmente, ser el comandante en jefe.

El jefe del gobierno sin ser el primer secretario del PCC?

Además de esto, no habría otro fiasco político-institucional para resolver. Por primera vez en la historia del castrismo, el primer secretario del PCC, “número uno” de Cuba según la Constitución, no sería el jefe del gobierno.

El nuevo presidente no sería el dictador, pero él sería el presidente del Consejo de Ministros. Esto iría más allá de lo que el faraón y sus generales podrían cumplir. Una Indiferente necesita ser un genio para prever que Castro II emitirá una severa advertencia al nuevo presidente:  .. Usted sabe, Miguelito, usted no es realmente el jefe de nada Esto es todo para la demostración todavía estoy manda aquí “.

En resumen, Díaz-Canel, para decirlo como Homero en La Ilíada , no tiene la areté (excelencia) a ser un dictador. Ellos no van a dejar que le sirven como comandante en jefe. Él no será capaz de dar órdenes a un cabo. Tampoco a ser realmente el jefe del gobierno.

Por lo tanto, en lugar de ser el Mikhail Gorbachev de que a muchos les gustaría ver a marcar el comienzo de un cambio en Cuba, el nuevo presidente proyectada parece que va a emular a Dorticós, no importa lo que dice la Constitución. Después de todo, en la isla de todo el mundo le llama “presidente”, a pesar de que todos sabían que en realidad no lo era.

 

Raúl Castro reconoce los errores y aposta por el Trabajo “por cuenta propia” y las cooperativas No estatales

Origen: Raúl Castro se hace responsable de los errores cometidos en la implementación del trabajo por cuenta propia en la isla – Periódico Cubano

 

Buena parte del discurso pronunciado por el gobernante Raúl Castro durante la clausura de la sesión del Parlamento cubano, se lo dedicó a hablar sobre el desarrollo del trabajo por cuenta propia, de los errores cometidos y de lo necesario que es para el país, este tipo de gestión.

Al respecto dijo Raúl; “considero conveniente enfatizar que no hemos renunciado al despliegue y desarrollo del trabajo por cuenta propia, ni a proseguir el experimento de las cooperativas no agropecuarias. No vamos a retroceder ni a detenernos, ni tampoco permitir estigmas y prejuicios hacia el sector no estatal”.Es evidente que ese sector emergente es necesario en la isla, en primer lugar para evitar altas cifras de desempleo, en segundo lugar para garantizar servicios básicos que la empresa estatal socialista no lo pudo hacer, en tercer lugar para buscar más eficiencia y calidad en los servicios, otra debilidad de la empresa estatal, a lo se le puede agregar, para garantizar la atención al incremento en el flujo de turistas que llegan a la isla, a través de las casas y habitaciones particulares para la renta y los conocidos paladares, ya oficialmente reconocido por el Ministro de Turismo.

Y prosigue “no olvidemos que el ritmo y la profundidad de los cambios que debemos introducir en nuestro modelo deben estar condicionados por la capacidad que tengamos de hacer las cosas bien y rectificar oportunamente ante cualquier desviación”.

Criticó a funcionarios que se encargan de llevar este proyecto—implementación del trabajo por cuenta propia– hacia adelante, señalando que han sido superficiales y entusiastas y deseosos de avanzar sin tener la calidad para ello.

Recalcó; “es necesario cumplir lo que hemos acordado, lo necesita el país y también la Revolución. El deseo de hacer cosas rápidas sin una preparación correcta, en primer lugar, de los que tienen que aplicar las medidas, conduce a todos esos errores, y después criticamos a los que no debemos criticar”.

“Se han cometido hechos delictivos, existen informaciones de casos donde una misma persona tiene ya dos, tres, cuatro y hasta cinco restaurantes. No en una provincia, sino en varias, una persona que ha viajado más de 30 veces a diferentes países. ¿De dónde sacó el dinero? ¿Cómo lo hizo? Todos esos problemas existen; pero no debemos emplearlo como pretexto para criticar una decisión que es justa”.

Más adelante agregó; Decidimos hacer las cooperativas, probamos con algunas e inmediatamente nos lanzamos a hacer decenas de cooperativas de la construcción, ¿nadie ha analizado las consecuencias que eso trajo y los problemas que esa precipitación ha creado?, por mencionar una sola. Y como esas, hay unas cuantas. Eso es lo que quiero expresar en palabras sencillas y modestas, ¿De quién son esos errores? De nosotros principalmente, de los dirigentes que hemos elaborado esa política, aunque en consulta con el pueblo, con la aprobación del Parlamento, del último Congreso, de la última reunión que tuvimos aquí el pasado mes, para aprobar todos estos documentos que mencioné al principio de mis palabras. Esa es la realidad. No tratemos de tapar el sol con un dedo. Errores son errores, y son errores nuestros, y si vamos a medir por la jerarquía entre nosotros, son errores míos en primer lugar, porque soy parte de esa decisión. Esa es la realidad.

Los Libros que debes Leer antes de ir a la Escuela #Cuba

Origen: Mambí en Acción: Así somete al hambre y la miseria al pueblo cubano la #dictaduracomunista en #Cuba

CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO

Convención sobre los Derechos del Niño 
Lea y descubra cómo se violan los Derechos del Niño en Cuba

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

Declaración Universal de Derechos Humanos 
Lea y descubra cómo se violan los Derechos Humanos en Cuba

DE LA DICTADURA A LA DEMOCRACIA – GENE SHARP

De la Dictadura a la Democracia - Gene Sharp 
Un libro imprescindible para activistas de los Derechos Humanos

#Venezuela: En consulta popular para activar la lucha definitiva contra Maduro – Univision

Origen: El plebiscito de Venezuela: una consulta popular para activar la lucha definitiva contra Maduro – Univision

El plebiscito de Venezuela: una consulta popular para activar la lucha definitiva contra Maduro

Después de más de cien días consecutivos de protestas ciudadanas, la oposición ha convocado una votación para plantarle cara al presidente Maduro en un acto que podría representar un punto de inflexión en la crisis venezolana.

