“Después de años idealizando a Cuba, me di cuenta de que allí no puedo vivir” La #Cuba bella solo existe en t u mente.

https://www.cibercuba.com/noticias/2017-09-23-u192519-e192519-despues-llevar-anos-idealizando-cuba-me-di-cuenta-alli-no-puedo

Ha elegido llamarse Lidia. El nombre es falso, pero su historia es real. Para hacer esta entrevista sólo puso dos condiciones. "Oye, si ganas algo con esto, comparte. Y no pongas mi nombre, que me voy ya para La Habana".

Lidia se fue de Cuba en 1998 en pleno periodo especial. Subió al avión en el aeropuerto José Martí y aterrizó en Madrid. Otro mundo. Sin apagones ni colas. La nostalgia hizo que olvidara cómo se vive en un barrio de la periferia habanera, donde las calles están rotas de toda la vida. Desde que ella tiene uso de razón. Pasó trece años en Europa, pero en 2011 la crisis económica que hundió España y dejó a más de cuatro millones de españoles sin trabajo, cambió su vida. "La crisis nos estaba golpeando y antes de que las cosas se pusieran feas, vendimos todo y nos fuimos para Cuba". Otra vez en la casilla de salida.

¿Por qué decidió repatriarse?

Porque a pesar de llevar tantos años aquí (en España), no me gustaba la vida en España. Y como la crisis nos estaba golpeando, antes de que las cosas se pusieran feas económicamente, vendimos todo y nos fuimos para allá mi marido (español), mi hija (española) y yo. Era algo muy lindo para mí porque yo recordaba la Cuba que dejé, los valores y la honradez de nuestro tiempo, la sencillez y el desinterés por las cosas materiales que había cuando yo vivía allí.

¿Cómo convenció a su hija española y adolescente para vivir en Cuba?

A mi hija, de 14 años, le decía que allí todo le iba a ir muy bien, que con poco se vivía y a ella le gustaba Cuba por sus primas.

¿Le costó mucho tiempo tomar la decisión de regresar?

No me llevó ningún tiempo decidirme. En menos de dos meses nos fuimos. Desde que nos lo planteamos mi marido y yo porque a él le encantaba Cuba.

Usted ha regresado a España. ¿Sirvió de algo la aventura?

Como experiencia me sirvió para darme cuenta de que allí no quiero vivir, que allí no hay futuro para mi hija y que no puedo adaptarme a la estrechez de mente y manipulación descarada que hay. No puedo adaptarme a esa vida de consignas sin sentido y de irrealidad. Claro que me gusta ir, pero de vacaciones, a ver a mi familia y amigos solamente.

¿Tan mal le fue?

Los primeros meses fui muy feliz, la verdad, pero cuando pasó el tiempo y vi que mi hija no se adaptaba, empecé a sentirme mal, pero por ella, no por mí. No me arrepentí de haber vuelto a pesar de que se me hacía difícil adaptarme a la vida de allí. Pero ya mi hija no se sentía bien y además hubo problemas personales que fueron el detonante para regresar a España. Me decepcioné de muchas cosas.

¿Le mortificó la idea de tener que regresar después de tantos años, del qué dirán?

Para nada me mortificó volver a Cuba. Al contrario, me mortificó tener que regresar a España. Pero ahora me siento muy bien aquí.

¿Fue complicado el proceso para sacar el carnet de identidad, la libreta…?

No, el proceso para la libreta y el carnet fue rápido y sin complicaciones.

¿Cuánto aguantó en Cuba?

Allí estuvimos dos años y medio.

¿Siente que fue un fracaso venderlo todo, regresar y tener que volver a empezar en España?

Para nada sentí que fuera un fracaso volver a Cuba. Era más bien un anhelo, sólo que no fue como esperaba. Ya no me sentía parte de aquello. Me chocaban muchas cosas, pero estaba feliz. Hay que ser realista. Por otra parte me daba cuenta de que allí mi hija no tenía ningún futuro. Además a ella no le gustó vivir allí y mi marido se obstinó también de tantas trabas para todo. Así que en menos de un mes también dijimos pues a volver y aquí estamos, ya desde marzo de 2014.

Mi hija tenía 14 años cuando nos fuimos a Cuba. Ella lo recuerda con cariño. Se hizo de amigos allí y se divirtió mucho, pero el atraso en la tecnología y la falta de todo no le gustó. Por eso no quiere vivir allí, aunque sí ir y pasarse uno o dos meses. De hecho su mejor amiga es una muchachita cubana. Ella la adora.

¿Si volviera a venir una crisis en España, volvería a repatriarse?

No. A vivir a Cuba no vuelvo. A pasarme uno o dos meses de vacaciones sí.

¿Cambiaría algo de su historia?

No cambiaría nada de mi historia porque el haber vuelto a Cuba después de llevar trece años viviendo aquí, idealizándola, me hizo darme cuenta de que allá no puedo vivir con la manera de pensar que tengo ahora.

¿Cree que la gente que tiene ganas de volver y no lo hace por miedo debería hacerlo?

Yo creo que todo el que quiera volver, debería hacerlo y así sabrían qué es lo que de verdad quieren. Uno sueña con volver, pero a la Cuba que dejó y cuando llega todo ese sueño se desvanece y empiezas a decepcionarte poquito a poco de todo.

