Macri y el reto de #Argentina en Materia Financiera Internacional

El nuevo mandatario argentino busca mejorar las relaciones con los inversionistas internacionales. Pero las exigencias de sus acreedores siguen siendo onerosas.

Origen: ¿Qué le pide Wall Street a Macri para “hacer las paces” con Argentina? – BBC Mundo

Buen momento

Más optimista es Alberto Bernal, jefe de estrategia de la firma financiera XP Securities, quien desde Estados Unidos le dice a BBC Mundo que un acuerdo entre Argentina y sus acreedores es mucho más factible con el nuevo gobierno.

“El gobierno está moviéndose mucho más rápido de lo esperado”, asegura Bernal, para quien el Ejecutivo argentino parece haber decidido tomar en sus primeros cien días las medidas requeridas “para cambiar el ambiente”.

Más aún, Bernal asegura que no tendría sentido para los fondos no negociar ahora con la Casa Rosada, pues en su opinión, dificilmente habrá en Argentina un gobierno más dispuesto a conciliar con ellos.

El analista asegura que para Argentina es imposible políticamente aceptar pagar el 100% de las pretensiones de los fondos, pero se muestra optimista en que ahora se llegue a una figura mutuamente aceptable para los holdouts.

Un modelo distinto

El diario estadounidense The Wall Street Journal es el diario por excelencia de la comunidad financiera internacional.

Image copyright Getty
Image caption Los mercados financieros internacionales han respondido positivamente a la llegada de Macri al poder.

Un editorial de hace un par de semanas en ese medio le ofrecía al gobierno argentino algunas “sugerencias” para “resucitar” al país.

Entre ellas, “restablecer su credibilidad” en los mercados de capitales.

También le pide tribunales “imparciales” para proteger los derechos de propiedad privada.

Y le echa en cara a Argentina el controversial episodio de la expropiación de los intereses de la española Repsol en 2012.

En esencia, le pide a Mauricio Macri echar atrás más de una década de nacionalismo económico implementado bajo los anteriores gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El nuevo primer mandatario no enfrenta un panorama fácil ante los inversionistas internacionales.

Para complacer a los mercados no solo tiene que dar un viraje de 180% en el rumbo económico de los últimos años, sino que enfrenta una contraparte de negociación en los holdouts, cuyo modus operandi deja poco espacio para las concesiones que Macri necesita para hacer políticamente viable su estrategia económica.

Y en ese sentido, Macri necesitará de mucho esfuerzo para lograr que perdure el deshielo entre Buenos Aires y Wall Street.