EL ESTADO COMUNAL SOCIALISTA QUE SE ERIGE EN VENEZUELA

EL ESTADO COMUNAL SOCIALISTA QUE SE ERIGE EN VENEZUELA Y LA CUBA QUE ELLOS TIENEN DE REFERENCIA

 Imagen

Las misiones sociales en la República Bolivariana de Venezuela se han convertido en una referencia nacional e internacional que permite distinguir las políticas actuales del Gobierno venezolano. Después del año 2003 cuando el Gobierno introduce modificaciones parciales a la estrategia anti-pobreza y anti-exclusión social que venía ejecutando, diversificándola con la incorporación de otros programas, denominados “Misiones Sociales”. En el argot presidencial una misión es “una orden que no puede dejar de cumplirse cueste lo que cueste, (siendo) uno de los elementos fundamentales de ese concepto la integralidad y eso no se obtiene por una mera proclama, eso hay que trabajarlo” (Chávez, 2004a). Según la definición del Presidente de la República, las misiones “son programas de alcance masivo, dirigidas a educar, sanar y capacitar a los venezolanos, principalmente a aquellos que habitan en las zonas pobres y de difícil acceso” (Chávez, 2004b).

        En efecto ellas se crean como un dispositivo para acelerar la marcha y multiplicar la capacidad operativa de varios Planes Sociales.  Y así poco a poco el Gobierno dio prioridad a muchas misiones más. Sin embargo, entre todas ellas destaca ya,  instaurar un nuevo sistema público nacional de salud que da impulso a otras como la Misión Milagro (dentro de La Misión Barrio Adentro), y en el año 2006 se iniciaron nuevas misiones (Misión Negra Hipólita, Misión Madres del Barrio) en las cuales se ha procurado involucrar a las mismas comunidades en la escogencia de los beneficiarios, incluso de manera organizada dentro de la nueva figura de organización, participación y gestión local-comunitaria conocida como Consejos Comunales, que viene siendo impulsada por el Gobierno Nacional desde el mismo año 2006, como mecanismo de transferencia directa de poder a las comunidades (para decidir sus propios proyectos y administrar su presupuesto), dentro del principio conocido como “empoderamiento”. Nuevas Misiones se suceden de acuerdo a las necesidades acuciantes que existen y se  van implementando como mejoramiento constante en la calidad de vida del venezolano de los estratos más sensibles y pobres existentes en el país.

         Las Misiones constituyen la base de la Política Social actual del Gobierno venezolano rumbo al Socialismo democrático y de justicia social, donde el Poder del Pueblo se ejerce en plena soberanía. Tienen como objetivo consolidar el bienestar popular, por ello, el énfasis del Gobierno continúa en la Misión Barrio Adentro, a quien se le concibe como la Misión Matriz, que articularía la política social dirigida a combatir la exclusión social, mediante un proceso de inclusión social y mejorar la calidad de vida de los sectores populares, tradicionalmente excluidos de los derechos sociales fundamentales.

        Por lo tanto se puede decir, que las misiones se manifiestan como las estrategias o mecanismos dirigidos hacia la construcción de una ciudadanía social, que se articula con la participación, tomando en cuenta la democracia participativa, principios de rango constitucional que buscan la consolidación de un modelo de economía social, que se alcanzará a través de lo endógeno, que propone un cambio en las relaciones de producción. Se puede constatar claramente que en la Constitución de 1999 hay un objetivo explícito de fundar una nueva relación entre Estado y sociedad civil, ello está orientado hacia la construcción de redes sociales, de movimientos sociales, de la promoción de la formación de ciudadanía a través del ejercicio de los valores democráticos. En la definición de estas orientaciones destaca, la defensa de la autonomía y la crítica al modelo de desarrollo y de hegemonía instrumentados en las décadas anteriores por el capitalismo, así como también destaca el desarrollo de algunos aspectos dirigidos hacia la construcción de una contraloría social, donde se hace evidente la trasparencia en la gestión gubernamental.

Antes de la promulgación de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales las comunidades se organizaban a través  de Juntas de Vecinos, que eran concebidas como “organizaciones comunitaria de carácter territorial representativas de las personas que residen en una misma unidad vecinal, y que tenían como objeto promover el desarrollo de la comunidad, como también defender los intereses y velar por los derechos de los vecinos y colaborar con las autoridades del estado y las municipalidades” De Eminy  Abuhamad (1994). Ahora estos nacen como una forma de organización de la comunidad y que enmarcadas en el  Proyecto Nacional Simón Bolívar (PNSB), es  el pueblo quien ejecuta, controla, organiza y evalúa las  políticas públicas.

