Sin comenzar las clases ya hay más de los 18.1 puntos porcentuales para ganar las 2/3 partes en la AN #Venezuela

¡TERROR NOCTURNO EN MIRAFLORES! Los numeritos que no dejan dormir a Nicolás.

 

La ventaja para los sectores democráticos en las venideras elecciones parlamentarias es de 38,6% según la última encuesta del IVAD, lo que le daría una mayoría de las 2/3 parte de la Asamblea Nacional según los cálculos hechos por el Bank of América, ente que publicó un estudio titulado “El número mágico” y donde ratifica que todos las encuestas dan una sólida mayoría a la Mesa de la Unidad Democrática.

En el referido informe, realizado por la Unidad Andina del Bank of América Merrill Lynch (BofA), y publicado el pasado 17 de agosto se lee: Estimamos que la oposición tendría que ganar el voto popular por un margen de al menos 5,7 puntos porcentuales con el fin de capturar los 84 diputados necesarios para darle una mayoría simple. Un margen de 18,1 puntos porcentuales le permitiría capturar los 2/3 de mayoría calificada necesaria para aprobar importantes cambios constitucionales e institucionales. Las encuestas actuales indican que su ventaja está actualmente muy por encima de esos umbrales.

Si la encuesta del IVAD es la que mayor ventaja da, la realizada por Datanalisis refleja una diferencia de 22 puntos, mientras la publicada por Venebarómetro señala que la oposición tiene 19,7% puntos por arriba del PSUV.

FOTO EN MOVIMIENTO

Como dicen los entendidos, las encuestas son fotografías de un momento, por lo que es importante tomar en cuenta ese dato para sacar las posteriores conclusiones, pero lo que están diciendo estas “fotos” es que la diferencia a favor de los sectores democráticos se viene ampliando.

La encuesta publicada por Venebarómetro fue realizada entre el 28 de mayo y el 11 de junio y arrojó la referida ventaja a favor de la MUD; la muestra de Datanalisis fue recogida entre el 10 y el 23 de julio y la diferencia fue de 22 puntos, mientras que los datos del IVAD fueron obtenidos entre el 8 y el 16 de agosto, es la más reciente y la que expresa que la mayoría opositora es contundente pues se ubica en 38,6%.

Para las tres encuestadoras los principales problemas del país son desabastecimiento/escasez; inseguridad e inflación. El rechazo a la gestión de Nicolás Maduro sigue siendo importante. Venebarómetro registró 71,2%, con Datanalisis “mejora” un poco y se ubica en 70,4% mientras que el IVAD la coloca en 80%.

El IVAD le pide a sus entrevistados que se autodefinan políticamente y los resultados son todavía peores para el oficialismo, pues se ubicó en el tercer lugar ya que 43,8% se definió opositor, 34,3% como independiente y el 21,9% como oficialista. Si bien no es exactamente la misma pregunta, Venebarómetro había recogido que 32,6 votaría por MUD, 27,6 por independientes y 20,8% por oficialismo, ubicando al oficialismo también en un tercer lugar, mientras que en la encuesta de Datanalisis los partidarios del oficialismo si alcanzan el segundo lugar pues al ser interrogados sobre por quién sufragarían los resultados son los siguientes 50,7 para la MUD, 28 para el psuv, 8,4 independientes.

MANIPULACIONES DEL CNE NO SERVIRÍAN

Todo parece indicar que las manipulaciones al sistema electoral adelantadas por las rectoras del ente comicial no van a ser suficientes, en esta oportunidad, para desdibujar la decisión de los electores, tal como ocurrió en 2010, cuando la diferencia entre el PSUV y la oposición democrática fue de apenas un punto, pero el partido oficialista casi logra 100 de los 167 diputados en disputa.

Según el estudio del Bank of América, la combinación de la manipulación de los circuitos o la sobrerepresentación de algunas zonas en detrimento de otras “da al chavismo una ventaja importante en las elecciones estrechas. En 2010, el gobernante PSUV ganó el voto popular por 1,6 puntos porcentuales (48,2% -46,6%), pero capturó 98 de 165 asientos (59,4%), en contraste a la oposición que obtuvo 65 asientos (39,4%)”.

La situación hoy es distinta como lo reflejan las referidas encuestas. Ante ello, el referido informe señala que “si el voto popular está empatado, el gobierno capta 100 de los 167 diputados (59,9%). Sin embargo, si la oposición logra ganar el voto popular en al menos 5,7 puntos porcentuales, captura los 84 diputados necesarios para darle una mayoría simple. Un margen de 11,8 puntos en la victoria la llevaría a capturar el 3/5 de mayoría necesaria para derogar las facultades para gobernar por decreto otorgadas a Maduro por la Asamblea saliente. Por último, si la oposición logra ganar el voto popular por 18.1 puntos porcentuales o más, sería capaz de captar la importante mayoría de 2/3 asientos necesarios para designar a los nuevos jefes de los poderes judiciales y electorales, iniciar una reforma constitucional y aprobar leyes orgánicas”.

El informe del banco estadounidense toma en cuenta el trabajo de cuatro encuestadoras, sin mencionarlas y señala que “todas dan una ventaja a la oposición de dos dígitos; La ventaja promedio en todas las encuestas es 28,3 puntos porcentuales, más que suficiente a superar el umbral de 18,1 puntos necesarios para reunir la mayoría calificada de 2/3, de acuerdo a nuestras estimaciones”.