Asamblea Nacional desconoce por unanimidad la ANC

Origen: Asamblea Nacional desconoce por unanimidad la ANC

La Asamblea Nacional venezolana aprobó por unanimidad el proyecto de acuerdo en reafirmación de la vigencia de la Constitución y desconocimiento de todos los actos de asamblea nacional constituyente (ANC) que menoscaben los derechos humanos.

En sesión ordinaria, el Parlamento venezolano debatió un proyecto de acuerdo en el que ratifican la defensa de la Constitución y reafirman la ilegalidad de la instalación de la asamblea nacional constituyente impuesta por Nicolás Maduro.

En el acuerdo aprobado se estableció mantener el dominio jurídico de la sede del Palacio Federal Legislativo.

Calificaron la decisión de la ANC de destituir a la fiscal Luisa Ortega Díaz como nula e inexistente. Señalaron que  desconocen la designación de Tarek William Saab como nuevo “fiscal” e indicaron que representa una usurpación de poderes.

Los diputados ratificaron su respaldo a la fiscal mientras continua en el ejercicio de sus funciones.

Acordaron denunciar internacionalmente la violación de los derechos de la comisión de la verdad que pretende instalar la fraudulenta asamblea nacional constituyente. Dicha comisión fue calificada durante toda la sesión como un ente perseguidor de ciudadanos.

La Asamblea Nacional convocó una sesión ordinara para el miércoles 9 de agosto a las 9:00am para dar continuidad al tema discutido la tarde de hoy.

Por otra parte el presidente del Parlamento, Julio Borges, informó que el miércoles realizarán una segunda sesión en alguna localidad fuera de la capital; sin embargo, no confirmaron el lugar.

Anuncios

#VENEZUELA, ¡¡CONFIRMAN!! FUERON MANIPULADOS, LOS RESULTADOS CONSTITUYENTE YouTube

EL MEGA FRAUDE CONSTITUYENTE ES UNA REALIDAD, NI LOS PROPIOS CHAVISTAS SE LO CREEN EN VENEZUELA Y SE RIEN, SE BURLAN Y HACEN MEMES.  CHAVEZ APARECIÓ DICIENDO: “8 MILLONES!!! TIBISAY TE PASASTE!! NI YO EN LOS MEJORES MOMENTOS, QUE BOLAS.!!!

 

 

Maduro, el chofer que se resiste a perder el control del autobús

Origen: Maduro, el chofer que se resiste a perder el control del autobús

Ver fotos

Maduro, de 54 años, es el heredero político del fallecido Hugo Chávez, quien lo ungió tres meses antes de su muerte -el 5 de marzo de 2013- para que liderara la “revolución bolivariana”
Más

El presidente Nicolás Maduro, quien logró este domingo sacar adelante la elección de una controvertida Asamblea Constituyente, es un exconductor de autobús y protagonista de una de las mayores crisis de Venezuela.

“Es la votación más grande que haya sacado la revolución bolivariana en toda la historia electoral en 18 años”, celebró Maduro, después de que el poder electoral anunciase que sufragaron más de ocho millones de ciudadanos, el 41,5% del padrón electoral, en una contienda a la que no acudió la oposición por considerarla “fraudulenta”.

De 54 años, es el heredero político del fallecido Hugo Chávez, quien lo ungió tres meses antes de su muerte -el 5 de marzo de 2013- para que liderara la “revolución bolivariana”.

Sin el carisma de su mentor, intenta imitarlo con apariciones diarias en televisión, un vocabulario popular y discursos cargados de retórica antiestadounidense y denuncias de golpe de Estado.

Pero también ha ido construyendo un estilo propio. Maneja su camioneta y tiene cuentas prácticamente en todas las redes sociales.

En plena ofensiva opositora para sacarlo del poder mediante un referendo revocatorio que fue cancelado, lanzó en 2016 “La hora de la salsa”, un programa radial en el que hacía gala de bailarín. En las tarimas suele bailar con su esposa, Cilia Flores, a quien llama “primera combatiente”, y toca la tambora.

Todo ello enfurece a sus oponentes, que le llaman “dictador” y le reprochan que se divierta cuando el país vive un colapso económico y protestas que dejan unos 125 muertos en los últimos cuatro meses. “Amargados”, les responde Maduro, elegido hasta 2019 y quien suele poner motes a sus principales adversarios como “cejotas”, “capriloca” y “pichón de Hitler”.

– A contracorriente –

Maduro gobierna desde el primer día en convulsión, pues un sector opositor impugnó su triunfo por estrecho margen sobre Henrique Capriles, quien lo llama “vago” y le critica que engorde mientras otros venezolanos sufren la escasez de alimentos o buscan comida en la basura.

Con poco más de un año en el Gobierno, los precios del petróleo cayeron un 50%, una calamidad para un país históricamente dependiente del crudo. Su popularidad se derrumbó hasta el 21,8%, según Datanálisis, lejos de la alta aprobación de un Chávez que se zambulló en petrodólares.

