¿Qué poder va a tener el nuevo Presidente de Cuba?

Origen: ¿Qué poder va a tener el nuevo presidente? | Diario de Cuba

Traducido por google

¿Qué poder va a tener el nuevo presidente?

Miguel Díaz-Canel and Raúl Castro. (ENRIQUE DE LA OSA)

Con sólo nueve meses antes general Raúl Castro pasos hacia abajo como presidente de Cuba y las manos el poder a un nuevo líder, casi todo el mundo en la isla, y en todo el mundo, es bastante seguro de que va a ser: el actual vicepresidente primero del el Consejo de Estado y del Consejo de MinistrosMiguel Díaz-Canel .

Por supuesto, en la política lo que se predijo no necesariamente vienen a pasar. Muy diferentes escenarios, no previstos por cualquier persona, podrían surgir. Por ejemplo, si el chavista dictadura cae en Venezuela , la crisis económica y política que esto desencadenaría en Cuba podría hacer que sea muy difícil para un civil para convertirse en presidente. Más bien, es probable que sea uno de los 15 patricios que componen la Junta Militar que realmente es el que manda en el país.

Aunque Mariela Castro , la hija del dictador, dio a entender en España que no puede haber una “sorpresa” en febrero de 2018, hasta ahora todo parece indicar que Díaz-Canel, de hecho, ser el nuevo jefe de Estado, a pesar de que hace no forman parte de la élite militar del castrismo. ¿Qué poder real tendrá él?

Los medios de comunicación y gobernantes de todo el mundo creen que en febrero de 2018 Raúl Castro dejará el cargo. Suponen que, al igual que con los dictadores “normales” que han sido presidentes de sus países, en Cuba cuando Castro deja al gobierno a su sucesor será otro dictador, o tienen poderes para iniciar algo así como la perestroika u otros cambios profundos en la isla.

Gran error. En primer lugar, la dictadura de Castro no es “normal” o tradicional, pero Comunista, que es algo muy diferente. La Constitución cubana (que era el reflejo de los soviéticos) establece que la máxima autoridad de la República no es el Consejo de Estado, el presidente o el jefe del Gobierno, sino más bien el Partido Comunista de Cuba (PCC) . Por lo tanto, constitucionalmente, al menos, la más alta autoridad en la isla es el Primer Secretario del PCC.

Los militares, al mando

En segundo lugar, Fidel Castro nunca aceptó -como en la URSS y otros países-comunista Partido realmente estar por encima de los militares. Su megalomanía se enfrentaron con este principio marxista-leninista y lo convirtió, como comandante en jefe, en una versión caribeña de Luis XIV: ” L’Etat, c’est moi ”  Fue el Estado.

Es decir, el comandante en jefe es el dictador, asistido por una junta militar integrada por 15 generales, coroneles y comandantes, del castrismo crème de la crème . Si alguien duda de si el ejército está a cargo actualmente en Cuba, pueden estar seguros de que es, como toda dictadura se basa en la fuerza, y es militarista por su propia naturaleza. Siempre se rige por un hombre fuerte, que es, obviamente, un militar, rodeado por generales que adular a halagarlo y para promover sus propios intereses. Y si ponen a un civil al frente, él es sólo un peón del jefe militar.

Raúl Castro ha tomado la fijación militar del régimen aún más, incluso la colocación de los militares en el control directo de la economía. Este es un defecto que afectará el civil Díaz-Canel, si la Constitución no se modifica.

No puede ser el dictador constitucionalmente, pero va a ser el comandante en jefe de la FAR (Fuerzas Armadas), una posición que se corresponde con el jefe de Estado, de acuerdo con la actual constitución. Es decir, un civil sería el comandante supremo de los tres ejércitos, la Fuerza Aérea, la Armada, contrainteligencia e inteligencia.

Los hermanos Castro no pensaron en esto cuando en febrero de 1976 se promulgó la actual Constitución, en su propia imagen y semejanza. En ese momento Fidel y Raúl fue del 49 fue de 45, y ambos vieron a sí mismos a la cabeza del poder público por secula seculorum . Pero el hermano mayor murió, y el más joven acaba de cumplir 86, y va a renunciar como jefe de Estado.

Un civil como comandante en jefe?

No importa lo que dice la Constitución, en cada autocracia militar la figura más poderosa es el comandante en jefe. Pero, a partir de febrero Cuba contará con un escenario sin precedentes si un civil es el nuevo comandante supremo de las FAR. Hasta la fecha, los cargos de presidente, jefe del partido y comandante en jefe siempre se han concentrado en una sola persona: Fidel, y luego Raúl.

Ante una falla institucional de ese tipo, tres cosas diferentes podrían ocurrir: 1) Una reunión de la Asamblea Nacional del Poder Popular de repente podría ser llamado para reformar la Constitución 2) general Castro podría llevar al país a la época en que Osvaldo Dorticós era una la cabeza en señal de estado, sin poder real (3) Uno de los miembros más jóvenes de la junta militar podría ser elegido presidente, y reemplazar el primer secretario del PCC en 2021, o cuando Castro II así lo decide, o muere.

La modificación de la Constitución podría consistir en cambiar el liderazgo de las FAR por parte del presidente de una comisión militar omnipotente, al estilo chino, respondiendo a la Oficina de Política y el primer secretario. En referencia a la segunda opción, recordemos que Dorticós era una figura con fines de protocolo, una farsa, encargados de recibir las credenciales de embajadores, asistir a eventos públicos para darles un cierto nivel de política y estatal, la firma de leyes impuestas por Fidel, y que representa Cuba a nivel internacional.

Pero hay una diferencia importante: en el tiempo de Dorticós la Ley Fundamental, escrito por Castro que en febrero de 1959, sustituyó a la Constitución de 1940 y se coloca el primer ministro como jefe de gobierno, el presidente.

Ahora otra Constitución está en vigor, y se asigna la dirección suprema de las FAR para el jefe de Estado. Fidel y Raúl pensaban que eran inmortales. Es decir, si no hay una enmienda constitucional Díaz-Canel sería, formalmente, ser el comandante en jefe.

El jefe del gobierno sin ser el primer secretario del PCC?

Además de esto, no habría otro fiasco político-institucional para resolver. Por primera vez en la historia del castrismo, el primer secretario del PCC, “número uno” de Cuba según la Constitución, no sería el jefe del gobierno.

El nuevo presidente no sería el dictador, pero él sería el presidente del Consejo de Ministros. Esto iría más allá de lo que el faraón y sus generales podrían cumplir. Una Indiferente necesita ser un genio para prever que Castro II emitirá una severa advertencia al nuevo presidente:  .. Usted sabe, Miguelito, usted no es realmente el jefe de nada Esto es todo para la demostración todavía estoy manda aquí “.

En resumen, Díaz-Canel, para decirlo como Homero en La Ilíada , no tiene la areté (excelencia) a ser un dictador. Ellos no van a dejar que le sirven como comandante en jefe. Él no será capaz de dar órdenes a un cabo. Tampoco a ser realmente el jefe del gobierno.

Por lo tanto, en lugar de ser el Mikhail Gorbachev de que a muchos les gustaría ver a marcar el comienzo de un cambio en Cuba, el nuevo presidente proyectada parece que va a emular a Dorticós, no importa lo que dice la Constitución. Después de todo, en la isla de todo el mundo le llama “presidente”, a pesar de que todos sabían que en realidad no lo era.

 

Anuncios