Opinión ¿Le conviene al Chavismo que siga Maduro? Por Darwin Chávez Venezuela

Origen: VERDADES Y RUMORES ¿Le conviene al Chavismo que siga Maduro? Por Darwin Chávez

VERDADES Y RUMORES ¿Le conviene al Chavismo que siga Maduro? Por Darwin Chávez

Abr 13, 2017 8:40 am
Publicado en: Opinión

thumbnaildarwinchavez

SUCESIÓN O TRANSICIÓN (I). El Gobierno de Nicolás Maduro está en serios apuros nacionales e internacionales. A lo interno el descontento crece y el rechazo hacia la gestión es enorme. No hay posibilidades de enderezar la relación entre el Gobierno y el pueblo. Por eso apelan al guion del miedo, de la represión, del castigo y la intimidación. Pero adicionalmente el guion incluye la negación, la subestimación de la disidencia ante la opinión pública y por supuesto confundir al enemigo. No sólo está en riesgo la permanencia de Maduro, sino la vigencia del proceso revolucionario. De las protestas actuales a un caos generalizado alimentado por la crisis que tiene acorralados a la mayoría de los venezolanos no hay mucho trecho. Buscan evitar que la protesta política se una a los reclamos sociales, porque eso pudiera ser devastador. Para evitar eso han apretado la represión. La actuación de los cuerpos de seguridad es desordenada y hasta alocada. Incluso quieren evitar que la gente se concentre y cuando la cantidad de personas ya comienza a ser importante, empiezan a lanzar gases y perdigones para dispersarlos, pero se han conseguido con la tenacidad de la mayoría que los confronta y resiste el ataque. La represión es brutal y llega al extremo de lanzar bombas lacrimógenas en centros comerciales, clínicas o en colas de vehículos en una avenida o autopista. La labor de los cuerpos de seguridad no ha sido de contención, como es lo normal en estos casos, sino de aniquilación y sometimiento total de los manifestantes. Están tan preocupados que hasta enviaron sus hordas a la misa que oficiaba el Cardenal Jorge Urosa Sabino al Nazareno de San Pablo. El uso de colectivos armados se ha convertido en un problema muy serio, porque la misión de ellos es hacer lo que policías y militares no deben hacer: usar armas de fuego. Esos colectivos no están preparados para controlar el orden público, pero no es lo que interesa. Lo que les importa es que ellos le hagan frente a la disidencia con métodos violentos e ilegales.  No les importa el rechazo que eso genere. Quieren mostrar que ningún espacio o momento está alejado de la violencia que ellos puedan generar. Paralelamente funciona a toda marcha el aparato de propaganda del régimen creando “falsos positivos” para engañar. Inventan toda clase de historias truculentas que hablan de un alzamiento que ocurrirá muy pronto y que es “oficial” ¿Desde cuándo los alzamientos militares se oficializan y se anuncian por notas de voz? Pero incluso crean cuentos dignos de la cripta, como aquel que habla que la OTAN prepara una fuerza de invasión a Venezuela. Para quienes crean que todo ese esfuerzo es para proteger a Maduro, están equivocados.

DISCURSO. En estos momentos en los cuales impera la emoción y se olvida la razón, es importante que los principales líderes de la disidencia tenga claros algunos elementos en su discurso como expresión final de una estrategia ante la opinión pública. Es el momento de jugar a la política y no a la pantallería. Por eso la MUD debe articular un discurso que logre fusionar el anhelo de cambio con la exigencia de un cronograma electoral. Si sólo se hace hincapié en el cambio del Gobierno, cosa que en lo inmediato es poco probable, se dejará de lado una importante oportunidad para debilitar aún más al régimen: las elecciones regionales y municipales. El Gobierno está contra las cuerdas producto de la presión en las calles, pero no está caído. Hay que aprovechar su actual debilidad para que se vea obligado a convocar las elecciones y aprovechar ese evento democrático para despojarlo de la mayoría de las Gobernaciones y Alcaldías. Pero también se debe aprovechar el momento para desnudar al régimen como violador de la Constitución y de los derechos humanos. Deben tratar de fusionar en el discurso opositor la necesidad de cambio con elecciones y las elecciones como vía para el cambio. No es fácil lograrlo ante el anhelo de la mayoría de salir del régimen, pero deben hacer el esfuerzo.