¿De qué se decepcionó?

Aquello es irracional. De la falta de derechos, de las reuniones absurdas y de tanta hipocresía. En mi edificio, la más chivatona es la más negociante. El jefe de sector era amigo suyo, aún sabiendo que vendia aceite. Eso me chocó, que la gente no pueda vender lo que le da la gana y vivir como le dé la gana. Ésa podía vender porque es chivatona, pero todos los demás, escondidos. Esa chivatona no sale de la persiana mirando todo lo que pasa en el barrio y como tiene teléfono llama a la policía cada vez que ella cree que ha visto algo raro. Además de chivata es mentirosa y compra todo lo que le lleven: ¡hasta carne de res!

¿Qué había cambiado tanto en Cuba en 13 años?

Allí las mujeres sólo quieren ‘papis’ con ‘fulas’ aunque las traten como putas. Hay muchos envidiosos.

¿Cómo fue empezar de cero en España?

Un poco jodido porque cuando volvimos, vinimos para otro lugar, pero una vez que ya encontramos trabajo todo se fue nivelando. Los padres de mi marido nos ayudaron un poco, hasta que salimos a flote de nuevo. En un año ya nos recuperamos. Estamos bien. Mejor que antes de irnos. Además ahora vivo en una gran ciudad, que me encanta. Estoy súper contenta. Mi hija también está muy contenta. Ahora sí puedo decir que me gusta España.

Anuncios

En Ausencia de una Asamblea Nacional que respalde los intereses del Pueblo. Exigimos!!! #Cuba

https://www.martinoticias.com/a/fundacion-derechos-humanos-cuba-pide-a-raul-castro/153153.html

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), establecida en 1992 para promover una transición no violenta en la isla, emitió un comunicado para exigir responsabilidades al gobierno de la isla en medio de desastre dejado por el huracán Irma.

A continuación transcribimos el texto íntegro:

Exigimos al gobierno cubano que se inhiba de sacar provecho de esta catástrofe valiéndose de su monopolio estatal sobre el comercio, las aduanas y la banca. El Estado debe limitar sus gestiones de donativos al ámbito de otros gobiernos y organizaciones multilaterales.

El modo en que vienen actuando las autoridades indica que mientras muchos cubanos han perdido todo, el gobierno cubano ha perdido todo sentido de responsabilidad y decencia. Exhortar a potenciales donantes a canalizar su generosidad preferentemente en dinero y depositándolo en una cuenta del Banco Financiero -propiedad del consorcio militar GAESA- como ha promovido una hija del dictador cubano, es una obscenidad. Vender a las víctimas donativos internacionales que fueron recibidos para ellos de manera gratuita, es una canallada. Priorizar la reparación de hoteles, pertenecientes al mismo consorcio militar, mientras se reparten promesas abstractas -sin calendario de cumplimiento- a los damnificados, es inhumano.

Por todo lo anterior emplazamos públicamente a Raúl Castro a:

  1. Respetar el derecho ciudadano a ejercer individual y colectivamente la solidaridad nacional e internacional para recolectar, recibir y distribuir directamente dinero y donaciones en especie de amigos en la isla y a través de organizaciones de la sociedad civil global.
  2. Liberar por un año de impuestos aduanales y de importación la entrada a Cuba de alimentos, ropa, medicinas, materiales de construcción, así como de muebles y útiles de aseo y limpieza.
  3. Reducir de inmediato en un 80% los precios de las tiendas estatales a los productos básicos y de la construcción que hoy están inflados con precios que les permiten ganancias entre el 200 al 500% al estado cubano.
  4. Reducir el precio de las comunicaciones –teléfono e internet– en un 50% y aumentar el número de puntos WiFi.
  5. Aceptar la propuesta presentada hace más de un año por Google –a la que el gobierno cubano se ha negado hasta ahora- o la de otra compañía que como aquella ofrezca instalar de inmediato Internet de alta velocidad en todo el país, gratis y con calidad.
  6. Liberar de impuestos estatales de todo tipo al sector privado nacional por un año.
  7. Permitir al sector nacional privado todas las actividades económicas que ya han sido aprobadas a empresas extranjeras, sin restricciones a la dimensión de la inversión ni área de actividad.
  8. Autorizar a los sectores privado nacional y extranjero a ejercer el comercio de exportación e importación y la venta mayorista y minorista en todo el territorio nacional.
  9. Poner fin a la venta forzada a acopio de la producción agrícola y pecuaria, y traspasar definitivamente la propiedad de las tierras a aquellos campesinos dedicados a la producción de alimentos.
  10. Autorizar la gestión, recepcióny distribución directa por y para los ciudadanos cubanos de microcréditos para que puedan de inmediato desarrollar iniciativas vinculadas a la producción de alimentos, muebles, útiles para el hogar y aseo, así como para la reparación de viviendas.

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba se compromete a trabajar con la sociedad civil global y la comunidad internacional en la obtención de recursos siempre que, al cumplirse estos principios, vayan destinados genuinamente a la recuperación de Cuba.