Un voto simbólico en un momento de crisis: te explicamos la consulta popular en Venezuela Univision

CARACAS, Venezuela.- La oposición venezolana realiza este domingo un plebiscito que busca frenar la instalación de la Asamblea Constituyente impuesta por el presidente Nicolás Maduro y sentar las bases de un ‘Gobierno de Unión Nacional’. La disidencia espera que el denominado ‘Proceso Nacional de Decisión Soberana’ se convierta en la mayor demostración de desobediencia civil en la historia del país, y marque un punto de inflexión en la “fase decisiva de la lucha por la democracia”.

No se trata de un evento electoral cualquiera. El jefe del Parlamento, Julio Borges, señaló que el resultado de esta consulta popular impulsará “el levantamiento democrático en la totalidad del territorio nacional y la activación de la ‘Hora Cero’” contra el régimen de Maduro, que desde comienzos de abril enfrenta una ola de protestas que ya ha arrojado más de 90 muertos.
RELACIONADO
Un grupo de manifestantes de la oposición grita consignas contra el gobi...
¿En qué consiste el plebiscito convocado por la oposición venezolana el domingo para enfrentar la Constituyente de Maduro?

Todos los venezolanos podrán participar, incluidos aquellos que residen en el exterior. No necesitan estar inscritos en el Registro Electoral, conformado por 19.8 millones de ciudadanos. Solo deben ser mayores de 18 años y tener su cédula o pasaporte (vigente o no). Los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y las organizaciones de la sociedad civil que llevan adelante esta iniciativa desplegaron 2,030 centros de votación en el territorio nacional, y otros 612 en 532 ciudades de 82 países.

Maduro tacha al plebiscito de “ilegal” y “golpista”. El ataque no se ha limitado al discurso: el Consejo Nacional Electoral decidió efectuar este mismo domingo unsimulacro de las elecciones de los integrantes de la Constituyente del 30 de julio. Además, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) dijo que solicitaría al Tribunal Supremo de Justicia detener la votación, y la Comisión Nacional de Telecomunicaciones prohibió a los medios usar la expresión “consulta popular” para referirse a esta jornada.

Ojos del mundo

Los rectores de las principales universidades del país se comprometieron a garantizar la transparencia y seriedad del plebiscito, que además contará con un equipo de observadores internacionales encabezado por los expresidentes Vicente Fox (México), Andrés Pastrana (Colombia), Jorge Quiroga Ramírez (Bolivia), y Miguel Ángel Rodríguez y Laura Chinchilla, ambos de Costa Rica.

Una mujer sostiene un cartel en una protesta contra el presidente Maduro...
Una mujer sostiene un cartel en una protesta contra el presidente Maduro en Caracas. La votación se producirá después de más de cien días consecutivos de manifestaciones ciudadanas. Carlos Garcia Rawlins /Reuters

La consulta popular ha concitado la atención del mundo. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, manifestó que este proceso tiene como fin “detener el colapso definitivo de la institucionalidad del país”; al tiempo que la oficina del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos exhortó al régimen chavista a “respetar los deseos de quienes quieren participar en la consulta popular”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, consideró que “es urgente una concertación nacional entre gobierno y oposición con dos grandes objetivos: erradicar la violencia, los abusos, el fanatismo y preservar un camino constitucional concertado”. A juicio del diplomático portugués, “la salida es el acuerdo, con elecciones, respeto a los derechos fundamentales y respeto a los poderes constitucionales”.

RELACIONADO
Hasta este miércoles se habían habilitado al menos 126 puntos de votación.
En estas ciudades de EEUU los venezolanos saldrán a votar en el plebiscito de este domingo

A pesar de que la comunidad internacional apuesta por la negociación, la tensión política no ha dejado de aumentar desde que a finales de marzo el Tribunal Supremo de Justicia, dominado por el oficialismo, dictó dos sentencias que en la práctica inhabilitaron al Parlamento de mayoría opositora. Esa decisión desató las protestas en las calles que ya llevan más de cien días consecutivos en las calles de las principales ciudades del país.

Los fallos judiciales provocaron también un quiebre dentro de las filas chavistas cuando la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, alertó sobre la “ruptura del orden constitucional” y acusó al Presidente de perpetrar un golpe de Estado. El esposo de Ortega Díaz y diputado del PSUV, Germán Ferrer, ha dicho que la pareja votará este domingo.

Echándole más leña al fuego del descontento social, Maduro convocó una Constituyente para reescribir la Carta Magna, “aniquilar” a la oposición, cerrar el Parlamento, remover a la jefa del Ministerio Público y, en definitiva, diseñar un Estado a su medida. “Ningún dictador es eterno. Maduro quiere instalar una Constituyente para quedarse en el poder para siempre. No lo vamos a permitir”, ha respondido el presidente de la Cámara, Julio Borges, convencido de que la consulta popular será clave para “la sustitución del régimen dictatorial” de Maduro.

Pero hasta el momento, las agresiones del oficialismo y sus instituciones han insuflado más ánimo a las huestes opositoras. La votación de este domingo, el “Proceso Nacional de Decisión Soberana”, es hasta la fecha la máxima expresión del desconocimiento del régimen, en el marco del llamado a la desobediencia civil lanzado por la disidencia contra lo que califica como una dictadura. “Si una inmensa mayoría se expresa como lo vaticinan las proyecciones, el lunes amanecerá otra Venezuela”, enfatizó Capriles Radonski.