Cuba autoriza a una empresa de EU instalarse en la isla

La compañía Cleber busca instalarse en la zona franca del puerto de Mariel para fabricar un tractor para el pequeño agricultor cubano, pero este proyecto deber ser aprobado por Estados Unidos.

Origen: Cuba autoriza a una empresa de EU instalarse en la isla — La Jornada

 

Cuba autoriza a una empresa de EU instalarse en la isla

jue, 05 nov 2015 15:43

La Habana. Las autoridades cubanas autorizaron por primera vez a una empresa de Estados Unidos a instalarse en la zona franca del puerto de Mariel, ubicada unos 40 kilómetros al oeste de La Habana.

El proceso para que la compañía Cleber pueda empezar a operar una fábrica de tractores en Cuba, sin embargo, tiene que ser aprobado todavía por Estados Unidos, explicó hoy el representante de la empresa Saul Berenthal.

Sólo entonces la empresa de Alabama, que quiere fabricar y ensamblar tractores agrícolas en la isla, podrá finalizar su registro en el país. “Estamos en espera”, explicó Berenthal sobre el proceso que está ahora en manos de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC) en Estados Unidos.

Debido a las restricciones del embargo económico contra la isla, las compañías estadunidenses no pueden comerciar formalmente con Cuba, excepto que cuenten con una autorización.

En el marco del acercamiento entre ambos países anunciado en diciembre de 2014, el gobierno de Barack Obama autoriza el comercio con Cuba en algunos sectores como la agricultura y las telecomunicaciones, entre otros.

Cleber decidió presentar el proyecto para instalarse en Mariel después de que la nueva política de Obama impulsase los “lazos comerciales” entre ambos países, comentó Berenthal.

El gobierno cubano creó hace dos años una zona franca en Mariel para intentar captar inversiones extranjeras ofreciendo entre otras cosas perrogativas fiscales. Ocho empresas extranjeras, entre ellas compañías de México, Brasil y España, se han instalado en tanto en Mariel.

Cleber espera poder obtener pronto la autorización al proceso iniciado en junio de este año, según Berenthal. La idea de la compañía es “diseñar un tractor para el pequeño agricultor cubano”, explicó el empresario estadunidense de origen cubano.

La compañía espera también exportar más adelante el tractor, pensado para un sector agrícola de pequeños productores, a otros países de América Latina, según Berenthal.

“Cuba tiene una serie de tratados comerciales con Latinoamérica”, explicó. “Sería más barato exportar desde aquí, tractores hechos en Cuba, que exportar desde Estados Unidos”.

Los gobiernos de Washington y La Habana retomaron relaciones diplomáticas a mediados de julio después de 54 años. En el marco de la ruptura a comienzos de los años 60, el gobierno de Fidel Castro expropió a grandes empresas estadunidenses en la isla.

Washington impuso a la isla como represalia un duro embargo económico y comercial aún vigente, y que sólo puede levantar el Congreso estadunidense. Obama ha pedido a la cámara que levante las sanciones en el marco del acercamiento bilateral y ha flexibizado varias de ellas.