Septiembre 20, 2017

Todo lo que se sabe sobre ataque sónico a Diplomáticos de #USA y Canadá en #Cuba

http://www.americateve.com/raul-castro-perplejo-ataques-diplomaticos-n966026?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

Raúl Castro, perplejo por ataques a diplomáticos

LA HABANA (AP) — Raúl Castro parecía confundido.

0003744886.jpg
Associated Press

0003747346.jpg
Associated Press

0003744905.jpg
Associated Press

0003747365.jpg
Associated Press

f_izq2.png
f_der2.png

El presidente de Cuba contactó al diplomático estadounidense de mayor rango en La Habana para abordar las graves preocupaciones de Washington por las afectaciones a la salud que varios de sus diplomáticos sufrieron en la capital cubana. Se habló de “ataques sónicos” y hubo una sutil amenaza de repercusiones por parte de Estados Unidos, que hasta hace poco era enemigo jurado de la isla.

Lo que el presidente cubano hizo a continuación sorprendió a Washington, dijeron a The Associated Press varios funcionarios estadounidenses con conocimiento de lo sucedido.

En una inusual conversación cara a cara, Castro le dijo al embajador Jeffrey DeLaurentis que estaba igual de perplejo, y preocupado. Como era de esperar, Castro negó cualquier responsabilidad. Pero los funcionarios estadounidenses fueron sorprendidos por la manera como respondió, sin la actitud de indignación que pudiera esperarse.

Los cubanos incluso se ofrecieron a permitir el ingreso del FBI a La Habana para que investigara. Aunque la cooperación entre Estados Unidos y Cuba ha mejorado recientemente, el nivel de acceso resultaba extraordinario.

“Algunos países no quieren más agentes del FBI en su país de los necesarios, y ese número podría ser cero”, dijo Leo Taddeo, un supervisor retirado del FBI que trabajó en el extranjero. Cuba está en ese grupo.

La lista de víctimas estadounidenses confirmadas era mucho menor el 17 de febrero, cuando Estados Unidos presentó su queja inicial ante las autoridades de Cuba. Hoy día, el número de casos “con confirmación médica” es de 21, además de varios canadienses afectados. Algunos estadounidenses sufrieron pérdida auditiva permanente o lesiones cerebrales leves, incidentes que han causado alarma en la unida comunidad diplomática de La Habana.

Por lo menos otra nación, Francia, ha realizado pruebas a su personal diplomático en busca de posibles lesiones a causa de dispositivos sónicos, de acuerdo con información que llegó a la AP.

Sin embargo, varios funcionarios estadounidenses afirman que existen verdaderas razones para cuestionar si es que Cuba perpetró una campaña clandestina de agresiones. Los funcionarios no estaban autorizados a hablar sobre la investigación en curso y exigieron mantener el anonimato.

A menudo, los cubanos reaccionan con indignación cuando Estados Unidos los acusa de asuntos como acoso a diplomáticos estadounidenses o de fuertes medidas en contra de los disidentes cubanos. Pero en esta ocasión, aunque Castro negó que su gobierno estuviera involucrado, no negó que algo preocupante hubiera pasado en suelo cubano.

¿Acaso el panorama era más complejo? Los investigadores consideraron que tal vez una facción disidente de las fuerzas de seguridad de Cuba haya actuado, posiblemente en combinación con otro país, como Rusia o Corea del Norte.

No obstante, el descontento aumenta en Washington. El viernes, cinco senadores republicanos escribieron al secretario de Estado Rex Tillerson para exigirle que expulse a todos los diplomáticos cubanos en Estados Unidos y cierre la recién abierta embajada en La Habana.

“La desatención de Cuba a su deber de proteger a nuestros diplomáticos y sus familias no puede quedar libre de protestas”, dijeron los legisladores, entre los cuales se encontraba el senador por Florida Marco Rubio, un prominente cubano-estadounidense.

___

Durante décadas, Cuba y Estados Unidos han acosado mutuamente a sus diplomáticos. Los cubanos podrían ingresar a las viviendas y reacomodar los muebles o dejar heces en retretes. Los estadounidenses podrían realizar allanamientos descarados y detenciones de tránsito, pinchar neumáticos o romper luces de vehículos.

Pero esas acciones eran para molestar, no para lastimar.

Lo que los diplomáticos estadounidenses comenzaron a reportar en noviembre pasado fue completamente distinto.

Los diplomáticos y sus familiares enfermaban. Algunos describieron sonidos extraños e inexplicables, incluidos sonidos agudos y de machaqueo. Algunas víctimas relataron que entraban y salían de lo que parecía ser la zona de influencia de una potente onda auditiva que afectaba zonas específicas dentro de una habitación, reportó la AP esta semana.

En ese momento, Washington y La Habana se encontraban en una modalidad de desenfrenada cooperación, trabajando febrilmente para garantizar el progreso en varios asuntos, desde el acceso a internet hasta las reglas migratorias, antes de que finalizara la presidencia de Barack Obama. El sorpresivo triunfo electoral de Donald Trump el 8 de noviembre significó que pronto estaría al frente un presidente que había amenazado con revertir la distensión.

Mientras Estados Unidos se preparaba para un nuevo e impredecible gobierno, Cuba también enfrentaba un punto de inflexión.