SUCESIÓN O TRANSICIÓN (II). Todo el esfuerzo de represión, intimidación y confusión está orientado a proteger la revolución. Maduro no es la clave. Por eso se retomó el tema de la sucesión y el daño que la actual gestión presidencial le está causando al proceso. La sucesión se había enfriado a raíz de las sanciones que Estados Unidos impuso al Vicepresidente Tareck El Aissami, pero ante el serio peligro que existe de un cortocircuito que acabe con la revolución, lo han retomado. Mucho se discute sobre la pertinencia que Maduro siga en el poder o que sea sustituido a tiempo. Se habla que se necesita de un hombre fuerte, con discurso agresivo y además carácter autoritario para reagrupar las fuerzas del oficialismo en una era post Maduro. Quieren llegar en las mejores condiciones al 2018, pero con el actual desastre se ve cuesta arriba la tarea. Ese personaje emergería como el salvador del Chavismo y buscarían hacer creer que con ese Mesías volverían los buenos tiempos del comandante en la Presidencia. Mis fuentes en Palacio me informan que ese plan está en marcha: “Por eso los interesados están motivando tantos costosos errores. Quieren agitar la opinión pública. Quieren crear las condiciones para la sustitución”. Ante ese mensaje pregunté si se refería a lo que me he tomado la libertad de llamar el “Deep State” tropicalizado: “No, esos andan en otra cosa. También buscan el cambio, pero a través de una transición. Aquí hay un choque de intereses que puede terminar muy mal”.

PLAN 2018. La inhabilitación de Henrique Capriles estaba cantada de antemano. Lo que sorprendió fue la cantidad de años que le cargó el Contralor General de la República, Manuel Galindo. Superó el récord que estaba en manos de Pablo Pérez con 10 años. Pero no crean que esa sanción es una reacción al escándalo del autogolpe y la conducción de algunos partidos de la MUD, no todos, al reclamo popular. Todo es parte de un plan que se trazaron los radicales desde el año pasado y que el 16 de febrero de este año explicamos en Verdades y Rumores con lujo de detalles (LEA: http://verdadesyrumores.com/verdades-y-rumoreslos-ultras-ejecutan-su-mision-2018/) aunque algunos amigos lo asuman con sarcasmo. Se trata de la “Misión 2018” que busca que la revolución, porque no necesariamente sería Maduro, llegue en las mejores condiciones posibles y que acuda a un proceso electoral que saben que van a perder, pero que desean perder con un resultado “digno” que los deje vivos políticamente. Si ustedes revisan lo que comentamos el 16/02 se darán cuenta que hay cosas que se han ido cumpliendo. Ahora bien, ¿La inhabilitación de Capriles no parece un error en los actuales momentos de tensión? Totalmente. Parece inadecuado porque la conflictividad es muy alta y esa decisión agrega una razón más para que la gente salga a protestar ¿Será un error “inducido”? Desde hace varios meses vengo hablando sobre la cantidad de equivocaciones graves que comete el Gobierno y que les generan problemas, pero los siguen cometiendo. Todo eso también forma parte de un plan. En este caso sabiendo que la decisión de inhabilitar a Capriles estaba tomada desde el año pasado, motivaron a ejecutar tal orden en estos momentos tan poco pertinentes. El gran ganador con eso es Capriles ¿Pero si está inhabilitado por 15 años? Primero que todo es muy poco probable, por no decir imposible, que el Chavismo dure esa cantidad de años en el poder, por lo que al producirse el cambio de modelo todas esas inhabilitaciones deberían entrar en una especie de amnistía general. Pero en lo inmediato Capriles gana porque revitaliza su imagen, que había quedado algo desgastada a raíz del fracaso de la convocatoria del Referendo Revocatorio. Toma un oxígeno importante. Ahora es una nueva víctima de un gobierno voraz y abusador. Ante los ojos de un sector importante de la disidencia es una especie de nuevo “mártir” opositor. En el caso que se convoquen las elecciones regionales, él no podrá ser candidato pero el aspirante que reciba su respaldo ganaría seguramente la Gobernación de Miranda. El sale del juego de candidaturas, pero suma fuerza en el juego político. La “Misión 2018” de los radicales sigue su ejecución, con tropiezos, pero sigue en marcha.

