Constitución de empresas en Malta. /Mediterraneo Europeo

Constitucion de empresas en Malta..

Constitución empresas Malta

Malta

La constitución de sociedades en Malta ofrece interesantes posibilidades de planificación fiscal en el marco de la Unión Europea. Una solución eficiente y prestigiosa.

La República de Malta es un archipiélago situado en el Mediterráneo central, al sur de Italia. El país está compuesto por tres islas habitadas, además de una serie de islotes menores. Los sólo 316 metros cuadrados de superficie del pequeño archipiélago, fueron sin embargo testigos de una agitada historia. Por las islas pasaron prácticamente todas las culturas del Mediterráneo. Fenicios, griegos, romanos, árabes, sicilianos, franceses e ingleses fueron algunos de sus numerosos pobladores. La posición de Malta como baluarte del cristianismo frente al Imperio Otomano y el asentamiento durante un largo periodo de la famosa Orden de los Caballeros Hospitalarios, han marcado a la sociedad maltesa tanto en sus costumbres como en su cultura, muy ligada a la religión católica. No obstante, el crisol de culturas que dejaron su huella en el archipiélago, por otro lado han conformado una sociedad abierta y cosmopolita. La colonización inglesa que duró desde el año 1800 hasta la independencia del país en 1964, dejó una importante impronta en la realidad maltesa, especialmente en el mundo de los negocios. Malta es un Estado con un sistema legal basado en el derecho civil, aunque sus leyes corporativas y el sistema fiscal están en gran parte inspirados en la common law británica.

El pequeño Estado mediterráneo empezó a conocerse como un centro financiero offshore a partir del año 1988, cuando se aprobó la nueva ley de sociedades, que contemplaba la posibilidad de establecer compañías internacionales de negocios (International Trading Companies o ITC’s). No obstante, el acceso de Malta a la Unión Europea en 2004, obligó a realizar reformas en las leyes corporativas, aboliéndose entre otras cosas el régimen especial para las ITC’s. No obstante, el país realizó los cambios requeridos por la UE con inteligencia, lo que le permitió conservar una fiscalidad muy atractiva, que junto con su condición de socio del mercado común europeo ha abierto interesantes posibilidades para la planificación fiscal internacional. Desde 2008, el Euro es la moneda oficial.

Lo más destacado: discreción, prestigio, sociedades holding, comercio internacional, propiedad intelectual, e-commerce y juego online.

 La principal característica que hace atractiva la constitución de empresas en Malta, es su modelo fiscal de imputación íntegra. Este sistema tributario trata de evitar la tradicional doble imposición que se produce en la distribución de beneficios de la sociedades, las cuales tributan primero a nivel corporativo y posteriormente a nivel del accionista. Mediante el sistema de imputación íntegra, los accionistas de una sociedad maltesa, una vez distribuidos los beneficios como dividendos, tienen derecho a solicitar una devolución parcial o total de los impuestos previamente pagados por la compañía se su propiedad. Los residentes en Malta deberán declarar posteriormente como rentas personales los dividendos y el montante de la devolución obtenida, mientras que los no residentes no serán sometidos a ningún gravamen adicional en Malta. Esto tiene como consecuencia que el porcentaje efectivo de impuestos netos pagados por un accionista extranjero, una vez el beneficio haya llegado a sus manos, puede ser muy reducido, típicamente alrededor del 5% o incluso del 0% en determinados casos.

Los créditos o devoluciones que en general pueden obtenerse son los siguientes:

– 6/7 del montante de impuestos pagados sobre beneficios procedentes de actividades comerciales.
– 5/7 en impuestos relacionados con ingresos pasivos (intereses, etc.) o royalties.
– 2/3 si la compañía se ha acogido con anterioridad a un convenio sobre doble imposición con otro país.
– Devolución del 100% en el caso de determinadas sociedades holding.

La baja imposición efectiva que se obtiene gracias al sistema de imputación íntegra, no es la única ventaja de la constitución de sociedades en Malta. Su amplísima red de convenios de doble imposición y su condición de miembro de pleno derecho de la Unión Europea, que permite entre otros disfrutar del régimen fiscal especial aplicable a las sociedades matrices y filiales, convierten al país un emplazamiento ideal para sociedades holding. Las empresas que administran royalties y propiedad intelectual también reciben un trato muy favorable.

La constitución de empresas en Malta es recomendable para todo tipo de actividades comerciales, incluyendo negocios de importación/exportación, comercio electrónico, consultoría, etc.  El tratamiento favorable que reciben dividendos y royalties, así como la vasta red de convenios sobre doble imposición que posee Malta, hacen al país muy popular para el establecimiento de sociedades holding, ya sea para participar en empresas comerciales situadas en otros Estados, como para la administración de propiedad intelectual. Es además una de las jurisdicciones preferidas y que cuenta con mayor prestigio, para la obtención de licencias de juego online.

