EL CONCEPTO DE LIBERTAD EN JOSÉ MARTÍ

:: ESCENARIOS ALTERNATIVOS ::.

EL CONCEPTO DE LIBERTAD EN JOSÉ MARTÍ
Publicado el 03/06/2014

Por Pedro von Eyken
El presente trabajo fue, originalmente, una monografía redactada como doctorando en ciencias políticas de la Universidad Católica Argentina, en el marco de un seminario sobre Republicanismo cursado a fines de 2013. Lo he adaptado con escasas modificaciones de forma y de fondo para poder publicarlo en este espacio digital.

La Cuba que soñaba Martí, una vez independiente de potencias extranjeras, debía ser
una nación de ciudadanos libres, significaba decir que éstos debían gozar de derechos
individuales y un Estado que los respetara. Esta doble opción, así como el rechazo
martiano a cualquier forma de tiranía que conculcara esas libertades, se manifiestan
claramente en numerosas oportunidades a lo largo de su vasta obra escrita.

El aporte comienza citando una reflexión del cubano José
Antonio Saco, de 1868, referida a la “influencia de los nombres en las cosas” que
“prevenía sobre el uso del término ‘libertad’ en los discursos sobre la esclavitud, una
palabra que como ‘abolición, emancipación’ y otras ‘voces mal sonantes en Cuba’,
consideraba preciso sustituir por otra menos ‘expuestas’ pero que dan el mismo
resultado”.
Resulta lógico que entonces se deseara prevenir cualquier intento que pudiera alentar,
siquiera, la libertad de los esclavos, que recién se va a obtener en Cuba varias décadas
después. Más adelante, la autora señala que
de larga tradición y amplia polisemia, la libertad se convirtió en una de las ideas
centrales del pensamiento occidental del siglo XIX a partir de su acepción originaria de
“facultad natural o libre albedrío que tiene cada uno para hacer o decir lo que quiere
menos lo que está prohibido o por fuerza o por derecho” (Diccionario Academia
Autoridades, 1734:3962). Su progresivo uso en una España que ocupa la centuria
construyéndose como nación liberal vivirá la paradoja –y pagará la contradicción- de la
pervivencia del sistema esclavo en los territorios antillanos. En Cuba, Puerto Rico y
Santo Domingo el sentido de la libertad evolucionó desde el ámbito económicomercantilista

y filosófico al netamente social y político definiendo e impregnando de
distinto modo y gradación los componentes de sus respectivas sociedades, dependientes
de España las dos primeras hasta 1898, mientras la última vivió una historia de
invasiones haitianas para volver la mirada a su antigua metrópoli en 1861.