Cuentas Bancarias en divisas con tarjetas en #Cuba

Las personas naturales no residentes en Cuba también podrán crear cuentas en moneda libremente convertible, según la Resolución 73/2020 del Banco Central de Cuba, publicada en la Gaceta Oficial en su edición extraordinaria del 22 de mayo.

Estas cuentas, que deberán estar asociadas a una tarjeta magnética pueden ser utilizadas para las ventas minoristas en divisas, así como en la importación de productos a través de las empresas autorizadas por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, según una nota publicada en la oficial Agencia Cubana de Noticias.

En esta nueva normativa se ratifica que "para la realización de sus cobros y pagos, las entidades importadoras autorizadas por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera solicitan Licencia Específica al Banco Central de Cuba para abrir cuenta bancaria en dólares estadounidenses en el Banco Financiero Internacional SA, teniendo en cuenta las regulaciones y procedimientos vigentes sobre esta materia".

Las cuentas bancarias de las personas naturales a las que se refiere la resolución serán operadas desde tarjetas, con las que podrán realizar transacciones en dólares estadounidenses, pesos cubanos o pesos convertibles tanto en cajeros automáticos, terminales de puntos de venta y otros canales de pago.

También se permitirá ingresar fondos por concepto de remesas a las cuentas en dólares mediante transferencias bancarias del exterior, desde otras cuentas en divisas operadas por bancos cubanos y desde FINCIMEX SA, perteneciente a la corporación CIMEX y parte del consorcio empresarial de los militares GAESA.

A los depósitos de dólares estadounidenses que se realicen en efectivo se les aplicará un gravamen del 10%, a diferencia de los también permitidos en euros, libras esterlinas, dólares canadienses, francos suizos, pesos mexicanos, coronas danesas, noruegas o suecas y yenes japoneses.

Podrán realizarse desde estas cuentas las operaciones establecidas para los poseedores de tarjetas RED, cuyos depósitos sean en pesos cubanos o pesos convertibles.

FINCIMEX es muy utilizada por cubanos residentes en el exterior y por ciudadanos extranjeros para enviar dinero a amigos y familiares en Cuba. Las tarjetas que emite permiten a los beneficiarios sacar efectivo en oficinas bancarias y hacer compras. Los depósitos que se hacen en ellas van directamente a las cuentas de GAESA, que controla, según análisis conservadores, alrededor del 60% de la economía cubana.

A través de la misma resolución, el Gobierno cubano dio luz verde al uso del dólar estadounidense en las operaciones de venta minorista en divisas y la importación de mercancías que sean realizadas en el país.

El 15 de octubre de 2019 se anunció la apertura de las primeras 77 tiendas en moneda libremente convertible, donde se ofertaban principalmente electrodomésticos, piezas de autos y las populares motos eléctricas, que podrían adquirirse con tarjetas magnéticas asociadas a cuentas bancarias en las llamadas divisas fuertes.

Esta medida representa otro paso hacia la "redolarización" de la economía cubana, como han advertido expertos de la Isla desde finales del año anterior, y puede significar un mayor aplazamiento de la tan ansiada unificación monetaria.

La economía cubana estuvo dolarizada desde inicios de los 90 hasta 2004, cuando se sustituyó el dólar por el peso cubano convertible (CUC) sin eliminarse la dualidad monetaria ni los tipos de cambio. Muchos veían al CUC como un factor de transición para la futura unificación monetaria.