SUCESIÓN O TRANSICIÓN (yIII). El otro sector que busca un cambio en la Presidencia quiere algo más que una modificación nominal. Quieren algo más de fondo. Y como saben que hay quienes retomaron el plan de la sucesión, han venido actuando para abortar la llegada de cualquiera de los dos aspirantes con mayor fuerza. Están trabajando nacional e internacionalmente para eso. Ellos ya han logrado en el pasado reciente evitar planes de los radicales y es de urgencia para ellos lograr sus objetivos en este caso. Una sucesión con alguno de los dos personajes con mayor opción a la cabeza, los dejaría a ellos en una condición muy mala. Lo cierto del caso, es que el ambiente es tenso y pesado en el cogollo. Ven el peligro muy cerca y quieren evitar que un evento “sobrevenido” eleve su ya muy amplio “costo de salida”.

BAJO PERFIL. La historia se repite. Lo mismo que hizo en 2014, lo hizo ahora. Llamó la atención el muy bajo perfil de Pancho ante las sentencias 155 y 156, ante las acusaciones de golpe de Estado y luego ante las protestas de la oposición en la calle. Nunca defendió las decisiones del TSJ, tampoco aplaudió con fuerza la resolución de la “controversia” entre los poderes públicos ¿Pancho estaba jugando a la neutralidad? Luego parecen que lo llamaron a capítulo y tuvo que actuar. Primero la Policía Regional reprimió con fuerza las protestas de un sector de la Unidad que lo rodeó en la Residencia Oficial, cosa que no ocurrió en las ocasiones en las cuales ha sido secuestrado por los bachaqueros contra quienes no lanzaron ni un cohete. Luego programó concentraciones en cinco puntos rojos repartidos en zonas emblemáticas de la ciudad, para lo cual citó a todos los miembros del gabinete y convocaron con carácter obligatorio a todos los empleados de la Gobernación. Sorpresivamente la noche del lunes enviaron una contraorden y cambiaron a una concentración de todos en la Plaza Bolívar con el fin de evitar un fracaso demasiado evidente, porque la orden que les dieron a los empleados para asistir no tuvo el eco necesario. Con los puntos rojos iban a quedar en ridículo y por eso cambiaron el lugar ¿A qué juega Pancho?

UNIDAD. Si bien es cierto que la Mesa de la Unidad Democrática está claramente dividida, en la calle sólo se siente la Unidad Zulia que lidera Gustavo Ruiz. Ellos están marcando la agenda de las protestas y lograron, entre otras cosas, rodear la residencia de Pancho para reclamar por la ruptura del orden constitucional y pidiendo elecciones, a lo cual “Zulia 1” respondió con bombas y perdigones. Luego tomaron por sorpresa el Puente sobre el Lago. Esta MUD conformada por Primero Justicia, Voluntad Popular y otros partidos ha estado en la calle e incluso han logrado captar a los movimientos de resistencia que habían sido reacios a acompañar a los partidos en las protestas. Ruiz ha sabido imprimirle dinamismo a la oposición, mientras la otra MUD parece que está en campaña y no sale de las insípidas ruedas de prensa. Es tan mala la otra Unidad, que prácticamente se despidieron de la lucha anunciando que regresarán con una marcha el miércoles 19 de abril ¿Extraño no? Mientras que la Unidad Zulia continuará en esta Semana Santa en la calle y para este jueves anunciaban la visita sorpresa a la sede de un cuerpo de seguridad.

“FRENTEANDO”. Bueno el trabajo que viene haciendo el partido Primero Justicia en el Zulia en el marco de las protestas de calle para exigir la restitución del orden constitucional y el cronograma electoral. No se han ido a descansar y encabezados por Juan Pablo Guanipa están en la calle enfrentando al régimen y su represión. Incluso Guanipa lanzó acusaciones muy duras contra Pancho, sobre todo aquella mañana que tomaron por sorpresa los alrededores de la Residencia Oficial. Entre las cosas positivas es que en la dirigencia de PJ se notan muchos jóvenes que están en pleno proceso de formación.