Malta no es un paraíso fiscal según el criterio del G-20 y la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) desde hace muchos años. No obstante, sigue siendo considerada como tal por las legislaciones nacionales de algunos países.

Convenios de doble imposición y tratados fiscales. Existen tratados con Albania, Alemania, Australia, Austria, Bahréin, Barbados, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Rep. Checa, China, Chipre, Corea del Sur, Croacia, Dinamarca, Egipto, Emiratos Arabes Unidos (UAE), Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, India, Irlanda, Isla de Man, Islandia, Italia, Jordania, Kuwait, Letonia, Líbano, Libia, Lituania, Luxemburgo, Malasia, Isla de Man, Marruecos, Montenegro, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Polonia, Portugal, Qatar, Reino Unido, Rumanía, San Marino, Serbia, Singapur, Siria, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Túnez.
Malta participa además en diferentes acuerdos fiscales de la UE tales como la “Directiva Europea sobre la Fiscalidad del Ahorro” y la “Directiva relativa a Sociedades Matrices y sus Filiales”.

Constitución LTD en Malta

La constitución de sociedades en Malta se realiza bajo la forma legal de la Private Limited Liability Company o LTD, que es un tipo de sociedad residente. Permite disfrutar de una fiscalidad muy reducida.

La tabla que se muestra a contiuación resume las características más destacadas de las sociedades de Malta, así como los principales requerimientos para su constitución. Para más información puede contactarnos o visitar la sección de preguntas frecuentes.

 Información General sobre la jurisdicción
 Localización geográfica  Mediterráneo Central (Europa)
 Habitantes  413,600
 Capital  La Valeta
 Idioma oficial  Maltés, Inglés
 Moneda  Euro (EUR)
 Soberanía  Estado independiente  (1964)
 Sistema político  Democrático – República
 Sistema legal  Híbrido – Derecho Continental y Common Law
 Situación política y social  Muy Estable
 Información corporativa básica
 Tipo de sociedad  Private Limited Liability Company
 Tipo de domiciliación  Sociedad Residente
 Impuesto de sociedades  35% – Ver comentarios
 Dividendos y ganancias de capital  Exentos para no residentes – Ver comentarios
 Convenios sobre doble imposición  Si
 Redomiciliación  Si
 Tasa licencia anual mínima  € 163.06
 Idioma documentación corporativa  Inglés
 Tiempo aproximado para la constitución  3 – 5 días
 Capital y tipos de acciones
 Capital suscrito estándar  € 1,200.00
 Capital desembolsado  € 240.00
 Divisa estándar  EUR
 Otras divisas permitidas  GBP, USD
 Acciones al portador (bearer shares)  No
 Accionistas
 Número mínimo de accionistas  2
 Nacionalidad de los accionistas  Cualquiera
 Accionistas corporativos  Permitidos
 Accionistas fiduciarios  Permitidos
 Registro público de accionistas  Si
 Beneficiarios revelados al Gobierno  No – Ver comentarios
 Directores
 Numero mínimo de directores  1
 Nacionalidad de los directores  Cualquiera – Ver comentarios
 Directores corporativos  Permitidos
 Directores fiduciarios  Permitidos
 Registro público de directores  Si
  Secretario
 Secretario requerido  Si
 Nacionalidad del secretario  Cualquiera – Ver comentarios
  Contabilidad y declaraciones fiscales
 Contabilidad requerida  Si
 Contabilidad auditada requerida  Si
 Presentación de cuentas  Si
 Cuentas públicas  Si
 Declaración de renta o impuestos  Si
  Juntas anuales
 Obligación de realizar juntas anuales  Si
 Lugar de celebración juntas anuales  Cualquiera – Ver Comentarios

Modelo organizativo.  A pesar de que el sistema legal de Malta está basado en el Derecho Continental Europeo, el derecho mercantil y corporativo se inspira mayoritariamente en la Common Law británica. Por ello la Private Limited Liability Company, sigue el modelo de organización tradicional anglosajón, con un director ejecutivo o junta directiva y un secretario, en este caso obligatorio. Está permitido que todos los cargos los desempeñe la misma persona, por lo que es posible constituir una sociedad unipersonal.

Impuestos corporativos y dividendos.  Malta aplica un impuesto corporativo del 35% sobre el beneficio. No obstante, debido al sistema de imputación íntegra, los accionistas pueden posteriormente solicitar el reembolso de hasta 6/7 del montante de impuestos pagados por la compañía o incluso del 100% en el caso de determinadas sociedades holding. Los dividendos están exentos de retención y los no residentes no pagarán impuestos adicionales por este concepto.

IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido (VAT). El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un impuesto sobre el consumo aplicado sobre bienes y servicios a un tipo general del 18%,  existiendo un tipo reducido del 5% para determinados productos o servicios. Una empresa maltesa tiene obligación de registrarse en el IVA siempre y cuando realice actividades comerciales. Las sociedades holding no tienen obligacion de registro. The Global Village Advisory Group puede realizar por usted todos los trámites relacionados con este impuesto.

