Cuba entre las rarezas de internet

Cuba entre las rarezas de internet.

Cuba entre las rarezas de internet

Las dificultades de acceso a internet en la isla llaman la atención de un experto que la incluye entre las “Diez cosas que no sabías sobre Internet y la censura”.

Oficina Comercial Cubacel en Ciego de Ávila.

Oficina Comercial Cubacel en Ciego de Ávila.

Martinoticias.com

El periodista, escritor e investigador francés Frédéric Martel escribe en The Huffington Post un resumen de su investigación sobre internet, la censura de los gobiernos autoritarios y el ingenio de los ciudadanos para sortearla.

En las “Diez cosas que no sabías sobre Internet y la censura” el experto incluye su experiencia en Cuba: “Raúl Castro anunció en el verano de 2013 la apertura de un centenar de lugares con acceso a internet en Cuba con el fin de que los cubanos pudieran navegar libremente por la red. Estuve allí hace unas semanas y pude comprobar que este anuncio era pura propaganda. Internet sigue siendo poco accesible, sólo en grandes hoteles y en despachos gubernamentales, con largas colas y un coste de ¡10 euros por hora! El pretexto del embargo tampoco se sostiene, pues en 2011 se instaló (con ayuda de los europeos) un cableado submarino de 1600 kilómetros de fibra óptica entre Cuba y Venezuela, que sirve para el Ejército y los servicios secretos, pero no para los cubanos”.

En su artículo, derivado de una investigación mayor, recogida en su libro Smart, el autor menciona la inventiva de China para crear sus propios clones de Google, Facebook y YouTube y escribe: “Al frente de los gobiernos que limitan la libertad de expresión está China, donde Google está prohibido y, en su lugar, se utiliza el motor de búsqueda chino Baidu. No hay Twitter, sino Waibo; ni Facebook, sino Renren; ni YouTube, sino Youku; ni MSN, sino QQ. Los chinos han creado clones, imitaciones de las webs americanas”.

“Alibaba es en China un equivalente de Amazon, PayPal y eBay y su volumen de ventas ¡supera al de estas tres compañías juntas! China no sólo ha construido una intranet: está llevando a cabo un internet global con miras expansionistas. China tiene ya el segundo internet del mundo. Y ahora aspira a ser el primero…”, refiere Frédéric Martel.

Es admirable cómo los ciberdisidentes chinos han creado pasadizos secretos, de forma verbal, para referirse a la tristemente célebre matanza de Tiananmen. “…los disidentes utilizan la expresión 4 de junio para recordar los acontecimientos de Tiananmen. La censura prohibió esta palabra clave. Para esquivarla, los chinos hablan desde entonces del 35 de mayo (4 de junio, si sumamos los días de mayo). Pero la censura acabó entendiéndolo, y ahora los disidentes usan el 65 de abril, y luego será el 96 de marzo… hasta el punto de que no pueda entenderse”, relata para THP.

Martel comenta que cuando buscamos en Irán la palabra “sexo” en Google, nos sugieren que compremos el Corán. “Si ponéis ‘Dick Cheney’, también censuran la búsqueda. ¿Es que Irán no quiere que se hable del vicepresidente de Estados Unidos? No. Es que contiene la palabra ‘dick’ con la que se nombra vulgarmente el sexo masculino en idioma inglés”.

Según los datos a los que ha llegado este investigador, hay 2.700 millones de personas en todo el mundo conectadas a internet y dentro de cinco años, seremos 5.000 MILLONES. Internet estará aún más fragmentado, territorializado, y cada vez menos en inglés.

Para leer más, visite The Huffington Post.