Fidel Castro falleció el 25 de noviembre. El revolucionario había gobernado durante casi medio siglo antes de cederle el poder a su hermano, Raúl, en sus últimos años de vida. Para nadie era secreto en Cuba que Fidel, junto con algunos simpatizantes dentro del gobierno, no estaban cómodos con el acercamiento de Raúl Castro con Washington.

“Hay una lucha por el alma de su revolución”, dijo Michael Parmly, quien encabezó la misión diplomática de Estados Unidos en La Habana de 2005 a 2008. “Es muy posible que existan elementos disidentes”.

___

Cuando los primeros diplomáticos denunciaron sus inexplicables síntomas y episodios, Estados Unidos no sacó conclusiones. Le tomó semanas para que funcionarios de la embajada vincularan diversos incidentes y se confirmara que varias víctimas habían sufrido daños a su salud.

Para cuando Obama dejó la Casa Blanca el 20 de enero, los relatos de misteriosas enfermedades llegaron a oídos de algunos funcionarios en Washington. Los rumores de ataques sónicos no habían alcanzado a las altas esferas de la Casa Blanca ni al Departamento de Estado, dijeron a la AP tres ex funcionarios federales.

Una vez que Trump asumió la presidencia, comenzó a surgir un panorama más claro.

El 17 de febrero, Estados Unidos se quejó ante la embajada de Cuba en Washington y ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de La Habana.

Poco después, Castro buscó directamente a DeLaurentis.

Los ataques cesaron por un tiempo. Pero varios funcionarios estadounidenses dicen que la razón de ello no es clara.

No pasó mucho tiempo antes de que los incidentes se volvieran a presentar, de forma tan misteriosa como habían cesado.

___

Después, los canadienses resultaron afectados.

Entre marzo y mayo, en entre 5 y 10 viviendas se reportaron síntomas como náuseas, jaquecas y hemorragia nasal, dijo un funcionario canadiense con conocimiento de la investigación de su país.

Esos ataques también cesaron.

¿Quién querría atacar a Estados Unidos y a su vecino del norte?

Cuba no tiene diferencias abiertas con Canadá. Pero quizá los canadienses fueron blanco para encubrir los motivos y despistar a los investigadores, otra posibilidad que las autoridades estadounidenses aún no descartan.

Los canadienses hicieron pruebas a su personal en La Habana y llevaron a algunos a casa, dijo el funcionario canadiense.

En busca de sus propias respuestas, la embajada de Estados Unidos realizó exámenes médicos a los diplomáticos. Muchos fueron enviados a la Universidad de Miami para exámenes más exhaustivos. El Departamento de Estado se asesoró con médicos en la Universidad Johns Hopkins y la Universidad de Pensilvania. El gobierno le pidió a esas instituciones que mantuvieran en privado lo que sabían.

___

En los círculos diplomáticos de La Habana había ansiedad. La embajada de Francia realizó pruebas a sus empleados después de que un miembro del personal expresara preocupaciones de salud, de acuerdo con un diplomático francés con conocimiento del asunto. Falsa alarma: las pruebas no revelaron indicios de daño concordante con un ataque sónico.

El FBI viajó a La Habana e investigó en algunas de las habitaciones en donde se reportaron ataques _una lista en la que se incluyen viviendas y al menos un hotel: el Capri, de administración española, donde a veces se alojan funcionarios estadounidenses_. La Real Policía Montada de Canadá también viajó a la isla. Ninguna de las agencias de seguridad encontró algún tipo de dispositivo sónico, señalaron varios funcionarios a AP.

Para el 23 de mayo, Estados Unidos aún no tenía respuestas. Pero tenía que hacer algo. El gobierno de Trump expulsó de Washington a dos diplomáticos cubanos en protesta por la falta de protección del gobierno comunista a los representantes estadounidenses.

En ese momento, ninguna de las dos naciones reveló la expulsión. Cuba no tomó represalias.

El mes siguiente, Trump impuso algunas restricciones de viaje entre los dos rivales de la Guerra Fría. Pero no hubo señales de que se tratara de una sanción al gobierno de Castro por los ataques. Trump mantuvo intactos varios de los principales elementos del descongelamiento general de Obama, incluida la reapertura de embajadas por parte de las dos naciones.

___

Los diplomáticos sufrieron en silencio hasta el 9 de agosto.

Reportes noticiosos finalmente provocaron que el Departamento de Estado reconociera públicamente “incidentes que han causado diversos síntomas físicos” que seguían bajo investigación. La AP supo que entre los síntomas se incluían problemas de concentración o para recordar palabras comunes.

Dos semanas después, Estados Unidos reportó que al menos 16 estadounidenses presentaban síntomas. Pero el Departamento de Estado dijo en ese momento que los incidentes “no continuaban”.

Sin embargo, la cifra seguía en aumento _ primero a 19 víctimas y esta semana llegó a 21.

En tanto, el Departamento de Estado tuvo que retirar sus garantías de que los ataques habían cesado hace tiempo. El 21 de agosto hubo un nuevo incidente.

“La realidad es que no sabemos qué o quién ha causado esto”, dijo el jueves la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. “Es por eso que la investigación continúa abierta”.