OESTE. Cuántas veces usted escucha mencionar que el Gobierno no cae porque en Caracas no sale el Oeste a protestar ¿Por qué esa zona de la capital es tan importante? Porque es el área de Caracas que reúne la mayor cantidad de barriadas pobres y se convirtió en una fortaleza para el Chavismo. Por eso el Gobierno se niega a aceptar que la oposición marche en el municipio Libertador, porque eso pudiera ser un revulsivo para que los caraqueños de esa zona salgan a sumarse a la protesta popular ¿Y no es un fortín del oficialismo? Ya no lo es y eso se demuestra con los resultados del 6D cuando esos circuitos fueron ganados por los candidatos de la Unidad. El Gobierno hasta perdió en el 23 de enero a pesar de la intimidación de los colectivos armados. El hecho que la oposición no haya marchado en el Oeste de Caracas, no quiere decir que una parte de sus habitantes no estén participando en las protestas que se hacen en el Este y algunas zonas más céntricas. Nadie lleva el control de donde viven quienes participan en las convocatorias de la MUD. El Gobierno sencillamente quiere alejar a la disidencia de las zonas populares para evitar que “bajen los cerros”. Por eso pretenden encapsular la protesta en los municipios del Este. El mito que los pobres son chavistas se derrumbó, porque ellos son los más golpeados por la crisis. Para mí los cerros han comenzado a bajar de forma fragmentada, pero están bajando y eso en cualquier momento se convertirá en un problema grave, muy grave para el Gobierno, porque en su mayoría esas personas están acostumbradas a lidiar con la violencia y le temen más a los malandros, que a los policías y guardias nacionales. La realidad es que el Gobierno está perdiendo el apoyo de las clases populares y como ejemplo está lo ocurrido en San Félix, estado Bolívar, al término de la gira presidencial. Eso no fue un montaje y tampoco una “avalancha de amor” como garantizó Aristóbulo Istúriz. Eso fue una encuesta en vivo y directo con las clases D y E hacia abajo. Fue tan real que la manifestación tomó por sorpresa a la Casa Militar cuyos efectivos tuvieron que sacar a toda velocidad al Presidente en el vehículo Tiuna que intentó pasearlo entre la multitud. Fueron momentos difíciles, porque hasta perdieron comunicación por algunos momentos y eso preocupó en Miraflores. Si fue una avalancha de amor ¿por qué cortaron la transmisión televisiva? El Gobierno se niega a ver y aceptar una realidad tangible, ya no tienen el apoyo y el control de los pobres. Ya no controlan el Oeste. Y se engañan a ellos mismos alegando que en las protestas de la disidencia no hay pueblo, sino agitadores pagados por los enemigos de la revolución.

FRACASO. En medio de los días difíciles que vivió el Gobierno, trataron de convocar a los principales líderes de las iglesias cristianas a una importante reunión en el Palacio de Miraflores, para contrarrestar las críticas de la Iglesia Católica y además para mejorar la maltrecha relación con los miembros de esta religión. La misma se deterioró a raíz que algunas posiciones oficiales habían generado rechazo en los pastores, sobre todo en lo relacionado con la comunidad gay. Uno de los cercanos al Presidente le hizo ver que la Iglesia Cristiana tiene unos 8 millones de miembros en Venezuela y que debían acercarse a ellos, porque al ganarse a los pastores se captaban a sus fieles. A tales efectos hicieron una convocatoria bastante amplia que incluyó a los principales líderes Jaime Puertas, Jesús Pérez y Raúl Ávila, entre otros. Ninguno de ellos asistió. El principal gancho era el cambio de estatus legal para las iglesias evangélicas. La convocatoria fue un fracaso. Los líderes de las iglesias más numerosas en miembros se negaron a asistir. Sólo asistió una mínima representación de las iglesias más pequeñas. Los ausentes se negaron a ser utilizados para lavar la percudida cara del Gobierno. Pocos quieren tomarse una foto con un Gobierno que tiene tan mala imagen. A pesar del fracaso hay una comisión gubernamental integrada por más de 50 personas que está haciendo contacto con las iglesias, con el fin de captar su respaldo a través de créditos y otros aportes a las instituciones.

GUISO. Me escriben para indicarme que en las obras de refacción del estadio Pachencho Romero se registró un sobreprecio escandaloso. Me prometieron los detalles.

 

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

Anuncios