El gobernante atribuye la crisis a una “guerra económica de la derecha” apoyada por EEUU para derrocarlo, y se justifica en que la oposición no le ha dado un solo día de tregua. En 2014, enfrentó una primera ola de manifestaciones liderada por el opositor Leopoldo López, que dejó 43 fallecidos.

– Sin el liderazgo de Chávez –

“Será madurista, pero chavista no es”, comentó a la AFP la exministra Ana Elisa Osorio, resumiendo el sentimiento de un sector de la izquierda que ve cómo la revolución se desmorona.

Osorio y otros exministros chavistas como Héctor Navarro consideran que Maduro se pasó de la raya con la Constituyente, al no someter a referendo su convocatoria y elegirla con reglas “amañadas” para eliminar contrapesos.

Pero el mandatario afirma que es el mayor defensor del legado de Chávez, quien lo definió como “un revolucionario a carta cabal”, y que su intención es mejorar la Carta Magna que promulgó su padre político en 1999.

También reivindica que hace de “tripas corazón” para mantener los programas sociales que catapultaron al chavismo, una fuerza que desde el origen estuvo ligada al ingreso petrolero y acusada de una profunda corrupción.

Vivió el mayor revés oficialista con la pérdida del Parlamento en 2015 a manos de la oposición, pero maniobró con el apoyo de los militares y los poderes judicial y electoral.

– Rockero y católico –

Nacido en Caracas, se declara católico y en su adolescencia fue guitarrista de una banda de rock llamada “Enigma”. Está casado con Cilia Flores, poderosa dirigente y ahora constituyente. La oposición asegura que nació en Colombia, pero él lo niega.

De 1,90 metros de estatura y poblado bigote negro, es padre de “Nicolasito”, también aspirante a asambleísta fruto de un matrimonio anterior a Flores. “Es un buen político, pero no un estadista”, opina Nicmer Evans, politólogo chavista crítico del actual Gobierno.

Exsindicalista del Metro de Caracas, recibió formación comunista en Cuba en los años 80 y con frecuencia viaja a la isla. Antes de ser canciller, presidió el Parlamento (2005-2006), aunque su actividad legislativa arrancó en 1999, elegido por un movimiento que fundó Chávez.

Sus destinos se habían cruzado en el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), con el que Chávez lideró un fallido golpe de Estado en 1992 contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

Los chavistas disidentes, como la fiscal general Luis Ortega, han mostrado preocupación por lo que consideran derivas autoritarias de Maduro para mantenerse en el poder. “Maduro se ha convertido en el dueño y señor que decide qué se hace y qué no”, comentó Osorio.

El Gobierno de Venezuela instalará la constituyente a pesar del 88% masivo de rechazo

Origen: El Gobierno de Venezuela instalará la constituyente a pesar del masivo rechazo

Por Diego Oré, Eyanir Chinea y Fabián Andrés Cambero

CARACAS (Reuters) – El Gobierno socialista de Venezuela instalará en las próximas horas una controvertida asamblea constituyente, que reescribirá la carta magna, a pesar del masivo rechazo en casa y la condena de buena parte de la comunidad internacional, a lo que se sumaron sanciones de Estados Unidos.

El domingo quedó casi conformada la Asamblea Nacional Constituyente, que entrará en funciones esta semana, tras una elección con una participación que según la autoridad electoral superó el 41 por ciento del padrón, pero que para la oposición no fue mayor al 12 por ciento.

El mandatario Nicolás Maduro ha dicho que su iniciativa quiere pacificar el país, inmerso en una ola de protestas que ha dejado más de 120 muertos, pero la oposición considera que sólo busca perpetuarse en el poder al dilatar las elecciones, incluidas las presidenciales de finales de 2018.

El nuevo cuerpo se instalaría a más tardar el jueves y realizará sus sesiones en el edificio que ocupa el Parlamento opositor.

“A esa asamblea no la reconoce nadie. Es la nada. Nosotros estamos en nuestro Palacio Legislativo. Si ellos van a venir a tomar el Palacio con sus tanquetas, sus grupos paramilitares, aquí lo que les queda es pelea”, dijo desafiante en redes sociales el diputado opositor Juan Requesens.

“AMBICIÓN DICTATORIAL”

La oposición y diversos analistas han puesto en duda los resultados oficiales porque, en medio de una aguda crisis económica, Maduro ha ido perdiendo apoyo de los 7,5 millones que lo eligieron en 2013.

Ya para las parlamentarias de 2015 el oficialismo había perdido casi 2 millones de votos y, según una reciente encuesta de la firma local Datanálisis, Maduro registró en julio su nivel más bajo de aceptación, un 17,4 por ciento.

Por eso, la oposición considera “imposible” que los candidatos hayan podido igualar la mayor votación histórica del chavismo, que obtuvo el fallecido Hugo Chávez en las presidenciales de 2012.

