“Ensayos Progresistas desde Cuba” Libro de Manuel Cuesta Morua. Una visión diferente y Actualizada

Ensayos_Progresistas_desde_Cuba.pdf.

Para Descargar Online en .PDF

Parte del prólogo de Haroldo Dilla Alfonso. Ex-Dirigente y ex-Militante del PCC cubano

….. No creo que Cuesta Morúa –el político y el intelectual- tuviera otras opciones teóricas tras involucrarse no solo en la crítica al monismo político, sino también al racismo prevaleciente en las élites culturales cubanas, una disección brillante de lo cual puede hallarse en el ensayo “El racismo que se lleva adentro”. Entendernos como resultados de “injertos pluriformes” que resaltaba Manuel, es la única opción para dar cuenta de la emergencia de identidades en la sociedad cubana –étnicas, genéricas, espaciales,etc.- sobre la base de la concertación igualitarista. Y abre una puerta para colocar a la
sociedad cubana ante un hecho inevitable: su carácter transnacional.
Pudiera extenderme muchas páginas, recreando lo que fue una gozosa lectura deun pensamiento renovador que dice mucho a la sociedad cubana y  latinoamericana contemporánea. Pero sería vanidoso de mi parte creer que puedo hacerlo mejor quecomo lo hace Manuel en este interesante libro que CADAL ha tenido el acierto de publicar. Ojalá estas ideas pudieran circular extensamente en esa sociedad cubana que despierta y merece, para poder decidir sobre su futuro, conocer estos otros puntos devista que son escamoteados al público, unas veces por vocación represiva, otras por oportunismo, y otras por una lealtad que hace tiempo se ha trocado en complicidadvergonzante.
Como el propio Manuel Cuesta Morúa lo proclama en uno de sus artículos y lo realizadesde un activismo incansable que ahora enfoca su quehacer en la organización de debates ciudadanos sobre la necesidad de una nueva constitución y una nueva civilidad:
“Esa es nuestra alternativa. Proporcionar unas herramientas, horizontales, sin jerarquías, ni jefes o caudillos, sin notables ni sabios arrogantes, a través de las cuales los ciudadanos, dentro y fuera de Cuba, ―los cubanos de afuera importan para algo más que enviar o traer dinero― puedan definir cómo quieren que las leyes expresen sus derechos, sus inquietudes y el modo en que el Estado y el gobierno debe tratarlos”
Algo muy democrático y por eso muy peligroso para una elite política que en nombre del socialismo y de la nación prepara la restauración autoritaria del capitalismo y su propia metamorfosis burguesa. Como acostumbra a decir el General/Presidente sin prisa pero sin pausa.