___

Lederman reportó desde Washington y Gillies desde Toronto. Los periodistas de Associated Press Angela Charlton en París, Jake Pearson en Nueva York, y Matthew Lee, Bradley Klapper y Sadie Gurman en Washington contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

Visado y residencia en #Ecuador para Profesionales

Ecuador es un atractivo para el profesional extranjero, Los profesionales, científicos e intelectuales, personal de apoyo administrativo y trabajadores de servicios y comercio son los que más ingresaron el 2014 como emigrantes de otras naciones, ciudadanos provenientes de Colombia, Venezuela, Estados Unidos, España, entre otros, son los que más llegan a este llamativo territorio.

Trámites de Visado

pasaporte visaTan pronto se arribe a Ecuador, deben hacer los trámites necesarios para reconocimiento de título, obtener visa de inmigrante, cédula y así poder ejercer su profesión en el país o simplemente trabajar en lo que deseen.

Visa 12-XI Convenio Migratorio: Petición formal de visa no inmigrante, además del Formulario solicitud de visa no inmigrante con foto carnet o pasaporte fondo blanco. Copia del pasaporte, copia con sello de la última entrada a Ecuador (VISA T3) Récord migratorio, este se saca en Av. Amazonas y Av. De La Republica frente al C.C El Jardín, costo 5 dólares y con entrega inmediata, mostrando pasaporte y extracto bancario con equivalente a 500 dólares (Estado de cuenta corriente o ahorros y anexar una captura de pantalla de la conversión a dólares), es decir, convertir 500 dólares a bolívares usando el Google converter. Se coloca arriba 500US$ y abajo Venezuelan Bolivar, se convierte y esa página se imprime. Ese es el monto que debes tener en el estado de cuenta en Bolívares.

visas para ecuador

Visa 9-V Profesional: Se saca en Av. 6 de diciembre y La niña. Edificio de relaciones exteriores. Petición escrita de visa. Formulario de Solicitud de Visa inmigrante, copia de Pasaporte y copia de visa 12-XI a color. Certificado de antecedentes penales con vigencia de hasta 180 días desde emisión a la fecha de la solicitud de visa. Récord migratorio (Con 30 días de vigencia. Av. Amazonas y Av. De La República frente al C.C El Jardín, costo 5 dólares). Título profesional original apostillado. Documento que acredite la inscripción y registro del título en el Senescyt. Una impresión de la pantalla donde muestre el registro del titulo cuando ya esté registrado.

Requisitos para cancelación de Visa 12-XI: Sólo necesitas la petición escrita de cancelación y el formulario de solicitud visa no-inmigrante (se tilda Cancelación).

Cedulación: Una vez que te den la visa profesional, solicitas certificado de empadronamiento, con copia del pasaporte y la nueva visa 9-V, el mismo día apenas te entreguen el pasaporte visado le sacas copia y regresas a solicitar empadronamiento, también debes solicitar, llenar y entregar el certificado de registro que contiene todos los datos que llevara la cédula que te lo dan o pides a ellos.

Se tarda dos días la entrega del empadronamiento. Buscas el empadronamiento y dejas pasar 48 horas desde su entrega para que tus datos sean enviados al Registro Civil, donde te vas a sacar la cédula. El registro está en Av. Amazonas y Av. Naciones Unidas, Edificio La Previsora. Puedes obtener más información aquí acerca del visado ecuatoriano.

Requisitos para el Certificado de Empadronamiento:

  • Copia de pasaporte

Copia visa 4$ Dirigirse a la Av. 6 de Diciembre entre Colón y La Niña Teniendo en cuenta los datos anteriores, Ecuador se apunta como destino preferible para emigrar desde Venezuela. Ofreciendo cómodas y llamativas oportunidades de empleo, además de la garantía de una economía protegida y excelente calidad de vida para quienes emigran a ese agradable territorio.

Cabe acotar, que Ecuador pertenece a la organización delMercosur, donde además también se encuentraVenezuela, por ende las relaciones entre ambos países son muy buenas, y esto te puede ayudar al momento de gestionar todos tus documentos.

Emigración a Canadá #Venezuela Express

La embajada de Canadá en Venezuela publicó a través de sucuenta en la red social twitter los requisitos y pasos, para que los venezolanos puedan emigrar de manera legal a ese país. En ese sentido, dicho permiso se denomina “Express entry”, el cual consiste en crear un perfil, en el sistema y posteriormente postularse, de acuerdo a sus habilidades laborales. Aporrea

A continuación los 4 pasos que deben seguir para optar por el Express Entry:

Paso 1: Crear tu perfil.

Ingresa al link (Express Entry Profile) para llenar un formulario con información referente a tus datos personales, habilidades, educación, idiomas que dominas, experiencias laborales y otros detalles. Una vez que comiences a llenar el formulario tendrás 60 días para completarlo, pero intentar hacerlo en mucho menos.

Paso 2 Proceso de selección.

Si tu perfil cumple con los requisitos que busca Canadá entrarás en lo que ellos denominan la “piscina de candidatos” (“pool of candidates” en inglés).

Paso 3 Busca un trabajo.