En la etapa actual del proceso histórico venezolano, caracterizado por cambios importantes en la esfera política, económica y social es pertinente profundizar la discusión sobre los consejos comunales, considerando que estos son parte programática esencial para la materializar los objetivos del Proyecto Nacional Simón Bolívar (PNSB). Los consejos comunales deben enmarcarse en las líneas del PNSB, no debe ser una propuesta aislada sino que debe sintetizar los objetivos para construir la nueva sociedad.

         En este orden de ideas, consideramos que los Consejos Comunales deben ser espacios de vanguardia para construir la nueva economía productiva que logre enterrar en la historia el modelo económico rentista dependiente que ha caracterizado Venezuela a lo largo de su historia. El PNSB se refiere a “Establecer un Modelo Productivo Socialista con el funcionamiento de nuevas formas de generación, apropiación y distribución de los excedentes económicos y una nueva forma de distribución de la renta petrolera, lo que será el reflejo de un avance sustancial en el cambio de valores en el colectivo, en la forma de relacionarse los individuos con los demás, con la comunidad, con la naturaleza y con los medios de producción”.

Es evidente que el Consejo Comunal es el ente de Gobierno Local que soporta la formación de las Comunas. Fueron creados mediante ley en el 2006 y constituyen la estructura gubernamental básica del Proyecto Político Venezolano; fortalecidos hoy en día con la Ley de las Comunas. Se conforman desde las entidades territoriales más pequeñas (barrios e incluso sectores de los barrios) hasta las más grandes (parroquias, municipios, estados).

          Donde una de las características más particulares que tienen los Consejos Comunales, es su Estructura Interna. Cuentan con:

a)    una unidad ejecutiva,

b)    una unidad administrativa

c)    una unidad de control

Desarrollan además, un sistema de autogestión de las Políticas Públicas, según las necesidades que establece cada comunidad, y con los recursos de asignación directa que les otorga el Ministerio del Poder Popular para las Comunas y el Servicio Nacional Autónomo del Fondo Especial para los Consejos Comunales.

Se está logrando que estas estructuras sean cada vez más independientes de los poderes locales y tengan gran capacidad de ejecución presupuestaría, desde su formación hasta el 2010 estas estructuras han ejecutado alrededor de 2.564 millones de dólares. Como bien lo diría el Presidente: “los consejos comunales no pueden ser apéndices de las alcaldías, no pueden, no deben ser, no se dejen”.

        De esta manera, estas dos entidades apalancadas por el Proyecto Bolivariano tienen como objetivo esencial lograr que las potestades y facultades de los micro-gobiernos comunitarios, de los Consejos Comunales y posteriormente de las Comunas, sean cada vez más grandes y suplanten la institucionalidad gubernamental, constitucional e históricamente establecida en Venezuela.

Por lo que  puede señalarse que en el Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2013), constituido como Plan Nacional de gobierno y primer Plan Socialista, se define a la Democracia Protagónica Revolucionaria como “la expresión genuina y auténtica de la verdadera democracia… se fundamenta en el republicanismo y el bolivarianismo”. Según el mandatario venezolano en este tipo de democracia la soberanía reside en el pueblo, que la ejerce a su vez de manera directa, con el objetivo de apuntalar el empoderamiento de la ciudadanía y lograr que desde la base se defienda el proyecto del Socialismo del siglo XXI o el Estado Comunal Socialista.

        Además en el Plan Nacional de Desarrollo Venezuela 2007-2013 define los objetivos, estrategias, políticas, medidas, metas y proyectos que orientan la acción del Gobierno Bolivariano en el período constitucional. En  la práctica el Proyecto Nacional Simón Bolívar, consiste en transformar las estructuras políticas, sociales y económicas, las militares y territoriales, las relaciones internacionales y los fundamentos ético por lo tanto la implantación de los Consejos Comunales como herramientas del Poder Popular constituyente requiere que de manera previa se desarrollen los objetivos de los otros cuatro motores. Los objetivos de este motor son dependientes de los anteriores y su plena implantación requiere unos tiempos más dilatados.