Los adversarios de Maduro, junto a la sociedad civil, organizaron a mediados de julio un plebiscito no vinculante en el que 7,5 millones de venezolanos rechazaron la Asamblea Nacional Constituyente, según cifras de la oposición.

“Teníamos observadores en todos lados, haciendo cálculos, sacaron poco menos de 3 millones de votos”, dijo el lunes el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, en una entrevista con una televisora local.

La fiscal general, Luisa Ortega, quien recientemente rompió con el Gobierno, se unió a las críticas el lunes.

“Es un resultado para el beneficio del Gobierno, para mantenerse en el poder”, dijo Ortega en rueda de prensa. “Aquí no habrá más elecciones, sino perpetuidad de ese poder, de ese grupito (…) estamos frente a una ambición dictatorial”.

Además, Ortega dijo que la constituyente supone un “delito de lesa humanidad” y que está recabando los elementos necesarios para llevar el caso a instancias internacionales.

MÁS PRESIÓN INTERNACIONAL

Venezuela atraviesa la peor crisis de su historia reciente, con una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas, un panorama que analistas creen empeorará con la instalación de la constituyente.

Diosdado Cabello, quien se perfila como el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, advirtió de que, una vez instalado, el cuerpo de 545 asambleístas reemplazará a Ortega.

Además, Maduro adelantó que uno de los objetivos de la constituyente es crear una “comisión de la verdad” para dar con los responsables de la violencia que ya se ha cobrado la vida de al menos 124 personas, algo que la oposición ve como una “cacería de brujas” que aumentará los “presos políticos”.

El Gobierno negó el lunes las acusaciones de fraude. “Si estos violentos hubieran permitido que todos salieran a votar la cifra se hubiese acercado a los 10 millones de votos”, dijo el líder oficialista Jorge Rodríguez.

La celebración oficialista podría verse opacada por la creciente presión de la comunidad internacional.

Una decena de países americanos y la Unión Europea han dicho que no aceptarán los resultados de la elección y el Gobierno de Perú convocó a una reunión urgente de ministros de Exteriores para la próxima semana en Lima.

La administración de Donald Trump fue más allá al amenazar con sanciones económicas contra el país petrolero, lo que podría afectar su principal fuente de ingresos en medio de millonarios pagos de compromisos internacionales.

Leer Más

Exigencia mundial a Maduro para restablecer la Democracia en Venzuela

Origen: Exigencia mundial a Maduro para restablecer la Democracia en Venzuela

 

Bogotá, 31 jul (EFE).- Colombia, Argentina, Perú, Panamá, México, Costa Rica, Paraguay, EE.UU., la UE, entre otros, reiteraron hoy su advertencia de que no reconocerán la Asamblea Constituyente en Venezuela y urgieron al presidente Nicolás Maduro a restablecer la democracia.

La elección de una Asamblea Nacional Constituyente celebrada el pasado domingo en medio de protestas dejó 10 muertos, según la Fiscalía, y 14 según la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La MUD se negó a participar en este proceso que consideró fraudulento y en el que, según el Gobierno, votaron más de 8 millones de venezolanos.

EE.UU. advirtió que tomará más medidas contra los “arquitectos del autoritarismo” y estudia una nueva serie de sanciones, ahora contra la industria petrolera venezolana.

México sostuvo que “es momento” de privilegiar el diálogo y la reconciliación” con garantías que permita al pueblo venezolano restaurar el orden democrático.

Colombia aseguró que “la instalación por la fuerza de una ilegítima Asamblea Constituyente” llevará a Venezuela a romper la democracia e hizo un nuevo llamado al Gobierno de Maduro “a comprometerse con un acuerdo político negociado que permita crear las bases para superar la grave crisis política, económica y social”.

Perú convocó a una reunión de cancilleres latinoamericanos el próximo 8 de agosto, en Lima, para evaluar la situación en Venezuela y su impacto sobre el orden democrático.

Chile, que aseguró que la votación fue una “decisión ilegítima” que se llevó a cabo “sin las más mínimas garantías para una votación universal y democrática”, confirmó su asistencia a la reunión convocada por el Gobierno de Perú.

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo que no está “lejos” que el Mercosur aplique la “cláusula democrática” a Venezuela, donde “no hay democracia” y señaló que Brasil analiza concretar una reunión del bloque del que fue suspendida Venezuela.

Paraguay reafirmó “su posición de desconocer la ilegal convocatoria” de la Constituyente e hizo un llamado al diálogo teniendo en cuenta que han “resultado infructuosos los esfuerzos de la región y la comunidad internacional.

Costa Rica instó a todos los Estados y organismos internacionales a “desconocer esos resultados” y pidió al Gobierno de Maduro “recuperar la vía de la razón y escuchar el clamor de su pueblo”.

Uruguay, que dependiendo del desarrollo de los hechos evaluará reconocer o no la Constituyente, exhortó al Gobierno a establecer un canal de diálogo con la sociedad y a respetar los derechos humanos.

