Opinión. ¿A quién financia realmente el imperio? Caso LASA

¿A quién financia realmente el imperio? | Cuba noticias actualidad.Periodismo independiente..

Juan Gonzalez Febles

Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) Luego de leer un trabajo publicado en Cubanet y escrito magistralmente por el colega y amigo Luis Cino, sobre unacir-en-lasa beca que los círculos ‘castrófilos’ y progres de Harvard extendieron a la bloguera oficialista Elayne Díaz y aún bajo la náusea producida por la promocionada lista de “héroes de la información” hecha por los Reporteros sin Fronteras, –entre otras carencias- me dio por repasar un viejo expediente descalificatorio empleado por el régimen militar cubano. Me refiero al “financiamiento” por parte del Imperio de proyectos e iniciativas sobre Cuba.

“El imperio” es la forma que el metalenguaje oficial del régimen militar cubano emplea para enunciar a los Estados Unidos de América. Es un comodín creado para descalificar y nada más. Otros imperios, como por ejemplo el chino o el ruso, son mucho peores, pero el metalenguaje castrista no los enuncia como imperios y entonces, no lo son.

Esto suena parecido a cierta izquierda que aplaude a Julian Assange, porque puso en crisis a uno de los imperios, el yankee. Me hubiera gustado que además de poner en crisis o denunciar al Departamento de Estado y el de Defensa de USA, lo hubiera hecho con el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, chino o cubano. Quizás eso lo hubiera hecho creíble para mí, pero no es así. No se trata de ser o no “anti imperialista”, para ellos se trata de ser solo anti norteamericano. Para mí, no basta.

No basta aunque el señor Noam Chomsky –por citar algún ejemplo- esté arrepentido de ser yankee. Se trata de que este brillante intelectual no comprende que puede mantener las posturas que mantiene, precisamente por ser yankee. Porque entre todos los imperios, -ruso, chino o régimen militar cubano- este al menos es democrático y respeta los derechos de todos sus ciudadanos. Esto incluye los derechos del señor Chomsky, incluso el de atacar a su país y al sistema que le sustenta, con sus libertades y derechos ciudadanos. ¿Cómo la pasaría el Sr. Chomsky en Cuba, si fuera opositor al gobierno militar de Raúl Castro? ¿Cómo la pasaría en China? ¿Cómo la pasaría en Rusia, Irak o Corea del Norte?

La profesora y bloguera cubana Elaine Díaz Rodríguez fue seleccionada entre los 24 periodistas, editores y ejecutivos de noticias de todo el mundo que resultaron escogidos por la Fundación Nieman para cursar estudios superiores en la Universidad de Harvard durante el próximo curso académico. Aunque se trata obviamente de una agente de influencia del régimen militar cubano, esto va a ser pasado por alto. La Fundación Nieman parece querer ignorar que en Cuba, la universidad y todo lo demás son para revolucionarios. Este carácter excluyente no parece privar del sueño a los ejecutivos de esta institución. Pero hagamos votos porque la Srta. Díaz no se vea atacada desde los medios oficiales por estar obviamente financiada por el Imperio. ¿O no?

La Fundación Ford (Ford Foundation) es otra perla de altos quilates. Quizás si la Ford se hubiera quedado consagrada a fabricar automóviles, el mundo la recordaría solo con resonancias positivas. Pero se trata de que en su momento apoyaron a los nazis, hasta que no les quedó más que retraerse y reconocer que esa fue una causa perdida. Entonces, si en determinado momento apoyaron a los nazis, ¿por qué no apoyar a los Castro?

Sobre LASA, Latin American Studies Association, pasemos la vista por los proyectos especiales FORD-LASA –OCTAVO CICLO. Las pautas son: Fondos disponibles (en el Fondo de Donación): $25,000 Fecha límite para enviar propuestas: 15 de Septiembre del 2013 fecha para anunciar a los ganadores: 30 de Octubre del 2014 y fecha límite para enviar reportes: 30 de junio del 2014.

Sobre el capítulo Cuba de LASA, tenemos que: “Las actividades de esta sección están orientadas en tres objetivos fundamentales: fortalecimiento de la relación académica entre los Estados Unidos y Cuba; proveer una estructura para la asociación de estudiosos cuyas investigaciones se enfoquen en Cuba y en las relaciones cubano-norteamericanas; facilitar la integración de estudiosos e investigadores en Cuba sobre la programación del congreso LASA”.

Lo más significativo de todo es el listado de participantes por la parte “cubana”. Se trata de oficialistas, “nacionalistas” inteligentemente radicados en medios académicos de Denver -nunca Cuba adentro- y miembros de la llamada “oposición leal”. Lo mejor es que la participación de esta nutrida representación, está financiada por el “Imperio”, para gastos de pasaje, estadía, etc., en todas sus partes o las más representativas. Veamos el listado:
Sección Cuba
Abadie Fiandor, Lisette; Centro de Estudios de la Juventud- oficialista
Abelis Riaño San Marful, Pablo; Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana- oficialista
Abreu Asin, Johannes; Centro de Investigaciones y Desarrollo de la Música Cubana- oficialista
Aguilar Reyes, Ariel Luis; Universidad de La Habana, “solo para revolucionarios”- oficialista
Alfonso Torres, Vitalina; UNEAC- oficialista
Alonso Tejada, Aurelio José; Casa de las Américas- oficialista; Casa de Las Américas cuenta o contó con grants de la Fundación Ford
Alzugaray Treto, Carlos; Universidad de La Habana- oficialista
Anaya Cruz, Betsy; Universidad de La Habana- oficialista
Anderson, Thomas; University of Notre Dame
Arcos Fernandez-Britto, Gustavo; Universidad de las Artes, ISA- oficialista
Arias Guevara, María de los Angeles; Universidad de Holguín- oficialista
August, Arnold; Zed Books/Palgrave Macmillan
Austin, Robert; University of Queensland
Ayala-Martínez, Mónica; Denison University
Babb, Florence; University of Florida-
Bacallao Azcue, Nury; UNEAC, UNAIC, FCBC- oficialista y más
Bahr, Aida; UNEAC-oficialista
Bain, Mervyn John; Universidad de Aberdeen
Barnet Lanza, Miguel Alejandro; UNESCO/Fundación Fernando Ortiz- oficialista
Barreto, Reina; Peninsula College

