Manifiesto – Democratas sin Fronteras

Somos hombres y mujeres demócratas, que dolidos ante la decadencia, la injusticia y la falta de democracia, hemos decidido unir nuestros esfuerzos para ayudar a la sociedad a que despierte e instau…

Origen: Manifiesto – Democratas sin Fronteras

Manifiesto

Somos hombres y mujeres demócratas, que dolidos ante la decadencia, la injusticia y la falta de democracia, hemos decidido unir nuestros esfuerzos para ayudar a la sociedad a que despierte e instaure una verdadera Democracia. Estamos en una sociedad dividida y enfrentada por los intereses de los políticos, que han infectado con su corrupción moral e intelectual a la ciudadanía, y hay que actuar.

Nosotros hablamos con una única voz, unidos sin etiquetas de derechas o izquierdas, denunciando que no vivimos en una Democracia sino en una farsa sostenida por los poderes económicos y políticos gracias a los medios de comunicación. Medios que han preferido apoyar la manipulación y así evitar desaparecer, gracias a que esos mismos poderes compran su publicidad y financian sus deudas.

Sabemos que han creado un Estado monstruoso que nadie se atreve a denunciar, porque todas y cada una de las instituciones y sus integrantes se arruinarían sin contratos o subvenciones estatales; una descomunal red clientelar de políticos y otros puestos públicos y privados defendiendo a ese monstruo y a sus partidos.

Constatamos que los ciudadanos están desamparados porque no pueden elegir representantes que defiendan sus intereses, sino que sólo pueden votar cada cuatro años y sólo a políticos de listas decididas por el jefe del partido, obligados a defender el interés del partido para no ser expulsados de esas listas. Como resultado, cualquier político honrado es corrompido o expulsado.

Nosotros afirmamos que no hay regeneración posible porque el ciudadano ha sido excluído del sistema. Vivimos una falsa democracia de corrupción, donde no hay Justicia independiente, los jueces son elegidos por los partidos y los ciudadanos no pueden elegir a su Presidente; y mucho menos convocar referéndum, ni revocar mandatos.

Estamos convencidos de que con Democracia, la nación protagonizaría un profundo avance en todos los ámbitos: en la igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades, en una economía que no descarte a nadie, en una educación y sanidad de calidad y en el desarrollo económico en armonía con el ecosistema. Todos los territorios avanzarían en armonía para alcanzar los objetivos comunes al prevalecer el interés del ciudadano al interés de los partidos.

Somos hombres y mujeres libres en rebeldía contra la corrupción de los poderes políticos y económicos que están destruyendo la nación, contra los impuestos desproporcionados e injustos; y nos resistiremos a que las deudas de bancos y empresas sigan transformándose en una inmensa deuda pública. Nos declaramos en frontal oposición a todo el que perpetúa este horror ocupando escaños de la falsa democracia, que está destruyendo el espíritu de nuestros jóvenes con una educación miserable.

Por estos motivos hacemos un llamamiento a todo ciudadano libre  y especialmente a la intelectualidad, a los escritores, artistas, comunicadores, políticos honrados, para agitar las conciencias y unirse como Sociedad Civil; y así conquistar la Democracia que la nación necesita para regenerarse y resurgir.