Un Consejo Comunal puede estar estructurado de la siguiente manera:

a)    Comité de Salud,

b)    Comité de Tierra urbana,

c)    Comité de Vivienda y Hábitat,

d)    Comité de Cultura,

e)    Comité de Deporte,

f)     Mesa técnica de Agua

g)    Mesa Técnica de Energía y Gas

Los cuales representan el colectivo o conglomerado  de personas organizadas para ejercer funciones especificas y atender necesidades en distintas aéreas de trabajo y desarrollar las aspiraciones de personas organizadas de su comunidad de acuerdo a lo establecido en el Artículo 4 de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales. Estos no son cargos profesionales, por lo que la voluntariedad, méritos y condiciones individuales, determinan su conformación, siempre con el voto democrático de la mayoría.

        Cabe señalar que este apego a las leyes va a permitir equidad y justicia  de todos los ciudadanos dentro de la sociedad y por ende el Proyecto Nacional Simón Bolívar se presenta dentro del Consejo Comunal como una vía de oferta estatal participativa, con propuestas para la participación y la organización popular, constituyéndose en una práctica cada vez más extendida, en diferentes ámbitos de la sociedad (salud, educación, economía, política, cultura, deporte, entre otras), en la que la población puede participar activamente en la planificación y gestión de Programas Sociales. Una democracia real.

          De esta manera se contribuye con el rescate de la organización popular efectiva, como un asunto público, lo cual permite la apertura de nuevos espacios para la participación, siendo los Consejos Comunales una de las principales instancias  a atender las necesidades prioritarias de las comunidades, impulsando así un nuevo liderazgo a nivel comunitario y social.   A esto Cedeño Osiris  (2008),  sostiene que:

Que los protagonismos son los medios que permiten “al pueblo organizado asumir directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una sociedad de igualdad y justicia social”. Por ello, la organización comunitaria es la piedra angular de este poder popular. La conciencia que la colectividad adquiera de ello es fundamental para el éxito de su implementación. (Pág. 54).

Venezuela como expresión de país que construye un tipo de socialismo más democrático, aunque no deja de tener rasgos de autoritarismo de su principal líder el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, es un caso a ser observado de cerca por la izquierda progresista latinoamericana y mundial, es una experiencia sui generis de un nuevo tipo de Sistema de Economía Mixta, con pluripartidismo y democracia. Donde aún se garantizan libertades democráticas como la Libertad de Expresión, de Opinión, Medios de Comunicación privados de radio y televisión, medios alternativos, pleno acceso a la Internet y a la Información Nacional y Global, aunque con control de cambio monetario hay plena libertad de movimiento dentro y fuera del territorio nacional, acceso al mercado ya sea directamente o vía el e-comerce.

Existe además un Sistema Financiero con Banca Privada y Estatal que permite el desarrollo de las actividades financieras de acuerdo a los estándares internacionales. Es una sociedad altamente informatizada, y se demuestra en el acceso vía web a sus Instituciones Gubernamentales, a través de la cual pueden ejercer gestiones los  ciudadanos con las mismas. Existen varias compañías telefónicas que garantizan la cobertura comunicacional vía telefónica y móvil, a través del servicio celular, con Plataformas de última generación para este tipo de servicios a la ciudadanía.

Una característica del Socialismo que se cuece en Venezuela, es que a diferencia de los Socialismo del Oriente de Europa al estilo de la Unión Soviética, Corea del Norte, China y Cuba. Este es un socialismo abierto y trasparente, donde realmente el pueblo tiene incidencia en las políticas Gubernamentales.

Otra diferencia importante es que el país cuenta con el capital financiero necesario producto de la exportación petrolera para desarrollar disímiles proyectos sociales y productivos garantizando el abastecimiento de una amplia canasta básica a la población, siendo parte de ella subsidiada por el Gobierno a precios preferenciales a través de la red de MERCAL y PDVAL. No es el clásico Socialismo del hambre, la miseria y la escasez.

Aunque el país no es autosuficiente todavía en la producción de alimentos cada año incrementa su cuota de participación de producciones agropecuarias e industriales en el mercado nacional. Inyectándoles capital y recursos de todo tipo a las empresas socialistas de nuevo tipo que surgen en las diferentes ramas de la economía, principalmente en la agropecuaria y la agroindustria. Conocido como “La siembra del petróleo”.

