Cuba dessalario e Inflación y eso con la doble moneda que margina y discrimina al ciudadano

Sobre vivir con un salario medio en Cuba

La espiral del aumento de los precios en la Isla, lejos de detenerse, continúa creciendo

Lunes, agosto 7, 2017 | Roberto Jesús Quiñones Haces


  • Productos en un mercado. Los salarios no alcanzan para cubrir una dieta básica (foto internet)

  • Estas laticas también son producidas en Guantánamo. Foto del autor.

  • Parte superior de un refrigerador Daewoo, con un precio de 814.95 CUC, equivalentes a 20 373.75 CUP, un 3218.60% del salario medio en Guantánamo. Foto del autor.

  • Los triciclos estatales iniciaron la competencia con las motos particulares en Guantánamo. Foto del autor.

GUANTÁNAMO, Cuba.- En la economía cubana, fuertemente centralizada, la política de precios la ejecuta el Estado mediante el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), al que corresponde dirigir y controlar la formación, fijación y modificación de los precios y tarifas.

Desconozco los mecanismos que se utilizan en Cuba para fijar los precios pero eso no me impide concluir que los que se imponen en Cuba, mayoritariamente, no guardan relación con el costo empleado en la producción o los servicios. Y si este es un medidor esencial para fijar los precios, ¿por qué ese fenómeno inflacionario se ha perpetuado tanto en nuestro país?

La realidad es que la espiral del aumento de los precios en Cuba, lejos de detenerse, continúa creciendo, como si la ineficacia de las empresas estatales quisiera suplirse con esa disposición, con el consiguiente perjuicio para el bolsillo de Liborio.

Por estos días la televisión nacional transmitió la intervención de un diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) que se quejaba del alto precio de una lata de dulce de piña. Pero el fenómeno no está constreñido únicamente a ese producto. En Guantánamo también se ofertan enlatados provinciales cuyos precios son exorbitantes. Otros producidos en el resto del país tienen precios similares y llegan a su fecha vencimiento sin que nadie los compre.

Hace más de dos décadas, cuando en pleno período especial se legalizó el trabajo por cuenta propia, las pizzas en el sector estatal valían 1.20 CUP (pesos). Cuando ese producto comenzó a venderse en el sector privado su precio se fijó en 3.00 CUP y luego en 5.00 CUP. Poco tiempo después las pizzerías estatales también pusieron el último precio a sus pizzas sin aumentar la calidad del producto ni de la prestación de sus servicios.

Hasta aproximadamente el 2008, cuando comenzaron a circular los ómnibus Yutong, el pasaje desde Guantánamo a La Habana costaba 58.00 CUP. Al fijarse el precio de ese servicio en los ómnibus chinos se dispuso que fuera de 175.00 CUP, lo que significó un aumento del 200% con relación al precio anterior, con la diferencia de que los ómnibus Hino eran más cómodos y mejores.

Desde el pasado cinco de julio circulan por Guantánamo 10 triciclos de procedencia rusa que cubrirán rutas fijas. El precio al abordarlos será de 2.00 CUP, pero pasados dos kilómetros se cobrará 1.00 CUP por cada kilómetro recorrido. El objetivo es hacerle competencia al servicio que ofrecen los particulares con sus motos y camionetas, pero teniendo en cuenta que dichos triciclos transportarán a seis personas, son más lentos e incómodos y circularán en una ruta fija, muchos guantanameros cuestionan ese precio porque los motoristas particulares realizan recorridos de hasta 5 km y más por solo 10.oo CUP.

Precios y salario medio en Guantánamo

Según publicó el periódico Granma el 30 de junio del 2017, el salario medio en la provincia de Guantánamo es de 633.00 CUP, unos 25.32 CUC mensuales, el más bajo del país.

Si tenemos en cuenta que los productos que se ofertan en la canasta básica a precios subsidiados apenas alcanzan para unos doce días, tomando como referencia los precios habituales del mercado y el salario medio de la provincia, podemos ilustrar el poder adquisitivo del guantanamero de a pie con el siguiente cuadro:

Se ha confeccionado este cuadro pensando en una persona que hace una sola comida al día. Aun así gastaría en esa magra lista de productos el 76.54 % del salario medio de esta provincia, aproximadamente unos 484.oo CUP, quedándole sólo 151 CUP para comprar el pan, los productos de la bodega y pagar la electricidad y el agua, suponiendo que no gastara nada en transporte y medicinas.

Si tomamos como referencia la relación entre ese salario medio y los precios aplicados a otros productos y servicios, algunos de ellos muy necesarios para llevar una vida con las necesidades mínimas cubiertas, tendríamos el siguiente resultado:

(Aclaramos que tomamos como referencia precios muy inferiores a los habituales de las tiendas de recaudaciones de divisas, como puede apreciarse en los casos de la olla arrocera, el televisor, el refrigerador, la ropa y el calzado).

Desde hace años la población se queja de la política de precios que fija el Estado. Siendo la ANPP —según la Constitución— quien expresa la voluntad soberana del pueblo, ¿por qué no se resuelve este problema o al menos se mitigan sus efectos?, ¿por qué ningún diputado ha emplazado a la Ministra de Finanzas y Precios para que explique las causas de precios tan exorbitantes?

Anuncios