Guatemala expresó que la única salida a una crisis “que tiende a agudizarse” es el diálogo y dijo que la elección se realizó “sin atender a las múltiples peticiones de gran parte de la población, así como de la comunidad internacional”.

Panamá no reconoce los resultados de la elección de la Constituyente por “vicios” en el proceso y el presidente Juan Carlos Varela acusó a Maduro de preferir “la confrontación”.

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, dijo que Venezuela “está al borde del desastre” y tildó de “dudosa” la votación de la Asamblea que “ha profundizado aún más los problemas y la tensión” en el país caribeño.

Portugal reiteró que la solución a la grave crisis económica y social debe ser un compromiso que implique “el regreso a la normalidad constitucional” y que se produzca en el marco de “un calendario electoral acordado entre las partes”.

Francia consideró que la Asamblea Constituyente “amenaza con agravar todavía más las fuertes tensiones que atraviesa el país desde el pasado abril”, por lo que pidió “un diálogo nacional creíble”.

Alemania condenó el “uso desproporcionado” de la fuerza en las elecciones a la Constituyente, que se hicieron “sin las debidas garantías” democráticas de libertad ni confidencialidad del voto e instó al Gobierno a iniciar “negociaciones serias” con la oposición.

Italia pidió “la necesidad urgente de un diálogo constructivo con la oposición”, que debe basarse en las cuatro condiciones propuestas por la Santa Sede para “impedir el riesgo de una definitiva fractura política e institucional” en Venezuela.

Un portavoz de la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, señaló que “tiene grandes dudas sobre si el resultado puede ser reconocido” y dijo que se “está trabajando en una respuesta conjunta” sobre la posibilidad de sanciones, como pedía España si estos comicios llegaban a celebrarse.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció al Gobierno de Venezuela por “continuar violando” el derecho a la libertad de reunión y por dispersar de forma “violenta” las manifestaciones.

Capriles dice estar “optimista” por un cambio político pese a la Constituyente

Origen: Capriles dice estar “optimista” por un cambio político pese a la Constituyente

Capriles dice estar “optimista” por un cambio político pese a la Constituyente
Agencia EFE31 de julio de 2017
En la imagen, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles. EFE/Archivo
Más

Caracas, 31 jul (EFE).- El líder opositor venezolano Henrique Capriles dijo hoy sentirse optimista respecto a un eventual cambio de Gobierno en el país, pese a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente que se celebró ayer sin la participación del antichavismo que ve en ella un intento por “consolidar la dictadura”.

“Disculpen pero frente a lo ocurrido soy muy optimista (…) lo de ayer fue un fracaso histórico, la peor derrota sufrida por el oficialismo en su historia y en la historia del país. Para mí es definitivamente el inicio del tan ansiado y demorado cambio político”, indicó en un mensaje que difundió a través de Instagram.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que 8.089.320 venezolanos participaron en los comicios de ayer, un resultado que ha sido desconocido por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y por la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que ponderó la consulta como una “ambición dictatorial” del chavismo.

Los opositores han asegurado que 16 venezolanos murieron ayer en medio de protestas contra estas elecciones, aunque la Fiscalía solo confirma 10 de estos casos, y han asegurado que seguirán las protestas callejeras contra la llamada revolución bolivariana, iniciadas en el país el pasado 1 de abril.

“Esta lucha se inició desde el 1 de abril (sin saber cuanto duraría) y la Constituyente fue otro obstáculo colocado en el camino, no fue la razón de la lucha, así que la misma continúa hasta que logremos lo que los venezolanos queremos, ese es el compromiso”, agregó hoy Capriles.

Numerosos gobiernos también han rechazado el resultado de la Constituyente entre otras razones por no incluir un referendo previo como ocurrió en 1999 cuando se sancionó la actual constitución.

La oleada de manifestaciones ha dejado 121 muertos, casi 2.000 heridos y cerca de 5.000 detenidos.

El Parlamento venezolano celebra la “derrota” de un Gobierno que “inventa” votos

Origen: El Parlamento venezolano celebra la “derrota” de un Gobierno que “inventa” votos

 

Caracas, 31 jul (EFE).- El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, celebró hoy lo que considera la “derrota” del Gobierno de Nicolás Maduro en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente que se celebraron este domingo y cuyos resultados, dice la Cámara, fueron “inventados”.

“La realidad política es que ayer el pueblo venezolano derrotó de manera contundente al Gobierno”, dijo el presidente del Parlamento, Julio Borges, que indicó que esta derrota debe dar “más fuerza” y “más determinación” a los venezolanos para seguir adelante en la “lucha”.

Borges ofreció estas declaraciones a periodistas desde la sede del palacio legislativo, al que llegaron muy temprano los diputados para “resguardarlo” ante la posibilidad de que sea tomado por el oficialismo para montar la asamblea constituyente, electa ayer con el único apoyo del chavismo.

