Revocatorio, constituyente, enmienda o convivir con “el mal” para no darle el gusto a la Derecha Democrática. Venezuela

Origen: Revocatorio, constituyente, enmienda… ¿y la renuncia? – Por: Juan García Viloria @Trabajo_Capital

Revocatorio, constituyente, enmienda… ¿y la renuncia?

Lo que indica el debate a lo interno de la contradictoria mezcla opositora, es que pretenden llevar a la gran mayoría del Pueblo por alguna de las salidas que aparecen en el título de este artículo.

La sacudida del 6D puede conducir a interpretaciones equivocadas, por fuera de la realidad de la gente que vive una cotidianidad cada vez más insoportable y que necesita de una normalización en sus vidas para poder animarse o arriesgarse a avalar en “ejercicios democráticos” a actores tan desprestigiados y parecidos. Por supuesto, las salidas opositoras, en las que no se ponen de acuerdo hasta ahora, están dirigidas a transitar los mecanismos previstos en el marco constitucional si no se da la “renuncia” de Maduro: una tareíta medio fastidiosa para un pueblo que tiene su mirada y expectativas pegadas a tierra, es decir, en cómo resolver ya! sus condiciones de existencia, una clave nada descartable de la importante irreverencia electoral que se manifestó el 6D y que puede potencializar un descomunal desgano participativo.

La desconexión con la realidad que vive la oposición, es distinta a la que vive el oficialismo. Maduro y su equipo de gobierno más cercano, seguramente no están pensando en las salidas que discute la MUD: deben saber que es una tarea de sus opositores y que se desprende, según la lectura equivocada o no que ellos se dan, de los resultados del 6D.

Pero un examen aparte habría que hacerle a la propuesta de la “renuncia”, principalmente, porque constituye un acto personalísimo que corresponde al Presidente y que solo Maduro la puede o no activar. Y como se trata de una propuesta que ya está en proceso público de solicitársele y donde el acompañamiento de los tiempos es un factor a tomar en cuenta, lo aconsejable es no hablar por Maduro, como digo se trata de una decisión personalísima y la pregunta es: por qué el Presidente la deja correr y permite que se potencie su instalación y posicionamiento.

Lo anterior puede llevar a distintas interpretaciones, pero veamos varios escenarios:

1. No renuncia y ver cómo responde la MUD y el resto de sus aliados en la solicitud que piden.

2. Renuncia por solicitud de un supuesto y fuerte entorno gubernamental que lo presiona para inducirlo a esta decisión como “mejor alternativa”.

3. Renuncia sobre la base de un acuerdo condicionado con la MUD y que conduzca a unas Elecciones Generales, incluida, hasta la propia Asamblea Nacional.

Particularmente me anoto en la No Renuncia porque, de ser así la decisión de Maduro, sería interesante ver el comportamiento de la MUD porque se verá obligada a transitar uno de sus tres únicos escenarios posibles: el constitucional, el golpista o la definitiva ruptura de una “unidad” que va a contranatura de sus distintas estrategias políticas nacionales e internacionales.

Creo que hay que ponérsela bien difícil a la MUD y a los capitalistas, pero sin hacernos ilusiones con el oficialismo  y su burocracia corrupta, hasta ahora no se ven señales de rectificación real y  percibo que no hay disposición política para reorientar el rumbo.  Por lo tanto, mi posición va acompañada de seguir contribuyendo con Marea Socialista en la construcción de una referencia y una alternativa revolucionaria, ética y constituyente que levante lo mejor del legado anticapitalista del Proceso Bolivariano y de Chávez… una unidad orgánica de hombres y mujeres con honestidad política, sangre en las venas y corazón para disputar los destinos de la Patria.