Recuerdan fusilamiento de tres jóvenes tras secuestro de lancha en Cuba

Origen: Recuerdan fusilamiento de tres jóvenes tras secuestro de lancha en Cuba

Recuerdan fusilamiento de tres jóvenes tras secuestro de lancha en Cuba en el 2003

Firmantes de la infame carta, algunos fallecidos…:Omara Portuondo(+), Alicia Alonso, Roberto Fernández Retamar, Miguel Barnet, Julio García Espinosa (+), Leo Brouwer, Fina García Marruz, Abelardo Estorino (+), Harold Gramatges (+), Roberto Fabelo, Alfredo Guevara (+), Pablo Armando Fernández, Eusebio Leal, Octavio Cortázar (+), José Loyola, Carlos Martí, Raquel Revuelta (+), Nancy Morejón, Silvio Rodríguez, Senel Paz, Humberto Solás (+), Amaury Pérez, Marta Valdés, Graziella Pogolotti, Chucho Valdés, César Portillo de la Luz (+), Cintio Vitier (+).

La (+) es que ya se fue con el Diablo


Este 11 de abril se cumplen 13 años del fusilamiento de tres jóvenes que intentaron secuestrar la lancha ”Baraguá”, que hacía el trayecto entre Regla y La Habana Vieja, con el fin de llegar a Estados Unidos.

El 11 de abril se cumple el décimo tercer aniversario del fusilamiento, tras un juicio sumarísimo, de tres jóvenes cubanos que intentaron secuestrar una lancha de pasajeros en La Habana con el fin de llegar a Estados Unidos.

La lancha ”Baraguá”, que hacía el trayecto entre Regla y La Habana Vieja, se quedó sin combustible luego de un corto trayecto de navegación. En el incidente hubo 10 detenidos. La mayoría recibió penas carcelarias, a excepción de Lorenzo Copello, Bárbaro Sevilla y Jorge Martínez, quienes fueron condenados a muerte y fusilados 9 días después del arresto, el 11 de abril del 2003.

Los familiares nunca fuimos notificados de la sentencia, dijo a Martí Noticias la señora Ramona Copello, madre de uno de los jóvenes.

“Un coronel me dijo el jueves que había que esperar que los papeles bajaran del consejo de estado, sin embargo al día siguiente, viernes, amanecieron muertos”, recordó la madre de Lorenzo Copello, exiliada en Miami.

Activistas cubanos recuerdan con pesar lo ocurrido

La abogada cubana Laritza Diversent dijo a Martí Noticias que los jóvenes fueron acusados de terrorismo en un hecho donde ninguno de los pasajeros corrió peligro. Destacó que en el proceso legal que se siguió contra los jóvenes “hubo una violación completa”.

“Los jueces que firmaron la sentencia, y los intelectuales que expresaron su aprobación en un documento que se hizo público en aquel momento, apañaron una tremenda injusticia”, precisó la abogada.

El escritor cubano Ángel Santiesteban, recordó que los que hicieron público “su apoyo al crimen no pueden decir que los obligaron”.

Por su parte, la activista Rosa María Payá señaló que fue un proceso sin garantías, un crimen más de los tantos cometidos por el gobierno. “Ellos fueron víctimas de una trampa del régimen”, subrayó.

El músico cubano Amaury Gutiérrez también recordó a los tres jóvenes cubanos fusilados, y criticó duramente a los intelectuales cubanos que firmaron la carta en apoyo a la decisión del Gobierno cubano.

Gutiérrez habló sobre este tema con Radio Martí y dijo que “la lista de los firmantes está en Facebook y cada vez que la leo me horrorizo”.

El cantautor cubano escribió una canción titulada “No toques esa guitarra” en la que expresa su “indignación ante un hecho como este”, y su deseo de que “estas cosas no se repitan nunca más en nuestro país amado”.

Dos días antes de ser fusilados, el martes 8 de abril, los medios de prensa oficialistas publicaron una nota de prensa escueta donde precisaron que “el Tribunal consideró probados los hechos, que constituían graves delitos de terrorismo previstos en la Ley 93 contra Actos de Terrorismo, del 24 de diciembre del 2001″.

Declararon que, tomando en cuenta la alta peligrosidad social de los hechos, así como la responsabilidad individual, el grado de participación y los antecedentes de conducta de los acusados, resultarían sancionados a:

Pena capital: Lorenzo Enrique Copello Castillo, Bárbaro Leodán Sevilla García y Jorge Luis Martínez Isaac, “los tres principales, más activos y brutales jefes de los secuestradores”.

Prisión perpetua: Maikel Delgado Aramburo, Yoanny Thomas González, Harold Alcalá Aramburo y Ramón Henry Grillo.

Treinta años de privación de libertad: Wilmer Ledea Pérez.

Cinco años de privación de libertad: Ana Rosa Ledea Ríos.

Tres años de privación de libertad: Yolanda Pando Rizo.

Dos años de privación de libertad: Dania Rojas Góngora.

El fusilamiento de los tres jóvenes, todos de la raza negra, fue condenado mundialmente.

Conocidas figuras de la política y de la cultura expresaron el rechazo al hecho, entre ellos el premio Nobel de Literatura José Saramago. Sin embargo, un grupo de 27 intelectuales y funcionarios cubanos publicaron un documento en el que declararon que “para defenderse, Cuba se vio obligada a tomar medidas enérgicas que naturalmente no deseaba”.

En el texto también llamaron a repudiar lo que ellos consideraron era “una gran campaña” que pretendía aislar al país y preparar el terreno para una agresión militar de los Estados Unidos.

Entre los que firmaron la carta figuran personalidades como Silvio Rodríguez, Miguel Barnet, Amaury Pérez, Carlos Martí, Eusebio Leal, Alfredo Guevara, Leo Brouwer, Chucho Valdés, y Roberto Fabelo, entre otros.