Una vez dentro de la “piscina de candidatos” tendrás la opción de conseguir trabajo legalmente en Canadá con un sistema (Job Bank) que te conectará con empleadores que buscan a empleados con tus habilidades o experiencia. Ahora bien, ser escogido en la “piscina de candidatos” no quiere decir que recibirás una residente permanente de Canadá, pero sí que tienes buen chance de conseguirla.

Paso 4: Recibirás una invitación con las podrás aplicar por residencia permanente.

Si estás entre los candidatos con más alto puntaje recibirás una invitación de inmigración con la cual podrás aplicar para una residencia permanente en Canadá. El sistema de puntaje evalúa aspectos como: tus habilidades, educación, idiomas, experiencias y otros factores.

También puedes conseguir puntos adicionales si posees un diploma o certificado canadiense, una oferta válida de trabajo, o si hablas francés.Si recibes una invitación, tendrás 90 días para enviar tu aplicación a una residencia permanente de Canadá. Una vez enviada la aplicación, podrías recibir respuesta en 6 meses o menos.

@EmbCanVenezuela
¿Cumples con los requisitos para emigrar a #Canadá? ¡Descubre cómo funciona #ExpressEntry!http://www.cic.gc.ca/english/express-entry/ …

La traiciòn de Google a los cubanos

Promesa rota de Google a los cubanos

La compañía niega el acceso a un sitio web pro-democracia, culpa al embargo.

Por Mary Anastasia O’Grady

27 de agosto de 2017 5:09 pm ET

Durante su visita a Cuba en marzo de 2016, Barack Obama elogió un acuerdo inminente entre Google y Cuba para "comenzar a configurar más acceso Wi-Fi y acceso de banda ancha en la isla". El mayor acceso, predijo, significaría " Permite [al pueblo cubano] tener más voz ".

Dieciocho meses después, el pronóstico de Obama parece peor que un platillo hueco. Google se ha convertido en un proveedor de recursos al régimen para que Raúl Castro pueda operar Internet a velocidades más rápidas para sus propios fines. Mientras tanto la empresa aparece …

By Mary Anastasia O’Grady

Aug. 27, 2017 5:09 p.m. ET 202 COMMENTS

During his March 2016 visit to Cuba,

Barack Obama

raved about an impending Google-Cuba deal “to start setting up more Wi-Fi access and broadband access on the island.” Greater access, he predicted, would mean “more information [that] allows [the Cuban
people] to have more of a voice.”

Eighteen months later Mr. Obama’s forecast looks worse than a hollow platitude. Google has become a supplier of resources to the regime so that

Raúl Castro

can run internet at faster speeds for his own purposes. Meanwhile the company appears to be wholly uninterested in the Cuban struggle for free speech, as the island democracy project “Cuba Decide” learned last month.

Google started out making big promises to Cubans. In a March 2016 blog post,

Brett Perlmutter,

“Cuba Lead” for Google Access, boasted that the company was “thrilled to partner” with a regime-owned museum, featuring a Castro-approved artist. “New technologies and improved internet access can . . . help harness a country’s creativity and ingenuity,” Mr. Perlmutter wrote without the slightest irony.

By then Google must have understood that the dictatorship had no interest in mass internet access. In July 2015 the Miami Herald reported that Mr. Perlmutter had visited Cuba and pitched a proposal to build an island-wide digital infrastructure. The government reportedly rejected the proposal and warned of internet imperialists seeking to “destroy the Revolution.”

In December 2016 Google sealed a deal with Castro’s monopoly telecom company (and internet service provider) Etecsa to put Google servers in Cuba. Google fired up those servers in April, emphasizing the improvement they bring to viewing video because they allow Google to store content locally. A fiber-optic cable from Venezuela has also increased internet speeds.

Access is another matter. The internet in Cuba remains tightly controlled and, according to the 2017 “Freedom in the World” report, the regime has “cracked down” on “diverse independent digital media” and often blocks “critical blogs and websites.”

The report noted some of the creative ways that Cubans get around Etecsa’s blocking, including the use of virtual private networks. But that doesn’t work when Google is blocking access.

Rosa María Payá

is the daughter of the late award-winning Cuban dissident

Oswaldo Payá.

He was killed, most likely by the regime, in a suspicious 2012 car crash. In 2015 Ms. Payá launched Cuba Decide, a project calling for a national plebiscite to ask Cubans if they want free elections and free speech. In the Miami Herald in March, Cuban-exile writer

Jose Azel

called the project “a strategic tool” to “spotlight . . . the people’s prerogative . . . to decide their form of government.”

Yet Cubans cannot access the Cuba Decide website, and Google is to blame.

On July 22 Ms. Payá tweeted “google joins censorship in Cuba,” along with the screenshot of the Google error message that Cubans get when they try to go to her website. I retweeted Ms. Payá’s tweet, noting “Google bows to Cuban censorship.”

Mr. Perlmutter’s response was not only condescending and arrogant. It was lazy. “id [sic] do more research,” he tweeted, accusing me of trafficking in “fake news,” and by extension slapping down Ms. Payá. “Definitely nothing to do w Google,” he wrote in a follow up tweet. “This type of error is generated by Chrome often when sites are blocked bc of US embargo.”