Y precisamente tras la llegada de los parlamentarios opositores un grupo de “colectivos” -grupos afectos al Gobierno, a veces armados- rodeó el palacio e impidió la entrada de fotógrafos y de otros periodistas que no habían podido pasar antes.

Borges dijo que “este paso al final” del oficialismo, el haber avanzado con la Constituyente para cambiar la Carta Magna pese al rechazo de la oposición, el chavismo crítico y la Iglesia católica; significa que “es un gobierno tan desesperado, tan débil” que tiene que “inventar 8 millones de votos que no existen”.

“Es un gobierno que está tan perdido que tiene que inventar, imponer un proceso por la fuerza porque el pueblo no lo apoya, un gobierno que está tan absolutamente fracturado que tiene que ver cómo logra en una asamblea pegar los pedazos rotos de su propio equipo político”, dijo.

El diputado Henry Ramos Allup dijo, por su parte: “Ojalá que la falta de cordura no llegue hasta allá y que no pretendan disolver un poder electo legítimamente” como es la Asamblea Nacional.

Sin embargo, minutos después de que el Poder Electoral anunciara los resultados de estos comicios en los que se asegura que esta Constituyente recibió el apoyo de más de 8 millones de votantes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el Parlamento debía revisarse, y levantarse la inmunidad de algunos parlamentarios.

“Nosotros vamos a seguir cumpliendo con nuestros deberes aquí y en cualquier lugar”, aseguró Ramos Allup.

La Constituyente fue elegida ayer en medio de protestas en su contra que fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad, lo que derivó enfrentamientos que dejaron 10 muertos, según datos de la Fiscalía y al menos 16, de acuerdo con la información ofrecida por la oposición.

4 claves para entender el proceso y las funciones de la Constituyente en #Venezuela – BBC Mundo

Origen: ¿Qué pasa ahora? 4 claves para entender el proceso y las funciones de la Constituyente en Venezuela – BBC Mundo

¿Qué pasa ahora?

4 claves para entender el proceso y las funciones de la Constituyente en Venezuela

Mujer con la bandera de Venezuela pintada en su rostro.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption¿Qué pasará ahora con la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela?

Venezuela entra este lunes en una nueva fase política: una Asamblea Constituyente con poderes ilimitados, duración desconocida y con la misión de redactar una nueva Constitución y reformar el Estado.

Este domingo se eligieron a las 545 personas que se reunirán para dar inicio a una nueva era en el país tras 18 años de que el entonces recién elegido presidente Hugo Chávez promoviera una nueva Carta Magna.

Aquel texto supuso el final de la Cuarta República y el inicio de la Quinta.

Pero esta vez el gobierno enfrenta una severa crisis económica y un conflicto político que se ha traducido en más de cuatro meses de protestas, casi 120 muertos y un enfrentamiento directo con la oposición.

El gobierno de Nicolás Maduro cree que la Constituyente es la llave para la paz y el diálogo, pero la oposición no la reconoce por fraudulenta y no participó en la elección; el nuevo suprapoder, aseguran, permitirá al gobierno perpetuarse y acabar con las voces críticas.

La nación petrolera entra en un periodo de incertidumbre y BBC Mundo analiza cuatro incógnitas sobre el complejo proceso.

1. ¿Cuándo y dónde se instala?

Salón Elíptico del palacio legislativo en Caracas, Venezuela.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEste es el Salón Elíptico del palacio legislativo de Venezuela donde funcionará la Asamblea Nacional Constituyente.

Según el reglamento, la Asamblea Constituyente se instalará en el plazo de 72 horas tras la elección.

“Se estima que el 2 de agosto, el 3 de agosto, la Asamblea Nacional Constituyente esté instalada”, dijo el presidente Nicolás Maduro en días pasados.

“Es en el lapso de 72 horas, pero pueden ser 20 o 48”, dijo este domingo Diosdado Cabello, alto cargo del partido gobernante y desde este domingo, miembro de la Asamblea Constituyente.

No es cuestión menor dónde se instala. Será en el Salón Elíptico del palacio legislativo, en el mismo edificio y justo enfrente del hemiciclo donde sesiona la Asamblea Nacional, el Parlamento, de mayoría opositora.

“Va a ser un pleito visual agudo”, dice el analista estadounidense David Smilde, experto en Venezuela, sobre el posible enfrentamiento.

En los últimos diez meses simpatizantes del gobierno irrumpieron de manera violenta en dos ocasiones en el palacio en contra de la bancada opositora.

“Será una señal de los dos gobiernos”, dijo a BBC Mundo el diputado opositor Richard Blanco sobre la duplicidad de instituciones.

Asamblea Nacional, Venezuela.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEn el edificio del parlamento venezolano funcionarán las dos asambleas.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anuló las decisiones de la Asamblea, a la que considera en desacato. La Constituyente podría disolver el Parlamento, aunque también podría haber una cohabitación.

El Salón Elíptico tiene un gran valor simbólico y artístico. Algunos la llaman la Capilla Sixtina de Venezuela.

