“Es la humillación más grande que he sufrido en mi vida” 5/7/2015

“Es la humillación más grande que he sufrido en mi vida” | Cubanet.

“Es la humillación más grande que he sufrido en mi vida”

Entrevista a Ana Lupe Busto, residente en Estados Unidos, detenida y luego liberada pasado domingo

11715980_10207125483721633_842903489_n

LA HABANA, Cuba:- El pasado domingo 5, la cubana residente en Estados Unidos, Ana Lupe Busto, quiso conocer personalmente si era cierta la violencia represiva contra las Damas de Blanco y los activistas políticos que la acompañan. Estuvo en la Misa de la Iglesia Santa Rita de Casia, tomó fotos de la marcha, participó en la actividad resumen y fue arrestada a la una de la tarde por las fuerzas de la Seguridad del Estado. Ha concedido una entrevista exclusiva a CubaNet para contar lo sucedido.

¿Qué tiempo hace que usted se fue de Cuba?

Me fui de mi país hace 23 años porque no hay democracia. Fui alfabetizadora, estuve movilizada cuando la Crisis de Octubre, trabajé mucho cuando vivía en Cuba, pero me viré en contra de la revolución por muchos motivos, no acabaríamos esta entrevista. Lo que más que me decepcionó fue el fusilamiento del general Arnaldo Ochoa, eso fue un asesinato”.

¿Qué día llegaste a Cuba?

Salí de Houston, Texas, el pasado día 3 julio, hasta Miami, allí tome un avión para la Habana el día 4. He viajado por diez días, regreso el próximo martes 14. Vine a ver a mi familia y a compartir con los valientes opositores cubanos.

¿Qué le motivó compartir con las Damas de Blanco “Laura Pollán”?

Sigo desde los Estados Unidos todos los acontecimientos de mi patria. Quise ver con mis ojos si era cierta la represión policial contra ellas, por el simple hecho de manifestarse por la liberación de los presos políticos y reclamar el respeto a los derechos humanos. En un país que sus gobernantes dicen se respetan esos derechos.

¿Fue reprimida por la policía política el pasado domingo?

Sí. Desde horas tempranas me fui para la Iglesia de Santa Rita de Casia, tomé muchas fotos. Estuve y compartí con las Damas de Blanco en su marcha con las fotos de los presos políticos, en la reunión que hacen. Cuando terminó la reunión, no habíamos llegado a la avenida 3era y 26, y un enjambre de policías y fuerzas de la Seguridad del Estado se tiraron de los ómnibus y autos, repartiendo golpes, empujones y amordazándonos las manos. Hay que estar con esas mujeres para ver como las tratan. ¡Qué brutalidad! Me llevaron para Tarará”.

“Ellos que tanto se vanagloriaron en decir que los cuarteles de la dictadura de Batista, fueron convertidos en escuela. Ahora las escuelas las convierten en cuarteles, qué paradoja. Tarará hace muchos años fue un centro escolar, campamento internacional, hospital para los niños de Chernóbil. Ahora es una escuela de policía y los domingos un centro de represión y tortura”.

¿Cómo actuó la policía política cuando supo que usted era residente en los Estados Unidos?

Eso fue en Tarará después que me maltrataron y hasta algunos moretones dejaron en mis brazos. Ellos quisieron quitarme mis pertenencias y entonces me identifiqué. Solamente llevaba el ID, o carné de identidad como se conoce aquí. Entonces, me apartaron y aproveché para tomar fotos y grabar. Ellos me estaban vigilando. Entonces me mandaron para la unidad de la policía de 21 y C en el Vedado.

 Entrevista exclusiva de Ana Lupe Busto (foto del autor)

¿Te atendió algún oficial de Inmigración y Extranjería?

No te puedo responder con certeza porque ellos no dicen su nombre completo, ni portan identificación. Lo más probable es que utilizan seudónimos. No tienen ética alguna. Allí, me interrogaron, me preguntaron por mi pasado, me ocuparon el celular, me eliminaron todo, no dejaron rastro de nada.

“Querían deportarme. Les dije que tengo derecho a protestar, soy libre de participar. Cuando les pedí que me dejaran llamar a la Embajada de los Estados Unidos (Oficina de Intereses), para informarles de todo el atropello que me habían hecho se aguantaron y entonces quisieron hacerme una advertencia legal, por escrito. Le dije: Si no me dan copia, no firmo nada. Me contestaron, nosotros no damos copia. Pues ni firme ni sé que pusieron en ese documento. A las 7 y 30 de la noche me liberaron”.

¿Crees que sucederán cambios democráticos en Cuba? ¿Qué impresión te llevas?

No, con esta dictadura, no habrá cambio alguno. Es un gobierno tiránico, violador de los derechos humanos. No sé qué hará el gobierno de Obama con estos acontecimientos, casi matan a Rodiles. Ya les han concedido bastante a los hermanos Castro a cambio de más represión. Esto es una inmoralidad.

¿Deseas transmitir algún mensaje a quienes lean esta entrevista dentro y fuera de Cuba?

Que sepan que me desnudaron completamente. Me hicieron quitar todo, ropa interior, todo. Es la humillación más grande que he sufrido en mi vida.

ernestogardiaz@gmail.com