A los reguetoneros cubanos, donde se come, no se caga.

A los reguetoneros cubanos, donde se come, no se caga. Lavado de conciencia lavado de conciencia.

 

A estos señores que se llenan la boca de decir que son músicos, solo les interesan sus propias vidas, estos son los nuevos acomodaos. Ellos solo van a lo que les interesa porque han encontrado un nicho en Cuba en el que pueden vivir bien, cantando sus musiquitas para menear el esqueleto ganan dolares fácil y así cualquiera vive bien en Cuba y puede defecarse en la política.
Pero todo el mundo no puede ser reguetonero, cualquiera no es un #Osmanipastaediente y los demás? que se jodan? que sufran los desmanes del mismo raul castro que esta gente apoya? Que cuando tengan hambre se pongan a bailar sus cancioncitas? Que digan que apoyan a raul para que los dejen “inventar”?
Estos tipos se mantienen de los cubanos que viven fuera de Cuba.  Los de adentro, les dan la fama, y los de afuera, se enteran de que eso es lo que esta en el bombo allá en Cuba y son los que se gastan su dinero en conciertos cuando estos tipos salen afuera. Entonces, ellos quieren que todo siga como esta, porque así les va bien, o que mejoren las relaciones para que ellos puedan mover mas fácilmente su dinero, lo demás, el hambre del resto del pueblo, la falta de libertad, eso no les importa, porque ellos con decir cuatro estupideces en Cuba en favor de los castro, con eso se limpian y quedan bien. Solo que este Osmanipastaediente, además se vino a querer congraciar, aquí en los Estados Unidos, en tierras de libertad, donde los demás también tenemos derecho de libre expresión y de hacerle pagar bien caro su apoyo al dictador de raul castro.
Que han sufrido las entrevistas políticas? Entonces para que dan entrevistas? Sientense en su casa, a hablar lo que ustedes quieran, a hablar solo de su música y a darse propaganda, pero en su casa, cuando vas a un lugar, en un país libre, tienes que enfrentar que te pregunten de cualquier cosa, y lo menos que puedes hacer, si tienes miedo de decir la verdad, de decir lo que piensas, entonces lo que puedes hacer es callarte la boca y no decir nada, o responder de otra cosa, pero te falto cerebro y metiste los pies y ahora te toca pagar por tu tontería. Bien dice un dicho, que donde se come, no se caga.