#VENEZUELA “Nicolás, si el dólar “negro” pasa los Bs. 500: ¿Renunciarás o lo controlarás?”

http://grupovenezuelareporta.blogspot.com/2015/06/nicolas-si-el-dolar-negro-pasa-los-bs.html?spref=tw&m=1

por lo que va perdiendo, y está padeciendo.

La economía venezolana ya está sufriendo un cáncer en estado terminal, por los altos precios que se han disparado con una velocidad que rompe la del sonido. Todo el país ya está arropado por esta condición extrema y miserable. El venezolano común siente miedo de lo que vendrá, de cuanto aumentarán de precios las cosas en los siguientes días, semanas, meses, y con la incertidumbre de no saber como sobrevivirá con esos sueldos devaluados. Viendo con terror un cuadro macabro de mayor pobreza.

Algunos expertos económicos explican que, cuando los números indican que existe una hiperinflación o una inflación galopante. Unos dicen que hay que esperar a que el alza sostenida de los precios supere la barrera del 50% mensual para declararla, caso contrario se estaría hablando solo de una inflación galopante. En todo caso, aunque el gobierno esconde la escalada de cifras y precios, los expertos dicen que los precios superarán los tres dígitos este año, como promedio. Pero hay rubros que están subiendo muy por encima de ese nivel como: calzados, vestidos, electrodomésticos etc.

Hay desde el gobierno quienes intentan manipular las cifras. Siempre van a querer ocultarlas para no desprestigiar al gobierno bolivariano con la realidad, para no perder votos en las parlamentarias del 6D, para no contribuir al pánico ni multiplicar los efectos de la plaga inflacionaria. Por eso, se niegan a hablar claro, y que no se descontrole la paz ciudadana, disminuya la poca inversión, que el comercio caiga, porque saben que la simpatía por la revolución pasará de largo, espantada por la máscara de la muerte.

Ayer 24 de junio en un CC de El Tigre vi el precio de un zapatos en Bs. 28.000, en una tienda de celulares un Samsung en 200.000. Es difícil pensar en los precios, pero equivale a lo que alcanzaba hace unos años para dar la inicial, y comprar una casita en una urbanización de Venezuela, o para comprar un carro, o un terreno donde construir una vivienda.

Señales hay muchas de esta hiperinflación, sólo basta anotar en un papelito los precios que vemos hoy, y compararlos con los de la semana pasada. La hiperinflación es una plaga que va arrasando todo a su paso.

No sé a dónde vamos a llegar con esta grave situación, este descalabro va a propagarse como un efecto domino, porque obliga a alzas en todo el sistema económico. Si esta marea sigue subiendo, arrasará por completo con los salarios de los venezolanos, y es previsible que ante la falta de acciones políticas económicas más profesionales y responsables, el gobierno se limite a aumentar el salario mínimo otra vez, o a declarar un alza general de sueldos y salarios, o seguir imprimiendo más billetes de a 100 que en los cajeros electrónicos lo que hacen es propagar la peste inflacionaria. Usted tiene la decisión señor presidente.

Por: Edgar Perdomo Arzola / Aporrea