Como si fuera una foto panorámica, sobre la cúpula oval de 26 metros de largo se encuentra la representación pictórica de la Batalla de Carabobo, del pintor Martín Tovar y Tovar.

La propia Acta de Independencia se encuentra allí, guardada en un cofre que sólo se abre una vez al año.

2. ¿Cuánto dura?

Constitución de Venezuela.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa Asamblea Nacional Constituyente será la encargada de reformar la Carta Magna.

Es una pregunta de imposible respuesta en este momento. La propia Constituyente será la que lo decida.

El precedente más próximo es la Constituyente de 1999. Entonces, en tres meses y medio los 131 miembros cerraron el proceso de la nueva Constitución, que se aprobó en referendo poco después.

“Creo que en general, por lo que he escuchado, hay la tesis de que dure un año”, dijo en una reciente entrevista con BBC Mundo Hermann Escarrá, uno de los ideólogos de este proceso impulsado por el gobierno.

“Son hipótesis. Pero en realidad eso lo decide la Asamblea Constituyente”, dijo Escarrá, que recordó que la Constituyente redactará no solo la nueva Carta Magna, sino “leyes constitucionales” de obligado cumplimiento.

3. ¿Qué va a hacer?

La Constituyente tiene poderes ilimitados y está por encima de cualquier otra institución del Estado, incluido el propio presidente.

Eso hace que sea relevante quién la preside: puede haber una gran diferencia entre si lo hace alguien afín a Maduro, como su esposa, Cilia Flores, o si lo hace alguien que esté dispuesto a imponer su criterio por encima del jefe de Estado, como por ejemplo Diosdado Cabello.

Mujer con cartel: Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionVenezuela lleva cuatro meses de protestas que dejaron más de 100 personas muertas.

El artículo 349 de la actual Constitución establece que los poderes constituidos “no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente” y que el presidente de la república no podrá objetar la nueva Constitución.

Maduro, que interpretó que no era necesaria una consulta popular previa para ver si los venezolanos deseaban una Constituyente, como sí sucedió en 1999, propuso un referendo para aprobar la nueva Carta Magna.

Pero de nuevo será la Constituyente la que tendrá la decisión en su mano.

Las funciones ya declaradas son la reforma de la justicia para combatir con mayor dureza el “terrorismo”, término con el que el gobierno califica a las acciones de parte de la oposición, y la de un sistema económico completamente dependiente del petróleo, una fuente de ingresos que ya no genera las divisas de antaño.

“Es la votación más grande que haya sacado la revolución bolivariana en toda la historia”: Maduro reacciona a los resultados de la Asamblea Constituyente

Maduro y otros líderes del oficialismo que estarán en la Constituyente ya han anunciado la posible disolución del Parlamento, controlado por la oposición, y la reforma del Ministerio Público.

“Ya es pasado”, dijo el domingo Jorge Rodríguez, peso pesado del partido gobernante, sobre la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

Ortega, que se declara chavista, se ha convertido en el mayor azote del gobierno y se espera que su destitución sea una de las primeras medidas.

Además, se prevé que la Constituyente tome decisiones clave para el avance hacia un Estado comunal que ahonde en el socialismo y revise los acuerdos de empresas mixtas públicas y privadas para la explotación de hidrocarburos.

4. ¿Y qué va a hacer la oposición?

“Calle, calle y más calle”, dijo a BBC Mundo este domingo el diputado opositor Richard Blanco.

La oposición ha emprendido un camino para el que no ve retorno. Seguirá peleando en diversos ámbitos para propiciar un cambio de gobierno, al que considera responsable de la severa crisis económica y al que acusa de haberse convertido en una “dictadura”.

No reconoce la Constituyente ni participó en la elección del domingo, pero ahora enfrenta un difícil desafío debido al gran número de disímiles fuerzas políticas que componen la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Protestas en Venezuela.Derechos de autor de la imagenEPA
Image captionLa votación de este domingo para elegir a la Asamblea Constituyente se convirtió en uno de los días más violentos desde empezaron las protestas provocando la muerte de una decena de personas.

La próxima semana, de 7 al 9 de agosto, se abre el plazo de inscripción para candidatos a las elecciones regionales, previstas para el 10 de diciembre.

¿Habrá una respuesta unitaria? ¿Habrá partidos que busquen luchar desde la nueva institucionalidad de la Constituyente? ¿Seguirán en la desobediencia civil y en el no reconocimiento de los poderes?

“La fragmentación de la oposición puede agudizarse a partir del lunes”, dijo a BBC Mundo el consultor político Edgard Gutiérrez.

La oposición, con el apoyo de numerosos países que desconocen la Constituyente, puede ahondar en proclamar sus propias instituciones, como ya ocurrió al nombrar a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y establecer las bases de un gobierno de unión nacional.

Se entraría, en ese momento, en un Estado paralelo que profundizaría la división entre las dos Venezuelas.

