El tacón de Aquiles del Control Estatal Empresarial en la Economía Cubana

El tacón de Aquiles del Control Estatal Empresarial en la Economía Cubana. Porque no se puede ser al mismo tiempo victima y fiscal del descalabro salarial y la escasez existente a nivel Nacional. Lo cual motiva un fuerte mercado subterraneo y bolsa negra que se alimenta de las arcas del Estado, lo cual se viene analizando en el mundo acdémico desde el año 1988 cuando el Gobierno pidió aportes y Soluciones y luegos Fidel las engavetó para eliminar la apertura del Mercado Libre Campesino que se había autorizado, ahi se perdieron 10 años entre el reverso de Fidel y la 5ta velocidad, pero con caja doble, que le ha puesto Raúl Castro a las Reformas Económicas.
================================
“Control Interno de los Inventarios o buscar cómo resolver”

Según Catacora, F (2001)

El control de los inventarios implica un seguimiento estricto sobre las cantidades que se manejan a través de las entradas y salidas de inventario. Para el proceso administrativo de las cantidades ingresadas y despachadas, se implantan controles que son instrumentados a través de formularios que controlan las  cantidades  que  son  recibidas  o  despachadas  a través  de  las  operaciones  de  ingreso  y  de  salida. (p.280)

Los elementos de un buen control interno sobre los inventarios según Guajardo C. (1995), incluyen:

Conteo físico de los inventarios por lo menos una vez al año, no importando cual sistema se utilice.
Mantenimiento eficiente de compras, recepción y procedimientos de despacho.
Almacenamiento del inventario para protegerlo contra el robo, daño ó descomposición.
Permitir el acceso al inventario solamente al personal que no tiene acceso a los registros contables.
Mantener registros de inventarios continuos.
Comprar el inventario en cantidades moderadas.
Mantener suficiente inventario disponible para prevenir situaciones de déficit.
No  mantener  un  inventario  almacenado  demasiado tiempo, evitando con eso el gasto de tener dinero restringido en artículos innecesarios. (p.37)

El  concepto  de  control  interno,  tal  como  se  aplica  a  los  inventarios, requiere la separación de las responsabilidades de custodia y contabilidad, la aplicación de buenos métodos de dirección de empresas y de almacenamiento  para  impedir  acumulaciones  de  existencias,  deterioros, caída en desuso de artículos y pérdidas fraudulentas por hurto o malversación.

Los controles empleados para prevenir el fraude en los inventarios de una empresa se basan en una distribución  global de las funciones de compra, recepción, almacenamiento, tesorería y contabilidad. Consisten en ejercer unas medidas de protección física y en mantener una contabilización eficaz. Puede que estos controles no sirvan para impedir todos los fraudes posibles pero, por lo general, deberían detectarlos antes de que se ocasionen unas perdidas demasiado grandes.

A. Boente