No quiero agobiar al lector, solo informar y nada más. Así, algunos pocos entre los pocos y seleccionados quien sabe por quién, que no son oficialistas u opositores “leales”, no cuentan con recursos para llegar hasta LASA. La buena noticia es que quizás los medios al servicio del gobierno militar cubano, es posible que dejen la monserga del financiamiento por parte del Imperio. Al menos, eso ya es algo.

También queda claro que el “Imperio” financia a los aquí expuestos y a otros poderosos grupos en ocasiones complicados en bochornosos episodios de mal manejo de fondos y otras incidencias de ese corte. Unos a través de ONG y fundaciones académicas y otros a través de agencias gubernamentales. Estos últimos se mueven al amparo del estado de derecho y la ley norteamericana, siempre a salvo de la policía de Seguridad del Estado o quién sabe si en concertación con esta. Entonces: ¿Quiénes son los mercenarios? ¿Será que unos si y otros no? El tiempo lo dirá.

Sobre este particular, Leonardo Calvo Cárdenas, historiador y miembro ejecutivo de CIR (Comité de Integración Racial) nos dejó un lacónico e incisivo comentario. Calvo expresó: “El compromiso de nuestros promotores con la lucha por la democracia en Cuba es fuerte, aunque poco eficaz”. ¡Bravo por Calvo Cárdenas!

Otra perla de la corona será el venidero evento Estocolmo 2014. Para la ocasión, de acuerdo con la información con que contamos por acá, por Cuba están invitados, Julio César Baró, de Misceláneas de Cuba, y ¡Elaine Díaz Rodríguez, Universidad de La Habana! ¡Qué les parece! ¿Se le ocurre a alguien en personas menos representativas del sentir de la sociedad civil contestataria cubana? ¿Puede pensarse en personas menos idóneas para exponer el sentir, que surge de la entraña de la tierra cubana? ¿Es qué puede pensarse en personas menos representativas que estas, para exponer el sentir de damas de blanco, periodistas, opositores de fila, cubanos de a pie, presos políticos y comunes unidos en el sufrimiento por el abuso compartido?

Vale la pena volver sobre el intelectual progre arrepentido de ser yankee, Noah Chomsky. Un trabajo publicado por Flamman Utrikes de Suecia, sobre la entrevista realizada para la ocasión por la periodista sueca Tamara Fenjan, pone las cosas en otro contexto. En aquella ocasión, Chomsky bramaba por la situación de Julian Assange. Como ya dije, si además de –no en vez de- perjudicar al Imperio yankee, lo hubiera hecho con el Imperio ruso o chino, estaría entre mis héroes. Pero él tomó partido contra los menos malos y esto no es equilibrado.

Chomsky, en su parrafada anti yankee de ocasión, criticó al gobierno sueco porque según él, “Suecia es un estado cliente de los Estados Unidos”. Se refirió a que “Suecia colaboró con los nazis durante la II Guerra Mundial y después, con los EEUU en la guerra contra el terrorismo”. Entonces, hasta quizás Chomsky lleve un poco de razón y como aliados, el gobierno sueco se haya decidido por la opción yankee de Elaine Díaz y otros de ese corte.

Tenga o no razón Chomsky, no es bueno absolutizar. Si algunos suecos decidieron colaborar con los nazis, un sueco, Raoul Wallemberg, luego asesinado por los rusos, salvó a muchos judíos húngaros de una muerte segura en campos de exterminio nazis. Otro tanto hizo en el Chile ensombrecido por Pinochet, Harald Edelstam y otros, que a lo largo del mundo han prestado no pocos servicios a necesitados y oprimidos a costa de todos los riesgos que esto implica.

Los suecos son gente muy linda, que han hecho un país aún más lindo, donde la democracia funciona. No pidamos demasiado, a fin de cuentas, son humanos y entre humanos y en todas partes, lamentablemente hay canallas. Egoísta como soy, me gustaría ver involucrados en asuntos cubanos, a los Wallemberg y a los Edelstam, (aún quedan) los otros, bueno, que vayan a Bosnia, Corea del Norte o a la Antártida.

Cuando cosas como estas pasan, tiene que existir una causa. Queda por saber en qué nos equivocamos por acá. Todos los excesos son malos y la prensa nacional independiente cubana, ciertamente exageró con la integridad de su compromiso. Se pecó por exceso.
Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com
Foto: Juan A. Madrazo
Leonardo Calvo y Manuel Cuesta Morúa participaron en LASA 2013