Lo que no sabías sobre el hombre que inició la Primera Guerra Mundial

Lo que no sabías sobre el hombre que inició la Primera Guerra Mundial –Lo que no sabías sobre el hombre que inició la Primera Guerra Mundial

 

28 junio 2014
01:06 PM ET

 

Lo que no sabías sobre el hombre que inició la Primera Guerra Mundial

 

Nota del editor: Tim Butcher es escritor, periodista y excorresponsal de guerra; se especializa en combinar los textos sobre viajes con la historia. Su primer libro, Blood River, acerca del cruce del río Congo, fue uno de los más vendidos y candidato al premio Samuel Johnson. Su más reciente libro, The Trigger: Hunting the Assassin who Brought the World to War se publicó en mayo.

(CNN) —- Este sábado se cumple un siglo de que Gavrilo Princip hiciera el disparo que inició la Primera Guerra Mundial, cuando mató al archiduque Francisco Fernando. ¿Qué es lo que sabemos sobre el buscapleitos adolescente más grande de la historia?

1. Se llamaba Gavrilo, que quiere decir Gabriel

Nuestros maestros de Historia nos enseñaron que la Primera Guerra Mundial empezó luego de que un pistolero matara al archiduque Francisco Fernando en Sarajevo el 28 de junio de 1914.

El asesinato fue un detonador que transformó lo ocurrido en una esquina de una calle de los Balcanes en una crisis continental al liberar las tensiones que existían entre los bloques de potencias europeas rivales: el imperio Austrohúngaro y Alemania por un lado y Francia, Rusia y Gran Bretaña por el otro.

El nombre del pistolero era Gavrilo Princip, su nombre de pila significa Gabriel en su lengua natal: serbio. Su madre quería llamarlo Spiro en honor a su difunto hermano, pero el sacerdote local intervino y dijo que el niño debería llevar el nombre del arcángel Gabriel.

2. Tenía apenas 19 años cuando desencadenó el primer conflicto mundial

Ciertamente, Princip es el mayor buscapleitos adolescente de la historia; estudiaba el último año de la preparatoria cuando hizo el disparo que detonó la Primera Guerra Mundial.

Su edad exacta fue tema de intenso escrutinio legal luego del asesinato porque muchas personas en Austria-Hungría pensaban que era adecuado sentenciar a muerte al asesino que había segado la vida de su heredero al imperio de los Habsburgo. Sin embargo, las leyes austrohúngaras eran muy claras sobre la pena capital. Solo se podía ejecutar a aquellas personas que tuvieran 20 años o más el día del delito.

La fecha de nacimiento registrada de Gavrilo Princip era 13 de julio de 1894, por lo que tenía 19 años, 11 meses y 15 días el día del asesinato; en otras palabras, le faltaban dos semanas para cumplir la edad que hubiera permitido que lo colgaran.

Todo se complicó un poco más cuando los investigadores encontraron un archivo del ayuntamiento en el que se indicaba que realmente había nacido el 13 de junio de 1894, por lo que tenía la edad suficiente para que lo ejecutaran. Sin embargo, tras mucho debate legal se reconoció que este registro estaba equivocado: la escritura cirílica que se usaba en la parroquia se prestaba a que se confundiera fácilmente junio con julio.

Sentenciaron a Princip a 20 años de prisión, la pena máxima para alguien de su edad en ese entonces, pero moriría de tuberculosis en el hospital de la prisión antes de que terminara la Primera Guerra Mundial, el 28 de abril de 1918.

3. Tenía la misma nacionalidad que Adolf Hitler

Hace 100 años, en el ocaso de la era de los grandes imperios, la noción de un Estado nacional y de la nacionalidad era cosa del futuro. Los países como Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría y Austria no existían. Estaban unidos en el vasto imperio de los Habsburgo, conocido como Austria-Hungría, un conglomerado de grupos étnicos distintos que a menudo hablaban idiomas diferentes de épocas diferentes y todos estaban bajo el control imperial en Viena. El sistema era tan caótico que en ciertas partes del imperio los vehículos se conducían por la izquierda y en el resto por la derecha.

Gavrilo Princip nació en una provincia de Austria-Hungría que se había adquirido recientemente, una zona conocida como Bosnia-Herzegovina. Durante siglos la había ocupado el imperio Otomano, pero en 1878 todo cambió y se volvió territorio de los Habsburgo de la noche a la mañana.

Sus ciudadanos no tenían pasaporte sino salvoconductos; por ser joven, Gavrilo Princip tenía derecho a obtener el mismo tipo de pase que se le concedió a Adolf Hitler, quien nació un poco más al noroeste, pero dentro del imperio austrohúngaro.

4. Como asesino, Princip tuvo mucha suerte

El conductor del auto del archiduque debió haber pasado frente a Princip con velocidad, pero a causa de un malentendido, viró justo en la esquina en la que Princip estaba y de inmediato le gritaron que se detuviera.

Princip se dio cuenta de que tenía un blanco fácil justo frente a él. Hizo un solo disparo contra el archiduque con una pistola de nueve milímetros, arma que normalmente no es confiable para un asesinato, pero tuvo la suerte de que la bala cortara la yugular de Francisco Fernando. Murió en cuestión de minutos.

5. No era un nacionalista serbio

Princip era de hecho un joven nacionalista eslavo. Aunque étnicamente era un serbio-bosnio, apoyaba a un grupo de activistas que llamaba a la unificación de todos los pueblos eslavos de Bosnia: musulmanes, croatas y serbios.

Su sueño era expulsar al invasor Habsburgo, así que dispararle al archiduque se consideró un “gran gesto” para inspirar a otros a levantarse contra la potencia extranjera.

6. El plan funcionó, pero tuvo un costo terrible

El asesinato desencadenó una guerra que Princip nunca se hubiera imaginado. Millones de personas murieron y los imperios cayeron… finalmente, expulsaron a los odiados austrohúngaros de Bosnia.

Como resultado, los eslavos locales tuvieron la oportunidad de unirse en un solo país al que más tarde llamarían Yugoslavia, que significa país de los eslavos del sur. Muchos de los habitantes de la zona consideraban que Princip era un libertador.

7. Su legado en los Balcanes fue tóxico

Las guerras que desgarraron a Bosnia en la década de 1990 tuvieron como motor las divisiones étnicas que existían entre las comunidades eslavas locales: serbios, croatas y musulmanes.

El sueño de que todos los eslavos de la región vivieran juntos se hizo añicos.

Aunque Princip disparó su arma hace 100 años con la esperanza de liberar a sus paisanos eslavos, actualmente lo culpan de ser un serbio bosnio manchado por su relación con los extremistas responsables de cometer atrocidades durante la Guerra de los Balcanes.

El tema es tan tóxico que, conforme se avecinaba el centenario del asesinato del 28 de junio de 1914, en Bosnia no se llegó a un consenso respecto a cómo conmemorar el acontecimiento.

El buscapleitos adolescente más grande de la historia es tal vez el buscapleitos adolescente más tóxico de la historia.