Estatus de compañía residente.  Para que una sociedad maltesa obtenga la residencia fiscal y por tanto sea considerada un ente separado de sus beneficiarios a efectos tributarios, debe justificar que su administración y control son ejercidos desde Malta. Sólo así sus propietarios podrán beneficiarse de los reembolsos que permite el sistema de imputación íntegra y acogerse a los convenios de doble imposición y Directivas Europeas. Para ello la empresa debe contar con un director y un secretario residentes y disponer de una cuenta bancaria y al menos una mínima presencia comercial en el país. Un domicilio de correspondencia en un centro de negocios (no un apartado postal), un número de fax y un teléfono local atendido por una operadora maltesa suelen bastar para lograr este propósito. Para su conveniencia incluimos todos estos servicios dentro del llamado “paquete residencia fiscal”.

Requisitos de capital.  El capital mínimo para la constitución de empresas en Malta es de € 1,200, debiéndose desembolsar e ingresar en una cuenta bancaria el 20%, es decir € 240.

Accionistas y beneficiarios.  Se requiere de un mínimo de 2 accionistas para la constitución de una sociedad limitada maltesa, pudiendo estos ser personas físicas o corporativos. Los nombres son inscritos en los registros públicos, por lo que en caso de querer mantener la confidencialidad de los mismos será necesaria la utilización de de un trustee o accionista fiduciario. Este reconocerá los derechos sobre la compañía a su beneficiario mediante un contrato privado, llamado “declaration of trust”. Los beneficiarios reales, aunque deberán ser comunicados al agente residente, no serán revelados al Gobierno local excepto en el caso de una investigación criminal autorizada.

Directores.  Los directores figuran inscritos en los registros públicos por lo que se recomienda la utilización de un nominee. Este puede ser tanto corporativo como una persona física y emitirá al beneficiario real de la sociedad un poder general de administración o “general power of attorney”, el cual le facultará para desempeñar todas las actividades diarias de la compañía. El Director puede tener su domicilio en cualquier país del mundo y ser de cualquier nacionalidad, aunque para que la sociedad sea considerada fiscalmente residente en Malta, deberá ejercer el cargo una persona o sociedad domicilidada en este país.

Secretario.  El secretario es una figura obligatoria y es el encargado de mantener al día todos los registros y minutas de la sociedad. También deberá vigilar los plazos de presentación de los diferentes informes obligatorios al Registro de Compañías. Al igual que en el caso del director, se recomienda que el secretario sea una persona domiciliada en Malta, debido a que es imprescindible para obtener la residencia fiscal.

Forefront Corporate Services puede proporcionar un trustee, nominee o secretario residente por una pequeña cuota anual.

Contabilidad y cuentas anuales. Todas las empresas constituidas en Malta deben obligatoriamente presentar cuentas anuales auditadas, incluso en caso de no tener actividad. Si lo desea, podemos ocuparnos de sus cuentas y auditorías por un precio muy asequible.

Juntas anuales.  Las juntas anuales pueden celebrarse en cualquier lugar, aunque con fines de residencia fiscal en la isla se recomiendan que sean celebradas en Malta por el director local.

Actividades permitidas y restringidas.  Una compañía maltesa, podrá llevar a cabo cualquier negocio o actividad lícita siempre y cuando no se precise una licencia gubernamental para ejercerla. La Private Limited Liability Company podrá hacer negocios tanto en Malta como en el resto del mundo.

Actividades con licencia.  Las principales actividades para las que se requiere una licencia especial son las bancarias, financieras, aseguradoras o reaseguradoras, de trustee o fiduciario.

Nombre de la Private Limited Liability Company.   El nombre de la Private Limited Company puede estar redactado en cualquier idioma siempre y cuando se trate de caracteres latinos. La denominación no debe coincidir con la de otra empresa existente y no podrá contener palabras que resulten indecorosas, ofensivas o que sean inaceptables según el criterio del Registro de Compañías.

Sufijos indicadores de responsabilidad limitada.  Sólo se admitirán los sufijos “Limited” o “Ltd”.

Idioma de documentos corporativos.  Los documentos corporativos son emitidos en inglés.

Legislación aplicable.
Companies Act 1995
Malta Financial Services Authority Act, 1994

Aviso legal. Se han hecho los mayores esfuerzos para garantizar que la información aquí facilitada sea correcta y se encuentre actualizada. No obstante, en ningún caso se podrá considerar la misma como asesoramiento legal o profesional de cualquier tipo. Forefront Corporate Services, Ltd. no aceptará ninguna responsabilidad económica,  legal, ni de otra naturaleza por cualquier error, omisión o por consecuencias sufridas a causa del uso de esta información.

Contáctenos  para contratar la constitución de sociedades en Malta o solicitar más información y presupuesto.