Estados Unidos sanciona al presidente Nicolás Maduro y lo califica de “dictador” #Venezuela – BBC Mundo

Origen: Estados Unidos sanciona al presidente Nicolás Maduro y lo califica de “dictador” tras la elección de la Constituyente en Venezuela – BBC Mundo

Estados Unidos sanciona al presidente Nicolás Maduro y lo califica de “dictador” tras la elección de la Constituyente en Venezuela

Micolás MaduroDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl domingo en la noche, Maduro celebró la realización de la elección de la ANC.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este lunes la imposición de sanciones en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien además calificó de “dictador” tras las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El comunicado del Tesoro asegura que la ANC “aspira a usurpar de forma ilegítima el rol de la Asamblea Nacional electa democráticamente, reescribir la Constitución e imponer un régimen autoritario sobre el pueblo de Venezuela”.

Así decretó que todos los bienes que Maduro tenga en territorios bajo jurisdicción estadounidense serán congelados y que quede prohibido a personas e instituciones de ese país realizar transacciones con el presidente venezolano.

La medida fue anunciada un día después de la celebración de las elecciones para la ANC que debe reformar la Constitución venezolana y que no ha sido reconocida por la oposición y una parte importante de la comunidad internacional.

Donald TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl gobierno de Trump considera que el Ejecutivo de Maduro ha hecho un mal manejo de la economía y ha generado una corrupción sistemática.

Y Maduro reaccionó desafiante este lunes diciendo que las sanciones expresan “impotencia, desesperación y odio”. “Expresan el carácter del magnate que es el emperador de Estados Unidos”, dijo en referencia a Trump.

“Sanciones, tomen las que les dé la gana. El pueblo ha decidido ser libre y yo soy el presidente independiente de una nación libre”.

La semana pasada, EE.UU. ya había anunciado una nueva ronda de sanciones contra 13 altos funcionarios de Venezuela por su papel en la organización de la elección a la Asamblea Constituyente, la represión de las protestas y el manejo de áreas clave de la economía.

“Dictador”

Las autoridades estadounidenses afirman que la creación de la Constituyente se produce tras años de esfuerzos de parte de Maduro para debilitar la democracia y el estado de derecho.

Para el gobierno de Estados Unidos, la ANC representa una ruptura del orden democrático y constitucional de Venezuela“.

“El gobierno de Maduro siguió adelante con la ANC a pesar de que los venezolanos y gobiernos democráticos de todo el mundo se habían opuesto mayoritariamente a ello por ser un ataque fundamental sobre las libertades del pueblo de Venezuela”, señaló en un comunicado el Departamento del Tesoro.

“Las elecciones ilegítimas de ayer confirman que Maduro es un dictador que desprecia la voluntad de los venezolanos. Al sancionarlo, Estados Unidos deja clara su oposición a las políticas de su régimen y su apoyo a los ciudadanos de Venezuela que buscan que su país retorne a una completa y próspera democracia”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

Advirtió que cualquiera que participe en la ANC podría ser objeto en el futuro de sanciones de parte de Estados Unidos, por su papel en el debilitamiento de las instituciones y de la democracia en Venezuela.

Según el gobierno de Estados Unidos, durante la presidencia de Maduro, el gobierno de Venezuela ha violado de forma deliberada y repetida los derechos de los ciudadanos a través de la violencia, la represión y la criminalización de las protestas.

Manifestante con una pancarta que dice Derechos de autor de la imagenEPA
Image captionLa jornada de elección se convirtió en el día con más muertes, al menos 10, desde que iniciaron las protestas en abril.

“Bajo su dirección, las fuerzas de seguridad han reprimido sistemáticamente y criminalizado a los partidos de oposición a través de detenciones arbitrarias, el enjuiciamiento de civiles en tribunales militares y el uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes”, señaló el Departamento del Tesoro en una declaración de prensa.

Cualquier miembro de la oposición o crítico del régimen corres el riesgo de ser detenido, encarcelado, atacado, torturado o asesinado“, agregó.

El gobierno estadounidense también considera que el Ejecutivo de Maduro ha hecho un mal manejo de la economía y ha generado una corrupción sistemática.

Destacan que pese a ser uno de los países del mundo con las mayores reservas de petróleo, millones de venezolanos pasan hambre “porque el gobierno se niega a importar suficiente alimento para la gente, participa de una corrupción desenfrenada en torno a la moneda y el régimen cambiario; y rechaza los ofrecimientos de ayuda humanitaria”.

¿Paz o poder?

Venezuela vive una ola de protestas antigubernamentales que se inició en abril luego que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió dos polémicas sentencias en las que asumía temporalmente todas las competencias correspondientes a la Asamblea Nacional (AN), que está en manos de la oposición y a la que el propio TSJ considera en desacato.

Julio BorgesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl gobierno de Maduro ha responsabilizado a Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, en numerosas ocasiones por la ola de protestas en Venezuela.

