¿Qué bandera se izó en Cuba?. Opinión

http://somosmascuba.com/2015/08/que-bandera-se-izo-hoy-en-cuba/

kanedgarrido.png

Hoy se izó la bandera norteamericana en Cuba. Pero nos persigue la pregunta de si es una bandera de victoria o de derrota, y para quién es esta. También nos hostiga la pregunta de cuál será el desenlace de la historia en los próximos años.

¿Se hizo lo correcto para Cuba? ¿Esto nos retrasará o nos catapultará hacia la democracia?
Después de 70 años, un secretario de estado norteamericano pudo decir en tierra cubana:
“Estamos convencidos de que el pueblo de Cuba sería mejor servido con una democracia genuina para poder expresar sus ideas, escoger a sus líderes”.

Las expresiones que reclaman democracia y el lugar donde se producen son cruciales para conducir los cambios. No es lo mismo pedir libertad de expresión para Cuba en Washington que hacerlo frente al Malecón. Tampoco que lo haga un alto funcionario de la Casa Blanca que comparte auditorio con el canciller cubano. Pero aun así, a muchos les preocupa que se olviden los derechos de los cubanos. Y que se pongan los negocios por encima de las necesidades de libertad.

Fuera de la isla, la comunidad cubana está polarizada. Pero es impresionante cómo las opiniones de los cubanos de la isla tienden tanto a favor. Y no se trata de la represión, realmente parece haber un espíritu de apoyo dentro de Cuba.

No están de acuerdo con la situación, pero creen que el restablecimiento de relaciones mejorará las cosas. Es el afán de cambios. Por décadas, hemos estado bajo la misma situación y hay más probabilidades de que las cosas cambien haciendo algo diferente, que continuando por la misma línea. El cubano está cansado del conflicto, de las discusiones interminables que no resuelven los problemas, incluso aunque no tengamos claro cómo nos favorecerá este cambio. No sabemos qué influencia logre la embajada norteamericana en las decisiones que tome Raúl Castro en los próximos años. No sabemos si Cuba se abrirá políticamente, si el gobierno permitirá los partidos políticos y los medios de comunicación independientes.

La historia tampoco nos calma. Las aperturas comerciales en los regímenes autoritarios no han llevado directamente a la democracia. Hay dictadores que gobiernan con mano dura y tienen relaciones comerciales con todo el planeta. Sin embargo, la historia no es predecible al 100%. La ciencia política nos dice que existe algo llamado multicausalidad. No existe una sola causa ni un único factor. Hay muchas variables en juego. No podemos compararnos con Vietnam ni con China. Tenemos nuestra propia situación, nuestra propia geografía y nuestra propia historia. Y nuestra voluntad siempre puede determinar el destino.

El bloqueo no ha logrado que Cuba transite hacia un cambio. Existe la creencia de que el régimen se sostiene por la cantidad de riqueza que tiene. ¿Pero si en pleno periodo especial no colapsó, por qué iba a hacerlo ahora?

No importa que tan rico o pobre sea, el sistema se mantendrá mientras la gente dependa del gobierno. El principal obstáculo para que una persona se manifieste en Cuba es que puede perder su empleo y su fuente económica.

Por su parte, China no es un ejemplo de independencia económica, pues el sector privado está muy atado al estado. Así que no hay mucho campo para disentir. Pero hay algo crucial que mencionó el presidente Obama en estos meses de debate, y es que el restablecimiento de relaciones comerciales podría contribuir a que el cubano se independice del estado. Y este puede ser el argumento más importante para las relaciones cubano-americanas.

Si la apertura de relaciones logra liberar económicamente al cubano, aunque sea mínimamente, ya habrá dado un gran paso para que Cuba se democratice. El resto, el otro 90% de causalidad lo tendremos que poner nosotros.