Mr. Perlmutter did not cite any provision of the U.S. embargo that requires the blocking of a nonprofit citizens’ initiative—because there is no such provision. On Wednesday a Google spokesperson told me “we can’t say for sure what’s causing the issue with that site but it isn’t something we’re doing on our end . . . If you want more details, I recommend you check with the ISP.”

By Friday the company was no longer blaming the ISP. Instead, Google told me—in a paradox that must be delicious for Castro—that it is Cuba Decide’s use of Google’s Project Shield that is causing the problem. The shield is offered at no charge for “news sites and free expression” against “distributed denial-of-service” attacks. When it is used, it triggers the use of Google’s App Engine even if Google is not the website’s host—which it isn’t in this case—and Cubans cannot access the site.

The company claims this is because of sanction restrictions, i.e., the embargo. But there is no reason to block a website that exists purely to promote freedom and civic participation. If Google wanted to advance the cause of free speech it could have reached out to Ms. Payá to find a solution rather than fire off a snotty tweet.

Google told me that Mr. Perlmutter’s Twitter comments “do not represent an official Google position.” It said they were made “before all the facts of the specific situation were known.” Talk about fake news.

Write to O’Grady.

La respuesta que como yo, muchos buscan está en este artículo #Cuba necesita de su crisis castrista

Es así de sencillo: los mandamases de la mayor de las Antillas no sabrían cómo gobernar un país normal

Jueves, agosto 31, 2017 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba.- Es un criterio casi generalizado que los problemas de Cuba no tienen ni tendrán solución, al menos mientras la crisis económica continúe generando beneficios personales tanto a los altos, medianos y pequeños funcionarios del gobierno como a aquellos que, ya sea desde afuera o adentro, piensan que hablar de cambios es pensar exclusivamente en oportunidades de negocios.

Negocios en su mayoría sin demasiados horizontes y con aquellos “empresarios” y aventureros que se acomoden a una situación de crisis que con el tiempo se ha convertido en una estrategia política muy efectiva.

Tanto es así que, entre algunos miembros del Partido Comunista ya se habla de los favores de la política de Donald Trump hacia Cuba, la cual es considerada mucho menos “peligrosa” que la de Barack Obama tan solo porque ha brindado la posibilidad de retornar a la idea del “enemigo amenazante” que tan útil le resultó a Fidel Castro.

Mientras Obama apostaba por eliminar o “suavizar” aquellos dos elementos (embargo y enemigo amenazante) sobre los cuales se sostiene el discurso ideológico del gobierno cubano, a la par que, por vez primera en mucho tiempo, sacaba a la luz cuando no los profundos y reprimidos sentimientos anexionistas de una buena parte del pueblo cubano, al menos sí la simpatía por la nación vecina; Trump, con su retorno a la “política dura”, inyecta hormigón fresco a los cimientos agrietados de una estructura que estaba a punto de colapsar.

Durante los últimos años del mandato de Obama, en las asambleas del Partido Comunista, con gran secretismo, según ha trascendido por testimonios de varios participantes, se comenzaba a hablar de la llegada a un punto donde no había vuelta a atrás, en otras palabras, la “revolución” había sido declarada muerta y todo cuanto le tocaba hacer a los dirigentes eran maniobras para esconder el cadáver y enmascarar el hedor, algo a lo cual no ha querido resignarse una parte de la vieja guardia, aún esperanzada con la consolidación en el poder de las izquierdas extremistas latinoamericanas, las cuales continuarían aportando capital y alianzas en los foros internacionales.

La esperanza de la ortodoxia comunista no nace de una vulgar fantasía sino de una estrategia real que los ha mantenido más de medio siglo sosteniendo las riendas de un penco que, aunque demacrado y enfermizo, al menos les ha servido para no andar a pie. Eso les resulta mucho mejor que guardarse en retirada y ceder los controles de la nave a esa facción, dentro del propio gobierno, que no mira con malos ojos un reformismo económico que implique una transformación política y que, poco a poco, prepare el terreno para una transición pacífica, suave, sin demasiados traumas.

Un proceso que, en el contexto actual, solo pueden protagonizar aquellos que, con la capacidad de comprender las necesidades de la nación, por encima de sus ambiciones personales, no tienen demasiados compromisos con una política y una ideología que acatan por necesidad pero que no comparten.

El punto de empantanamiento en que nos encontramos hoy es muy similar al de hace veinte años atrás. Es sabido que, en buena medida, la existencia del gobierno depende de la existencia de la crisis y sus principales componentes: embargo y enemigo incluidos. Sin ella, ningún mecanismo de control sobre los ciudadanos tendría sentido, en tanto trabajar en convertir a Cuba en un país normal, conectado en todos los ámbitos con el resto del mundo, sería lo mismo que el suicidio de la vieja casta, ya incapaz de justificar mediocridades, torpezas administrativas, prohibiciones, represiones, privilegios y todo aquello cuanto impide la prosperidad de la nación.

Es así de sencillo: no sabrían cómo gobernar un país normal, mucho menos cómo perpetuarse en el poder sin restringir y criminalizar las libertades y los derechos de los individuos, de ahí el alivio que les proporciona la “línea dura” de Trump, en contraposición al rostro sonriente de Obama.

