Cuba: Mueren más 3,000 reses en Holguín. ¿Cómo hacen en #Mexico en secano?

Cuba: Mueren más 3,000 reses en Holguín.

 

Cuba: Mueren más 3,000 reses en Holguín

 

Fernando Dámaso Fernández | Desde hace algunos días la Televisión Nacional (única en Cuba) ha estado informando acerca de los efectos de la sequía en las provincias orientales, señalando la muerte de miles de cabezas de ganado vacuno y la depauperación de muchos miles más. Sólo en el Municipio Calixto García de la Provincia de Holguín habían fallecido ya más de tres mil reses y otras miles, por las imágenes mostradas, eran únicamente huesos y pellejo, debido a su estado famélico, presagio de lo peor.

 

ganado-vaqueria-cubaLa sequía ha existido cada año, desde noviembre hasta abril. Puede que en los últimos, debido al cambio climático, se haya incrementado. El ganadero siempre utilizó la previsión para evitar o mitigar sus efectos. Cincuenta años atrás nuestros ganaderos también la enfrentaban y, cómo eran los dueños del ganado, tomaban a tiempo todas las medidas posibles para asegurar su alimentación, mediante el ensilaje en silos de trinchera, utilizando pasto verde tierno cortado en la primavera, adicionándole miel de purga y agua a la hora de emplearlo, o con otros métodos, así como resolviendo el problema del agua con abrevaderos y la instalación de molinos de viento, que la extraían del manto freático. Para ellos era un problema económico y humano, que afectaba tanto sus bolsillos como el prestigio. Como dueños de sus rebaños, se sentían responsables principales de los mismos y actuaban en consecuencia.

 

Periódico Granma:
Más de 3.300 cabezas de ganado murieron en Holguín en los primeros tres meses del año y otras 69.000 están evaluadas como desnutridas en la provincia. La Delegación Provincial de la Agricultura culpa a la sequía, que ha provocado el agotamiento de pozos, micropresas y tranques, sobre todo en los municipios de Calixto García, Urbano Noris, Holguín y Gibara. Departamento de Ganadería señaló que la mayoría de las vacas han sido sacadas del ordeño para que puedan amamantar a sus crías porque son animales que están promediando dos litros o menos de leche, por eso se aconseja garantizar la supervivencia de los terneros. Y por tal motivo, habrá menos leche para vender a la población.
En febrero, la prensa oficial reconoció que solo en Villa Clara murieron 18.400 reses en 2013 por falta de alimentos y cuidados. 
Hoy, a los pequeños agricultores dueños de ganado, tampoco se les mueren sus reses a pesar de la sequía. El problema es con las reses que, de una u otra forma, pertenecen al Estado. Como aquí el dueño es genérico y la irresponsabilidad se diluye entre el administrador, las organizaciones del Partido Comunista y de la Unión de Jóvenes Comunistas, el sindicato y, de ahí hacia arriba, el Delegado de la Agricultura y todo el andamiaje administrativo y político que le siguen, quien paga los platos rotos de la ineficiencia son las pobres reses y los ciudadanos que, desde hace años, no ven la carne vacuna acompañarlos en su alimentación. En un país donde sacrificar una res, aunque sea propia, se considera un delito si no está autorizado por las autoridades, cómo entender estas muertes masivas.

 

¿Es tan difícil crear reservas de alimentos y abrevaderos para cuando llega la sequía? ¿Por qué, si ya es un fenómeno regular anual, que se complica en los últimos meses de la etapa de seca, con antelación no se traslada el ganado en peligro a territorios sin afectación? Parece que cincuenta y seis (56) años de tropezar con la misma piedra no han servido para nada. Y después, con estos truenos, pretenden hacernos creer que el socialismo puede ser próspero y sostenible.

Fernando DámasoFernando Dámaso Fernández
Escritor y autor del Blog Mermelada
Reside en La Habana.
mermeladacuba@gmail.com