Cuba ensaya fin de dualidad monetaria

ansa.it – Ansalatina – Cuba ensaya fin de dualidad monetaria.

el sistema “mejora” sus labores como compradora, pero explicó su preocupación sobre cuál será la cotización que asumirá el CUC con respecto al peso nacional”

Cuba ensaya fin de dualidad monetaria
Por Francisco Forteza LA HABANA, 15 (ANSA) – Un sistema para comprar en supermercados elimina en Cuba la “inconveniencia” de que los clientes deban cambiar su moneda nacional para hacerlo y debe acercar el fin de la dualidad monetaria, aún sin fecha prevista.
Tal manera de pagar la mercancía por los clientes es un experimento que se está extendiendo en el sector comercial estatal y consiste en que un ciudadano pueda hacer su compra en un mismo establecimiento o mercado tanto en pesos cubanos, llamados CUP, como en CUC, cuya unidad equivale a 24 del primero y tiene un valor casi cercano al dólar.
Ambas monedas circulan al unísono desde la década del 90 del siglo pasado, cuando una profunda crisis golpeó la economía nacional a causa del derrumbe de la URSS, que era el mercado crucial de Cuba. Ahora ese sistema monetario obstaculiza la normalidad financiera del Estado y presiona sobre el poder adquisitivo de los ciudadanos, según análisis oficiales.
Una de las características de esta dualidad monetaria, que según las autoridades fue efectiva pero se prolonga demasiado, es que tanto el CUP como el CUC tienen sus áreas exclusivas en el mercado interno que, por regulaciones oficiales hasta ahora vigentes, no podían mezclarse.
Pero bajo la decisión oficial de que el sistema de dos monedas debe desaparecer, se está aplicando la nueva medida que permite en algunos establecimientos comerciales estatales seleccionados que el cliente pueda usar cualquiera de las dos monedas vigentes.
La agencia local de noticias AIN puso como ejemplo una tienda en Matanzas, ciudad a unos 100 kilómetros al este de La Habana, que antes comercializaba su mercancía en la moneda divisa CUC. Este mes en el lugar administrado por la cadena TRD Caribe se instalaron dos cajas registradoras para procesar las transacciones en una u otra moneda. O sea, una cobra las facturas en CUP y la otra en CUC.
“Para viabilizar el cálculo, se ofrecen listados de las conversiones de un grupo de precios a razón de un CUC por cada 25 CUP, mientras se aceptan en una misma compra pagos parciales que combinen esas variantes y tarjetas magnéticas”, explicó una funcionaria de la cadena TRD. La cotización entre ambas monedas se mantiene. La ventaja consiste en que el cliente no tendrá que cambiar sus pesos cubanos, en CUC, antes de poder comprar. La gran mayoría de los cubanos ganan sus salarios en pesos nacionales.
En un gran supermercado de La Habana Irene, un ama de casa, dijo a ANSA que, en efecto, el sistema “mejora” sus labores como compradora, pero explicó su preocupación sobre cuál será la cotización que asumirá el CUC con respecto al peso nacional, la moneda que sobrevivirá, en el momento del cambio final.
El vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, quien encabeza una comisión oficial que controla los cambios iniciados desde 2008, subrayó en abril último, según fue citado por la prensa, que el camino que lleva al fin de la existencia de las dos monedas es “extremadamente complejo”. No obstante, dijo ante el Consejo de Ministros que “su aplicación resulta imprescindible a fin de restablecer el valor del peso cubano y de sus funciones como dinero”. BY2-FM/ACZ