Mientras tanto, nada se habla de la incompetencia para encontrar una solución a los reclamos de los ciudadanos que han sido obligados desde hace años a no emitir criterios negativos sobre “la cosa”, es decir, sobre la situación. Todo el mundo sabe que no hay solución y solo están a la espera de que “la cosa” caiga por su propio peso, algo que sí no es demasiado sencillo.

Al final, la incompetencia del gobierno es y al mismo tiempo no es incompetencia. Sería mejor definirla como “incompetencia aprovechable”, como aquello de que si la vida te da limones, pues haces limonada. Lo cual solo reafirma la mediocridad de las ideologías totalitarias.

En consecuencia, el Partido Comunista, que controla la prensa, trabaja la imagen de una crisis provocada por los “enemigos externos” para proyectarla exclusivamente en el escenario de quienes la sufren en moneda nacional.

Para los que disfrutan el privilegio de la moneda convertible, la historia es muy diferente y son los principales voceros de esa política donde se quiere provocar la sensación de que se trabaja para sobrevivir a esta mala racha, tan mala que ya muy pocos se creen la historia de que vendrán tiempos mejores.

Un Mensaje claro a la Gobernabilidad en #Venezuela y América Letrina y a la ANC de Maduro.

Para realmente defender los intereses del Pueblo y la Nación

El Desfalco de 200 MM de USD que estaban escondidos en las entrañas de la Institución del Gobierno en #Venezuela (uno de tantos que salen a la luz) deja abierta la Necesidad de un Poder sobre el Poder Institucional que Registre Controle y de Seguimiento a los casos de Corrupción Malversación y DDHH La Defensoría del Pueblo junto a la Contraloría bien pudiera ser ese Poder de Control para el Poder. Quién quita que no se vuelvan a repetir? Las personas son corruptible y mientras más poder tienen más tentadas están a ello. Los delincuentes de cuello blanco pecan por acción, el Ministerio Público Chavista pecó por Omisión.
Todos Problemas de Gobernabilidad y Desgobierno, independientemente de quién estuvo o esté en el cargo. La gran Lección!!!

Tomar la experiencia y medidas correctivas evitará Males en el futuro inmediato.

El Poder Real en Cuba. Lo tiene el Partido

Miguel Díaz-Canel, el vicepresidente de papel

por Juan Juan Almeida

Miguel

Nació un 20 de abril del año 1960. Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, exprofesor universitario y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, es un “arquitecto”, de limitada inventiva y poco ingenio, un simple líder fabricado por necesidad política.

Por estos días se hizo viral un video realizado el pasado febrero, donde aparece este señor dirigente, arengando para una concurrencia partidista, al peor estilo estalinista. Pero lejos de la interpretación que algunos dieron a esta pésima actuación, es prudente saber que estas conductas son típicas en los dirigentes cubanos; defender el poder que no se tiene.

Hábil, con buena vista y mejor olfato, el primer vicepresidente, de la Mayor de las Antillas, derrocha bravuconería contra lo que calificó de “una avalancha de propuestas y proyectos de contenido subversivo”, entre los que menciona la colección de material digital que se distribuye en la isla de manera informal y todos conocen como El Paquete Semanal, ciertos negocios particulares que hacen referencia a los años 50, e incluso promete el cierre de la revista digital OnCuba.

La Historia tomará nota de este deplorable proceder, y no precisamente para enaltecerlo. Esto me recuerda el pegajoso estribillo de una canción del cantautor español Joaquín Sabina que dice: “Para mentiras, las de la realidad. Prometes todo, pero nada se da”…

Entiendo que las personas astutas se aprovechan de la ignorancia ajena, los estudiosos opinan, y los tertulianos hablan; pero si el video en cuestión fue realizado en febrero, y a esta alturas de septiembre la revistaOnCuba sigue en Cuba, y los muchachos del Paquete continúan repartiendo material audiovisual, el poder de Díaz-Canel, primer vicepresidente de un país dictatorial, resulta más cuestionable que el título de estilista del peluquero de Kim Jong-un.

Qué pena por Díaz-Canel, que se manifiesta imponente, como un galeón español navegando a toda vela, y lo que muestra es ser aprendiz de marioneta. Simulando olvidar que en la isla el poder, por el momento, lo tiene el Partido.

Claro lo dejó saber el segundo secretario del PCC, el doctor José Ramón Machado Ventura, cuando por simples problemas personales con la familia, decidió no autorizar la legalización en la isla de la Fundación Che Guevara, y hasta la fecha, el edificio que otrora fuera vivienda del difunto guerrillero, no es más que un centro de estudio alegal. Igual ocurrió, cuando bajo la justificación de promover tendencias proclives al modo de vida capitalista, se lanzó contra la fundación del conocido cantautor cubano Pablo Milanés, y también le pasó la tranca.

Habrá que mantenerse a la espera, observando los hechos, antes de sacar conclusiones sobre el futuro de Cuba, que no estará precisamente en quién se lleve la corona sino en quien se apodere del cetro y pueda conquistar el trono.

Lo cierto es que, cuando apenas faltan 5 meses para el gran día de febrero del año 2018, aún no existe “sucesor real del poder”.