El Mariel en Cuba no quiere tractores de USA La Economía no los “necesita”

El Gobierno dice que excluyó de Mariel a una empresa de EEUU porque no cumple sus ‘estándares de innovación’

AGENCIAS | La Habana | 2 de Noviembre de 2016

El Gobierno dijo este martes que la empresa estadounidense de fabricación de tractores Cleber ha sido excluida de los proyectos aprobados para instalarse en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM) porque no cumple con los estándares de innovación que exige ese centro empresarial, reporta EFE.

"Una vez que ha sido evaluada la propuesta (de Cleber) desde el punto de vista tecnológico, se concluyó que no es el tipo de inversión que nosotros queremos atraer en la zona", dijo en declaraciones a EFE la directora general de la ZEDM, Ana Teresa Igarza.

Igarza indicó que la Zona es un "área donde a través de políticas especiales se atrae inversión extranjera que utilice energías limpias, alta tecnología, conocimiento e innovación".

En ese sentido, señaló que el proyecto de Cleber, que pretendía instalar allí una fábrica de tractores similares a los que se utilizaban en Estados Unidos en los años cuarenta adecuados para el modelo agrícola cubano, no cumple esos requisitos.

Durante la edición pasada de la Feria Internacional de La Habana, se anunció que las autoridades de la ZEDM habían aprobado el proyecto de Cleber, pero que requería todavía permisos especiales del Departamento del Tesoro debido a las restricciones que impone el embargo, lo que definitivamente ocurrió en febrero pasado.

"No se ha suspendido el proyecto, nunca estuvo aprobado de manera definitiva", dijo sin embargo Igarza, quien asistió a la ceremonia de colocación de la primera piedra de la fábrica de producción de cigarrillos de la empresa mixta Brascuba, la primera que comienza la construcción en la ZEDM.

La funcionaria aseguró que la decisión sobre Cleber no tiene nada que ver con que se trate de una empresa de Estados Unidos y dijo que su oficina está estudiando propuestas de proyectos de empresas de ese país que, a juicio de La Habana, sí cumplen con los requisitos de innovación tecnológica que exige ese área.

Mencionó proyecto de una compañía creada por el Instituto Rosewell Park de Nueva York, de investigación contra el cáncer, para crear una empresa mixta con el Centro de Inmunología Molecular de Cuba para el desarrollo de medicamentos contra el cáncer y otras enfermedades.

La inversión de Cleber requería que el Gobierno cubano tomara demasiados riesgos ideológicos, opino no obstante John Kavulich, director del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, citado por el diario miamense El Nuevo Herald. Aceptar el proyecto "se percibiría como que el país está aceptando los estatutos, reglamentos y políticas actuales de Estados Unidos. Que se habían rendido", dijo.

"Se sienten seguros de que, con las subvenciones, los préstamos, la reestructuración de las obligaciones existentes, los proyectos centrados en la energía, los ingresos de los visitantes de los Estados Unidos y otros países, el Gobierno tendrá la capacidad de mantener su resistencia a un compromiso comercial y económico significativo con las empresas basadas en Estados Unidos", agregó.

Igarza afirmó que en estos momentos hay 19 proyectos aprobados para la Zona Especial del Mariel, de los que hasta ahora solo se conocen nueve. El resto debe ser anunciado en la actual Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2016).

La ZEDM, un proyecto todavía en construcción de un puerto mercante, terminal de contenedores y un gran centro empresarial, es uno de las principales apuestas del Gobierno cubano para impulsar la economía nacional con la captación de inversión foránea, generación de empleo y fomento de exportaciones.