Cuba: Etecsa se viste de policia y quiere acabar con la WiFi.

Cuba: la empresa estatal de comunicaciones Etecsa quiere acabar con las redes Wi-Fi | Cuba, Internet, Censura – América.

Siempre nos están sacudiendo y asustando, pero son tantas personas conectadas a la red que la única forma de sabotearla sería con un apagón nacional”, dijo la fuente anónima vinculada al Wi-Fi “subterráneo”.

Cuba: la empresa estatal de comunicaciones Etecsa quiere acabar con las redes Wi-Fi

Los precarios canales de comunicaciones dentro de la isla enfrentan la amenaza de ser desmontados por el Estado. Frenaría los intentos de los ciudadanos de comunicarse y compartir información sin censura


Crédito: AP

Cuba es uno de los pocos países del mundo en donde el acceso a internet está reservado a los turistas extranjeros. Por eso, el montaje de grandes redes de Wi-Fi clandestinas ha sido la herramienta con la que los muchos habitantes han logrado comunicarse entre ellos y filtrar información “prohibida”.

Sin embargo, según informa el portal Cubanet, las últimas semanas La Habana ha sido escenario de registros de vivienda y de decomisos de todo tipo de equipos que pudieran colaborar con la tecnología Wi-Fi. Routers inalámbricos, y antenas emisoras-receptoras de señal, son los objetos elegidos por la empresa estatal de comunicaciones, ETECSA, durante los registros de las viviendas.

Pero, ¿cómo funciona esta red y por qué molesta tanto a ETECSA?

De acuerdo con el mismo diario, todo comenzó como una red local por cable entre vecinos y se fue extendiendo por las calles, los barrios, y hasta otros municipios, hasta convertirse prácticamente en una red provincial.

Pero, explica uno de los responsables de ponerla en funcionamiento, “esta red no tiene internet. Eso no es posible. Es como una red intranet que llega de un extremo de La Habana al otro y la usamos para juegos en red, chat, y lo más importante: los FTP (File Transfer Protocol, por sus siglas en inglés), donde se comparten series, películas, documentales, programas, libros y cualquier archivo deseado-“. Lejos está de ser todavía, una ventana para que los cubanos se comuniquen con el mundo.

La precariedad de la conexión no ha impedido, sin embargo, las requisas de ETECSA. De fondo, el peligro es que la poca información que se propaga por estas redes fluye sin la censura ni los controles del gobierno de Raúl Castro.

Por eso se han arriesgado incluso a actuar por fuera de lo que dispone la ley. A ETACSA no le compete realizar requisas ni ningún tipo de controles de este tipo en tanto existe un vacío legal en relación a las “redes inalámbricas sin fines de lucro”.

“Son tantas personas conectadas a la red que la única forma de sabotearla sería con un apagón nacional”

La constitución de Cuba establece la individualidad del domicilio en el artículo 56: “El domicilio es inviolable. Nadie puede penetrar en el domicilio ajeno contra la voluntad del morador, salvo en los casos previstos por la ley”.

Por eso, la única habilitada para ingresar en un domicilio es la policía, siempre y cuando cuente primeramente con el consentimiento del dueño de la vivienda, además de una resolución fundada del Instructor, aprobada por el Fiscal, donde deberá decir qué objetos están buscando y porqué los buscan.

Siempre nos están sacudiendo y asustando, pero son tantas personas conectadas a la red que la única forma de sabotearla sería con un apagón nacional“, dijo la fuente anónima vinculada al Wi-Fi “subterráneo”.