Como en toda sociedad moderna el flagelo de la corrupción está presente en los diferentes niveles de la Administración Gubernamental. Unido a su vez de la existencia del narco tráfico por su territorio y el micro comercio de narcóticos de todo tipo, siendo esta una de las causas que más origina inseguridad y muertes demasiado violentas en el país, sobre todo en personas jóvenes, por ajustes de cuentas entre bandas y malhechores. Venezuela es hoy un país peligroso en las noches y Caracas una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica, donde cada fin de semana cerca de 50 muertes por homicidio son contabilizadas en la morgue de esa Capital.

Venezuela como país en transición al Socialismo, es aun un lugar tolerable, lo malo que se decida a pasar a la etapa Totalitaria del Socialismo, pero por las Políticas Bolivarianas que se han puesto en juego contra el Poder Constitucional, está llamado a ejercer la democracia real e incluyente, de lo contrario, la derrota en las urnas sería una realidad para el chavismo como corriente política.

Imagen

Hoy por hoy el Socialismo que se produce en Venezuela muestra bondades muy superiores a las formas de socialismo que habíamos conocido históricamente, tal es así que la Cuba Socialista queda como un real Sistema Totalitario ya dinástico sin ninguna trasparencia y con muchos problemas en la Defensa de los Derechos y Libertades ciudadanas que al compararlas con lo que existe en Venezuela deja mucho que desear, sin considerar los niveles de desabastecimiento y escasez en que vive la población cubana y la falta de atención a los sectores más necesitados y frágiles. A pesar de Raúl Castro haber Introducido la Contralia Gubernamental, para atender los graves casos de corrupción existentes en sus cuadros directivos, está pendiente una Defensoría del Pueblo que garantice en la isla los Derechos Civiles de los ciudadanos, como si bien existe en La República Bolivariana de Venezuela, donde aún los Poderes del Estado no están 100% bajo el mando del Presidente y donde existe un parlamento dividido en dos bandos: el Chavismo y la Oposición. Lo cual amortiza y regula el actuar del Gobierno y el Estado ya que siempre está en la mirilla ante la Opinión Pública nacional e internacional. ¿Dónde está el peligro? En que una de las partes Parlamentarias se haga completamente del Parlamento y las leyes e Instituciones se acomoden a la parte que quede en el Poder Absoluto. Eso podría ser desastroso para el ejercicio de la democracia en el país sudamericano, pero el empoderamiento ciudadano lo prohíbe.

En el caso de Cuba. Las reformas que está llevando a cabo Raúl Castro en ningún momento van encaminadas al ejercicio del Poder Real por parte del pueblo, el Monopolio Estatal Totalitario sigue siendo la máxima en la política económica que se pretende llevar a cabo en la Isla, ignorando de cierta forma la voluntad y los intereses de la población, aunque ellos digan que la consultan en miles de reuniones con los trabajadores y la militancia, al final no son la mayoría de los 11.2 MM de habitantes con que cuenta la Isla. La falta de una democracia real se hace presente y necesaria cada día más. En las formas de asociación que se persiguen en Cuba, siempre con capital foráneo y extranjero, no está presente el interés de inclusión popular, como si el país no fuera de los cubanos, y como en lugar de servidores, los dueños del Poder Totalitario merecieran ser los servidos.

Venezuela además de su principal financiador, pudiera ser una gran escuela para el régimen castrista en estos tiempos de globalización, sino fuera por ese terrible miedo a compartir el Poder que desde hace 53 años ostentan de forma anárquica y fraudulenta, donde el pueblo nunca ha podido ejercer su voto libre y democrático. El Gobierno de Raúl Castro tiene que renunciar a las estructuras anárquicas y partidistas sobre las que se basa hoy su Poder Totalitario y buscar nuevas formas democráticas e incluyentes, para lo cual Venezuela pudiera ser su mejor marco de referencia. No tomarlo en cuenta será un gran desastre para el pueblo cubano, en una cercana era postcastro. Pero ya sabemos por experiencias ajenas que los dictadores solo piensan en ellos y los suyos, en lo último que piensan al final de sus días es en el pueblo que tanto los soportó. Pero que los puede llevar a la muerte como en el caso reciente de Gadafi.

Los autoritarios y dictadores pasan, el pueblo y las secuelas históricas dejadas por estos quedan. Hay que seguir batallando en busca de la verdadera democracia incluyente y la Justicia Social, por una mayor Calidad de Vida y el progreso social e individual (Derecho, Propiedad, Familia, Trabajo, Patria) Nunca al revés, como lo han enseñado en Cuba. Patria sin trabajo, sin propiedad, sin derechos y sin familia. No es Patria.

About these ads