#Venezuela: ¿Tarjeta de abastecimiento o de racionamiento?

Perspectiva de la semana | Venezuela: ¿Tarjeta de abastecimiento o de racionamiento?.

 

……..

Posteo solo el final

¿Cuál es la similitud y cuál la diferencia entre la “tarjeta de abastecimiento seguro” y la “libreta de racionamiento” cubana?

La similitud principal entre la tarjeta de abastecimiento seguro y la libreta de racionamiento cubana son sus fines: ocultar la realidad de la escasez creada por las políticas socialistas, restringir el consumo (calificando de inmoral al que proteste) y planificar centralizadamente la asignación de los bienes -en este caso los alimentos- adquiridos por el Gobierno, así como los producidos o adquiridos por el sector privado.

La diferencia principal es el nombre usado y la apariencia de una y otra, pues en el caso de la venezolana, apoyado en el neolenguaje orwelliano usado por el Gobierno Nacional, se le denomina de un modo opuesto al fin que persigue (racionar por abastecer) y además se presenta como una “tarjeta de débito o crédito” socialista, y como un instrumento moderno, mientras que la cubana carece de esa “sofisticación” publicitaria, hipócrita por demás.

¿Por qué surge la necesidad de implementar la tarjeta y cuál sería su implicación económica?

Las causas de esta medida la han descrito destacados expertos, como por ejemplo el profesor de la Universidad Central de Venezuela José Guerra, quien ha indicado que: “El anuncio de lo que eufemísticamente el Gobierno llama la tarjeta de abastecimiento no es más que la réplica en el siglo XXI de la tarjeta de racionamiento, implantada en los países socialistas y cuyo residuo todavía permanece en la empobrecida y sufrida Cuba (…) Es en este contexto en el cual debe analizarse la tarjeta que plantea Maduro, como herramienta para ordenar el racionamiento, no para resolverlo (…) Los bienes escasos se distribuirán conforme a una lógica que claramente va a dejar insatisfechos a los compradores, porque en realidad lo que sucede es que la oferta es insuficiente para cubrir la demanda.

Pero no solamente eso. Conociendo la orientación ideológica de Maduro, la tarjeta de racionamiento será igualmente un instrumento de control político, como lo son las diferentes listas que maneja el Gobierno de personas humildes a quienes se les entrega un subsidio o una casa y luego se les obliga a asistir a actos partidistas del PSUV. Esa tarjeta no se había establecido antes porque el Gobierno contaba con reservas internacionales para importar bienes que se vendían con un elevado subsidio, todo lo cual complementaba la insuficiencia de la producción nacional. Con una caída tan significativa de la producción de bienes elaborados en Venezuela y en vista del desplome de las reservas internacionales, no le quedó a Maduro más que seguir el ejemplo de Fidel Castro, con su primitivo sistema de racionamiento”. (Ver: http://goo.gl/JOxrze ).

En el mismo sentido, el Observatorio Económico Legislativo de CEDICE-Libertad ha indicado lo siguiente:

“Lo que tiene Venezuela es una situación donde no existe producción nacional, no existe reposición de inventarios, muchos comerciantes cierran sus negocios y se vive con una escasez que alcanzó el 26,5% en marzo, según los cálculos del Banco Central de Venezuela. La respuesta social a esto han sido protestas fuertes y sostenidas. La motivación de dichas protestas no es un asunto coyuntural, sino que se trata de problemas del día a día, hacer colas para comprar productos, no conseguir alimentos, ni medicinas, la creciente sensación de que empeorará en el futuro, todo esto en un marco donde impera la inseguridad y la impunidad. (…) A pesar de que las exigencias se fundamentan esencialmente en la desesperación que produce la escasez, o falta de productos básicos, especialmente los alimentos, el Estado ha decidido responder con una “tarjeta de abastecimiento” mejor dicho tarjeta de racionamiento de bienes y servicios. Sin embargo, esta tarjeta no es bien vista en los sectores populares, como tampoco en la clase media, ya que se trata de restringirle el consumo a una sociedad que ha estado acostumbrada a recibir lo que necesita en las cantidades que quiera” (Ver: http://goo.gl/rGQDyP ).