La muerte del exilio cubano – Yusnaby Post

El Exilio Cubano ha muerto. No murió porque se hayan terminado las causas que lo originaron. No murió porque los exilados históricos hayan fallecido por su edad avanzada. Murió porque ya no hay exiliados y los cubanos que vienen a Estados Unidos se consideran “migrantes” como en muchas ocasiones ellos mismos se definen. El exilio […]

Origen: La muerte del exilio cubano – Yusnaby Post

 

La muerte del exilio cubano

La muerte del exilio cubano

 

El Exilio Cubano ha muerto. No murió porque se hayan terminado las causas que lo originaron. No murió porque los exilados históricos hayan fallecido por su edad avanzada. Murió porque ya no hay exiliados y los cubanos que vienen a Estados Unidos se consideran “migrantes” como en muchas ocasiones ellos mismos se definen.

El exilio cubano comenzó a desaparecer a raíz de los acuerdos Kruschev –Kennedy para resolver la crisis de los misiles nucleares de octubre de 1962. En los mismos, Estados Unidos se comprometió a no permitir ningún ataque desde su territorio contra la revolución comunista cubana. En ese momento la revolución quedó institucionalizada, y el gobierno dictatorial castrista se convirtió en el gobierno cubano de facto.

La guerra fría comenzó a terminar con el exilio cubano que se mantuvo sólo de nombre porque le convenía políticamente a Estados Unidos. Después comenzó a actuar la Biología, y el tiro de gracia lo recibió con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos que eliminó la necesidad política antes mencionada.

Eso no quiere decir que haya terminado el éxodo cubano, pero es un éxodo de migrantes económicos similar al éxodo de hondureños, salvadoreños, guatemaltecos y mexicanos que buscan emigrar en búsqueda de las oportunidades que no tienen en su país. Lo único que lo hace diferente a los otros es la Ley de Ajuste Cubano que permite a los cubanos entrar por la frontera o tocar tierra y automáticamente son admitidos y al año y un día obtienen la residencia.

Sin embargo, el éxodo que ha creado crisis tras crisis en Panamá y Costa Rica y en general en toda Centroamérica ha provocado  que varios países soliciten formalmente a Estados Unidos la derogación de la Ley de Ajuste Cubano. A esas solicitudes, se suman las voces de muchos congresistas y senadores norteamericanos que consideran que no tiene ningún sentido mantener esa ley.  La Ley de Ajuste Cubano tiene sus días contados. Ya se nota el cambio de la política.

Lo sucedido hoy cuando se le negó su residencia al Líder del Movimiento Democracia Ramón Saúl Sánchez es un presagio de los tiempos que vienen. A Ramón Saúl se le dieron 30 días para apelar. A los cubanos que vayan llegando sin Ley de Ajuste, se les detendrá y serán deportados si no es que logran escabullirse, y en ese caso, tendrán que permanecer en las sombras como sucede con mexicanos y centroamericanos.  Y en cualquier momento futuro en que sean descubiertos, podrían ser deportados.

Es indudable que la Ley de Ajuste no es la causa fundamental del éxodo cubano. La causa es la situación económica cubana y las obsoletas políticas económicas que el gobierno comunista cubano sigue aplicando en Cuba. Pero la ley si es un catalizador porque da a los que se lanzan a la aventura, la seguridad de ser admitidos y obtener un estatus legal en un año. Sin esa seguridad, sin duda alguna, el éxodo sería mucho menor.

El gobierno cubano sigue siendo represivo, pero la represión es diferente. Ya no hay las condenas de muchos años que se acostumbraban bajo el mando de Fidel. Ahora las detenciones duran horas, días y cuando mucho semanas. Los opositores detenidos casi nunca son  sometidos a juicio. Muchos de ellos a la larga, deciden emigrar.

Quedan algunas personas en la cárcel que son consideradas presos políticos por organismos confiables, pero las causas han sido mezcladas con delitos del fuero común y el gobierno castrista no los considera presos políticos. Esa es una de las principales tareas pendientes de los acuerdos entre Estados Unidos y Cuba.

Y la política de Estados Unidos hacia Cuba y de la Unión Europea hacia Cuba y en general la de todos los países ha cambiado. Yo no existe un enfrentamiento con el gobierno cubano y se busca una normalización que a la larga lleve a cambios en Cuba.  Y ha habido cambios en Cuba, pero han sido mínimos. Cuba sigue pidiendo que quiten el embargo, que hoy prácticamente no existe. Pero el presidente Obama les dijo claramente que aún si se quitara el embargo, Cuba tenía que hacer cambios para poder aprovecharlos.

Ahora que se celebra un congreso del  PCC es buen momento para hacer algunos cambios, pero la realidad es que mientras los Castro vivan, y sobre todo Fidel, son un obstáculo a cualquier cambio que se intente hacer en Cuba. Por eso es que el año 2018 es tan importante, sin quitarle mérito a la ayuda que la Biología nos pueda proporcionar.

Y el problema ha sido, sigue y seguirá siendo de los cubanos. El mensaje es claro. Desearía que el comunismo hubiera muerto en Cuba, pero el que está muriendo primero es el exilio cubano.

Descanse en Paz.