Obama: Restablecimiento pleno de relaciones diplomáticas con Cuba y pide cese del embargo al Congreso

Obama: Restablecimiento pleno de relaciones diplomáticas con Cuba

Kerry inaugurará embajada

“En diciembre anuncié que Estados Unidos y Cuba habían decidido normalizar sus relaciones y, como parte de ese esfuerzo, Raúl Castro y yo establecimos que nuestros equipos negociaran la apertura de las embajadas, y el Departamento de Estado ha trabajado con la Cancillería cubana para lograr esos objetivos. Este verano, nuestro secretario de Estado John Kerry irá a La Habana para izar una vez más la bandera en nuestra Embajada”.

“Esto no es sólo simbólico: Con este cambio vamos a poder incrementar sustancialmente nuestros contactos con el pueblo de Cuba, tendremos más personal en nuestra Embajada y nuestros diplomáticos van a poder trabajar más a lo largo de toda la isla“.

“Eso incluye contactos con la sociedad civil, el Gobierno cubano y el cubano de a pie que quiere vivir mejor. En asuntos de interés común como lucha contra el terrorismo, medio ambiente, desastres naturales…”.

Hablaremos públicamente de los Derechos Humanos

“Vamos a encontrar nuevas formas de cooperar y vamos a tener serias diferencias, y eso incluye el apoyo constante de Estados Unidos a derechos universales como la libertad de expresión y asociación. Y siempre vamos a hablar de manera pública y enérgica cuando veamos violaciones de estas libertades”.

“La mejor manera de fomentar nuestros valores es a través del acercamiento, y por eso ya estamos teniendo más viajes y más contactos entre los dos países, y lo vamos a seguir haciendo en el futuro”.

“Desde diciembre hemos visto mucho entusiasmo por esta nueva política. Líderes de las Américas han manifestado su respaldo. Se lo escuchamos expresar ayer a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Y la opinión pública en ambos países apoya este acercamiento. Un cubano dijo: ‘Me he estado preparando para esto toda mi vida’, y otro: ‘Es como oxígeno fresco para nosotros. Somos vecinos, y ahora podemos ser amigos’”.

Vamos a poder mejorar las vidas de los cubanos

“Aquí en Estados Unidos también hemos visto entusiasmo. Hay estadounidenses que quieren viajar a Cuba, negocios que quieren invertir en Cuba, universidades de aquí que quieren tener asociados en Cuba”.

“Pero más allá de eso, tenemos que conocer a nuestros vecinos al sur, y a través de este acercamiento vamos a poder ayudar a mejorar sus vidas. Los norteamericanos quieren acercarse –y lo voy a decir sin tapujos–, el futuro de Cuba no puede ser rehén de lo que ocurrió en el pasado. De eso se trata: Es una decisión entre el futuro y el pasado”.

“Los estadounidenses y los cubanos pueden avanzar. Y es el momento de que el Congreso haga lo mismo. Le pido al Congreso que levante el embargo, que impide a los estadounidenses viajar e invertir en Cuba”.

“Hay miembros de ambos partidos trabajando en esto. ¿Por qué Washington va a obstaculizar a nuestra propia gente? Hay personas que quieren regresar al pasado y seguir con el aislamiento, pero ese tiempo ya pasó y esa política no funciona, no ha funcionado por 50 años. Impide que Estados Unidos tenga una presencia en el futuro de Cuba y complica las vidas de los cubanos”.

“Así que le pido al Congreso que escuche a los pueblos de Estados Unidos y de Cuba; escuchen las palabras de Carlos Gutiérrez, un cubanoamericano que recientemente criticó la política del pasado y se preguntó si es una buena política la que obliga a los cubanos a hacer colas toda la vida bajo el sol ardiente de La Habana”.

“Nadie espera que Cuba cambie de la noche a la mañana, pero yo creo que el acercamiento de Estados Unidos a través de nuestro pueblo, embajadas y negocios, es la mejor manera de adelantar nuestros intereses allí y fomentar los Derechos Humanos en Cuba”.

“Tenemos que demostrarle al mundo que somos capaces de cambiar, es una aspiración global. Estados Unidos va a izar de nuevo en La Habana nuestra bandera de las barras y las estrellas. Eso refleja el cambio”.

El momento ha llegado

“En enero de 1961, el año en que yo nací, cuando el presidente Eisenhower anunció que cortaba las relaciones con Cuba, dijo que su anhelo y su convicción eran que en un futuro no muy lejano fuera posible reanudar la amistad histórica entre ambos países. Bien, nos tomó algún tiempo, pero ese momento ha llegado, y hay un mejor futuro ahora”.

“Muchas gracias y quiero agradecer a algunos miembros de mi equipo, que trabajaron duro para que esto ocurriera. Están aquí, merecen ser reconocidos y estamos orgullosos de ellos ¡Excelente trabajo!”.