Aunque días después el TSJ suprimió varias partes de los fallos, las manifestaciones continuaron en todo el territorio nacional con un saldo hasta la fecha de, al menos, 110 fallecidos.

A comienzos de mayo, Maduro convocó a elegir una Asamblea Nacional Constituyente con el argumento de que se trata de un mecanismo para recuperar la paz en el país.

La oposición rechazó la propuesta por no haber sido consultada con la población en un referendo previo y porque considera que se trata de una argucia del mandatario para aferrarse al poder.

La Constitución venezolana otorga amplios poderes a la ANC, al punto de establecer que “los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Constituyente”.

El domingo en la noche, tras conocerse los resultados de la elección calificada de fraudulenta por la oposición, Maduro anunció que la ANC “levantará la inmunidad parlamentaria a quien haya que levantarla” y se hará con el mando de la Fiscalía “para que haya justicia”.

Se trata de dos acciones que afectarían a dos instituciones críticas con el gobierno: el Parlamento, controlado por la oposición; y la Fiscalía, cuya titular, Luisa Ortega Díaz, denunció la ruptura del orden constitucional en el país.

El gobierno, por su parte, atribuye la grave crisis que vive el país -donde escasean bienes básicos y se registra una inflación de tres cifras- a una “guerra económica” fomentada por la oposición y Estados Unidos.

Con “8 Millones” se consolida el Estado Fallido de N. Maduro en #Venezuela 

Origen: Maduro consuma un autogolpe en la jornada electoral más violenta | Internacional | EL PAÍS

Nueva etapa

Hoy Venezuela comienza una nueva etapa. La oposición llamó a la unidad contra el régimen, mientras el Gobierno continuará una huida hacia adelante llena de incógnitas. La nueva Asamblea Nacional Constituyente desmantela la Cámara elegida en 2015, compuesta por una mayoría de representantes críticos con el chavismo, e incluso, según los defensores del legado del expresidente Hugo Chávez, supone una traición y una ruptura sin vuelta atrás con los últimos 18 años.

Lo que dejó claro la elección, en cualquier caso, es que Venezuela es desde este domingo un país más dividido. En el este y el sureste de Caracas los comicios prácticamente no se celebraron. La huelga general de 48 horas convocada la semana pasada por la MUD, materializada en cortes de vías, que se vivió desde el miércoles, impidió que en esos sectores de la capital venezolana, donde se concentra la mayoría de la oposición al régimen de Nicolás Maduro, el Consejo Nacional Electoral abriera los centros de votación. El diputado Juan Andrés Mejías, del partido Voluntad Popular, informó de que abrió menos del 10% de los centros en los municipios opositores de Baruta, Chacao y El Hatillo.

Pero al superar esos límites otro país salía a votar. A primera hora de la mañana, en el colegio electoral Andrés Bello, de la avenida México, en el centro de Caracas, había muy poca gente formada en filas. En el único colegio abierto en la avenida Lecuna de Caracas, también en el corazón de la capital venezolana, había unas cuantas personas más, las suficientes, en cualquier caso, para que la televisión oficial, con planos cerrados, proclamara que, desde primera hora de la mañana, la asistencia era masiva. Aun así, la concurrencia no era la de comicios presidenciales, en los que suele votar mucha más gente.

El chavismo perdió en Coche y El Valle, dos parroquias del suroeste de Caracas que, hasta el varapalo de las elecciones al Parlamento, en diciembre de 2015, eran sus bastiones principales en la capital. Pero a media mañana, en la larga avenida intercomunal que las une, había cinco colegios electorales con varias personas esperando que les autorizaran la entrada. Era un domingo distinto al que discurría en los sectores opositores, silencioso y con restos de barricadas en las esquinas.

El oficialismo

La oposición se abstuvo de participar porque no avaló la convocatoria del presidente Maduro ni las condiciones establecidas por el Consejo Nacional Electoral, que reservó a la clientela del oficialismo un tercio de las diputaciones y sobrerrepresentó aquellas provincias donde el régimen conserva buena parte de sus apoyos. Como colofón a sus esfuerzos de impedir los comicios, la dirigencia de la MUD convocó a una manifestación en la autopista Francisco Fajardo. Pero la Guardia Nacional Electoral impidió que los manifestantes se concentraran en los cinco puntos dispuestos para la protesta. Fue una represión brutal que incluyó, según denuncias del dirigente nacional de Primero Justicia, José Manuel Olivares, el robo de teléfonos celulares y el lanzamiento de gases lacrimógenos y golpes.

Venezuela, en definitiva, afronta ahora un momento decisivo marcado por la violencia en el que toda posibilidad de diálogo, auspiciada especialmente en las últimas semanas por el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero —y que culminó con la salida de la cárcel de Leopoldo López en un intento del Gobierno de buscar un balón de oxígeno ante la presión—, parece haberse desvanecido. Las decisiones que tomen el régimen de Maduro y los dirigentes de la MUD en las próximas horas serán determinantes para definir el futuro del país.