Oh! Capitalismo!

Oh! Capitalismo!

Oh! Capitalismo!, cansado de tanto Totalitarismo estéril me refugio en tí, se que brindas la oportunidad a quien la alcanza, el bienestar a quien se esfuerza, el capital a quién administra con eficiencia e inteligencia. No tienes leyes que frenen la creación y el desarrollo humano. Tampoco tienes compasión con el que fracasa. Pero qué es el socialismo, sino un cementerio de almas que por decreto se declaran fracasadas, antes de ni siquiera haberlo intentado. Oh! Capitalismo! Abrazo tu Mercado aunque el fuego de la divisa que todo lo compra, queme o apague mi mano!. Pero mano de obra barata del Sistema Socialista Totalitario, donde la cúpula Populista vive como los Emperadores Romanos, de ellos, jamás volveré a ser esclavo.

(c) A. Boente (Pensares Politicos)