Cuba se prepara al post-castrismo, sin Castro, pero con castristas

¿Quiénes heredarán el poder en Cuba?.

¿Quiénes heredarán el poder en Cuba?

El régimen se adentra en una frágil sucesión con los militares al mando.

07 de Noviembre de 2014 , 01:06 pm
¿Quiénes heredarán el poder en Cuba?
Crédito: AFP
Cuba se encamina a una frágil sucesión de poder con la jefatura militar en control y los hijos de la nomenclatura situándose en los mandos medios de las Fuerzas Armadas y en altos cargos de la burocracia gubernamental, según concluye un reciente estudio de la Universidad de Miami (UM).

“Es evidente que el General Raúl Castro rechaza los modelos de transición democrático-capitalista y que su proyecto de sucesión, de dictadura militar con el partido único en el poder, está en marcha”, afirma el reporte “Cuba: la frágil sucesión: Reciclando a sus hijos en el poder”, elaborado por el historiador e investigador Pedro Roig, del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de UM.

La investigación relaciona a los militares veteranos del Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR) y el Ministerio del Interior (MININT) que ostentan los principales escalones de mando en el gobierno cubano, así como las figuras emergentes que comienzan a adquirir relevancia y poder real en el proceso de sucesión.

Control de la economía

Actualmente, de los 14 miembros activos del buró Político del Partido Comunista, ocho tienen grados militares. El estudio establece que los militares controlan el 65 por ciento de la economía del país.

Roig observa que aun cuando el legado de la revolución cubana es la ruina económica, la nomenclatura disfruta de una generosa cuota de beneficios asociados al poder, destinada a beneficiar por igual a los sucesores designados.

“En realidad se trata de una herencia de privilegios. Para sus hijos, todos los beneficios. Para el cubano de a pie, las migajas que se desprenden del poder”, asevera el autor.

En la práctica -agrega Roig- la Cuba de la sucesión está tratando de presentar al mundo los dirigentes civiles que enmascaran el rostro del régimen militar, con la aparición en escena de Miguel Díaz-Canel (54 años), primer vcepresidente del Consejo de Estado y de Ministros. Bruno Rodríguez Parrilla (56 años), Ministro de Relaciones Exteriores, y Marino Murillo Jorge (53 años), Ministro de Economía, todos miembros del Buró Político y del Comité Central del Partido Comunista.

“Los militares son y seguirán siendo la fuerza esencial del proyecto en marcha”, asevera el estudio.

Piezas del futuro inmediato

En este contexto, el reporte menciona al General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, de 72 años y Jefe del Estado Mayor, como uno de los factores vitales de la precaria sucesión, considerando que es uno de los más jóvenes veteranos de la Sierra Maestra, y mantiene estrechos vínculos con el General Raúl Castro y su familia,
“En estos momentos, otro componente esencial es el General de Brigada Luís Alberto Rodríguez López-Calleja, hijo del General Guillermo Rodríguez, yerno de Raúl Castro y padre de Raúl Guillermo Rodríguez Castro, jefe de la escolta de Raúl”, apunta el documento. “López-Calleja es Director de GAESA, un gigantesco conglomerado de empresas del estado y mixtas, que lo hacen de hecho, el zar de la economía y prominente heredero de la dinastía militar”.

De acuerdo con el investigador, en la sucesión de poder y privilegios, los hijos de la nomenclatura están situándose en posiciones clave. La relación incluye entre otros a Ernesto Valdés Alonso, hijo de Ramiro Valdés y actual Secretario de Información de la Embajada de Cuba en China; Juan Carlos Ronda, hijo del General Alejandro Ronda y Director de Cibernética del Banco Nacional; Ernesto Machado, hijo del viceprsidente José Ramón Machado Ventura y asesor de inversionistas extranjeros desde las esferas gubernamentales; José Raúl Colomé, hijo del General Abelardo Colomé (Furry), ministro del Interior (MININT), y quien opera el mejor equipado paladar de La Habana.

De extraordinario poder

El estudio hace énfasis también en el creciente poder del Coronel Alejandro Castro Espín, hijo de Raúl Castro y Coordinador de Inteligencia de las Fuerzas Armadas y del Ministerio del Interior. “Desde esta posición de extraordinario poder, Alejandro Castro participó en Moscú, en las negociaciones del viaje del presidente ruso Vladimir Putin a Cuba y forma parte del selecto grupo de herederos de la sucesión”, señala el reporte.

Además se mencionan a Senén Casas, hijo del General Senén Casas (difunto) y segundo de Alejandro Castro; Leopoldo Cintras, hijo del General Leopoldo Cintras Frias, Polito, y Enrique Lusson, hijo del General Antonio Enrique Lusson, ambos asesores de empresas del estado cubano en Angola; y Ernesto Plasencia Escalante, sobrino de Aníbal Escalante (difunto) y embajador en Qatar.

“Dominados por la patología de grandeza generada por el poder absoluto ejercido por más de medio siglo, la gerontocracia militar cubana desafía la realidad y se niega a reconocer el fracaso de la revolución”, concluye Roig, autor de los libros Martí: la lucha de los cubanos por la libertad y Death of a Dream: A History of Cuba.